Abhyanga yoga

2467

El masaje abhyanga-yoga o yoga ayurvédico es una forma totalmente diferente de trabajar el cuerpo desde la combinación de dos disciplinas milenarias: el ayurveda y el yoga.

Este masaje fue desarrollado en la India por Kusum Modak, quien aprendió el masaje tradicional ayurvédico de la mano de un Maestro local en Poona, el Sr. Limaye. Debido a unos problemas de salud comenzó a practicar yoga en el Ramasani Yyengar Yoga Institute. Cuando comprobó los efectos beneficiosos que el yoga le procuraba, decidió incorporar estiramientos basados en asanas de yoga en el masaje. Así, de manera autodidacta, comenzó a desarrollar este método y a transmitirlo a un grupo de alumnos, quienes a su vez lo difunden por todo el mundo.

Abhyanga-yoga constituye un enfoque novedoso en el trabajo corporal. Ha sido concebido para llegar a los niveles musculares más profundos permitiendo así deshacer las corazas corporales que se forman como consecuencia de emociones que no han sido liberadas y que se manifiestan a nivel físico en forma de contracturas, dolor y rigidez.

Es un masaje que tiene como objetivo la búsqueda de nuestro equilibrio natural a todos los niveles: físico, mental y emocional. Para ello, y a diferencia del masaje tradicional abhyanga que trata los desequilibrios de una manera específica atendiendo a la dosha (según el ayurveda, degeneración en la constitución básica del individuo) correspondiente, el masaje yoga-ayurvédico ofrece un trabajo corporal completo adecuado a todas las doshas, sin enfocarse en ningún punto o área del problema determinado, sino tratando al cuerpo como un todo, de una manera profunda, ordenada, segura y progresiva, que se ajusta a las condiciones y necesidades de cada receptor.

Este masaje se efectúa en el suelo, sobre una superficie como un futón o esterilla, aprovechando el masajista su propio peso para masajear y estirar el cuerpo del paciente. El uso de una hierba ayurvédica (polvo de cálamo) y del aceite de sésamo permiten estimular la circulación sanguínea y ayudan a eliminar toxinas. El polvo del cálamo se extrae de la raíz de la planta (Acorus Calamus), de la misma familia que el gengibre. Es un poderoso antiséptico que estimula la circulación de la sangre, desintoxica y limpia la piel. El aceite de sésamo es considerado en ayurveda uno de los aceites principales para la salud. Tiene multitud de beneficios terapéuticos, debido a su alto contenido en lecitina, lo que le hace muy recomendable para aliviar estados de cansancio, estrés y para incrementar la energía.

Es necesario que tanto masajista como paciente trabajen conjuntamente para que sea posible realizar los ajustes necesarios que permitan recuperar el patrón corporal y el equilibrio perdido. Por ello, durante el masaje, el masajista recuerda al paciente que sea consciente de su respiración y que, en la medida de lo posible, permanezca con los ojos abiertos. Es así como se obtiene un estado de consciencia que le permite observar los cambios que se vayan produciendo en su cuerpo.

De esta manera, tanto el receptor como el masajista son plenamente conscientes de lo que están haciendo y recibiendo, es un encuentro entre dos seres más que un mero acto mecánico. El masaje se convierte entonces en un acto meditativo, un estado que permite trabajar desde la intuición, ìescuchandoî las necesidades del cuerpo de la persona que recibe el masaje, con todos los sentidos presentes, en el aquí y en el ahora. Como dice la propia Kusum Modak: ¡para mí, y no creas que estoy exagerando, para mí este trabajo no es nada más que meditación!

Beneficios del masaje yoga ayurvédico

  • Equilibra el balance energético
  • Equilibra Vata, Pitta y Kapha
  • Mejora la movilidad y la flexibilidad
  • Mejora la respiración
  • Mejora la circulación
  • Mejora la postura
  • Incrementa la fuerza y la resistencia
  • Reduce el estrés, la ansiedad y la tensión
  • Ayuda a conciliar el sueño
  • Mejora el estado de salud y bienestar.

A pesar de que este masaje es no invasivo, relajante y natural y se puede considerar un tratamiento seguro para la mayoría de la gente, está contraindicado totalmente en casos de fiebre, enfermedades infecciosas, cuando el receptor está bajo la influencia de drogas o alcohol, cuando ha habido una intervención quirúrgica reciente, neuritis (inflamación de uno o varios nervios) o enfermedades de la piel. Tampoco deben masajearse áreas afectadas por venas varicosas, bultos no diagnosticados, embarazo, heridas, quemaduras del sol, dolor no diagnosticado, inflamación o cardenales.

Por último, el masaje sólo podrá efectuarse con permiso médico en caso de enfermedades cardio-vasculares (trombosis, flebitis, hipertensión, etc.), edemas, osteoporosis, cáncer, enfermedades nerviosas, problemas cardíacos (angina, marcapasos), epilepsia y diabetes.

Masaje yoga-ayurvédico, abhyanga-yoga o Kusum Modak, cualquiera de estas denominaciones definen uno de los masajes más completos que existen, un equilibrio perfecto entre la sabiduría ancestral de la medicina ayurveda y los conocimientos milenarios del yoga, ahora al alcance de todos nosotros.

Luis Olmedo
esferadesanacion@gmail.com