Nueve de cada diez españoles ha cambiado sus hábitos de compra para ahorrar

1390

El 86 % de los españoles, casi nueve de cada diez, ha cambiado sus hábitos de comprar para ahorrar por la crisis, según un estudio de la consultora Nielsen, que revela que la confianza de los consumidores retrocedió cuatro puntos en el tercer trimestre respecto al trimestre anterior, hasta los 48 puntos.

A nivel global, la confianza de los usuarios alcanzó los 92 puntos tras sumar cuatro unidades, según la misma fuente, que destaca que los consumidores españoles son los más pesimistas de todo el mundo.
El 96 % de los españoles consultados considera que el país está en recesión, frente a la media del 73 % en Europa, y el 82 % opina que España no saldrá de la crisis en los próximos doce meses, once puntos por encima del trimestre anterior.
El estudio añade que la confianza creció en 30 de los 58 países en los que se llevó a cabo, descendió en 19 y se mantuvo igual en siete.
La economía (42 %) y la estabilidad laboral (41 %) se mantiene como las mayores preocupaciones de los españoles para los próximos meses. Por detrás se sitúan el aumento de las facturas de luz y gas (24 %), el encarecimiento de la alimentación (17 %); la salud (16 %), las deudas (13 %) y la educación y bienestar de los hijos (11%).
Según la misma fuente, el 86 % de los españoles, 4 puntos más que en el segundo trimestre, reconoce que ha cambiado sus hábitos de compra respecto al año pasado para ahorrar en los gastos del hogar, frente a la media europea del 65 %.
A la hora de recortar, los españoles abogan principalmente por gastar menos en ocio fuera de casa (69 %), reducir las facturas de gas y electricidad (65 %) y telefonía (58 %), comprar menos ropa (56 %), o recortar el presupuesto de vacaciones (51 %).
También optan por comprar alimentos de marcas más baratas (48 %); usar el coche con menor frecuencia (48 %), demorar la adquisición de tecnología más moderna (37 %), disminuir las comidas por encargo (35 %), eliminar las vacaciones anuales (34 %) o fumar menos (28 %).
La consultora destaca que gran parte de los encuestados asegura que mantendrán estas medidas de ahorro cuando la situación económica mejore.
Por otra parte, el 85 % de los usuarios considera que no es buen momento para comprar aquello que desea o necesita y el 18 % asegura que no le queda dinero después de cubrir sus necesidades básicas.
Aquellos a los que les sobra algo de dinero, lo destinan a ocio (41 %), ahorrar (37 %), ropa (29 %), vacaciones (25 %), cancelar deudas (24 %) o realizar mejoras en casa (18 %), entre otras cuestiones.