Hidroterapia de colon

2488

Proporciona una manera cómoda y relajante de liberar el cuerpo de toxinas, prevenir enfermedades y mantener el colon saludable y limpio.

La hidroterapia del colon es una terapia que tiene como finalidad la limpieza completa del colon, utilizando agua previamente filtrada y purificada. Este lavado de agua es realizado gracias a unos equipos modernos y seguros con la ayuda de una cánula desechable especial para entrada y salida de agua. Tiene dos circuitos que permiten la entrada del agua pura y la salida del agua cargada de residuos por el recto sin necesidad de que el paciente se mueva de la camilla.

El agua circula sucesivamente en el recto, sigmoideo, colon descendente, colon transverso, colon ascendente y ciego, sin penetrar en el intestino delgado protegido contra todo reflujo por la válvula ileocecal.
El agua ablanda las materias duras así como los restos y células muertas que puedan estar alojadas en los pliegues intestinales o incrustadas en sus paredes, evacuándolos sin esfuerzo ni dolor alguno. Así, la irrigación elimina los residuos estancados a veces durante años, al igual que las mucosidades, fermentaciones, etc., que trastornan nuestro organismo.

Esta medida de higiene permite recobrar el diámetro original y la motricidad normal del colon. La hidroterapia del colon permite una purificación interior que restablece el tono y la energía vital. Es una de las formas más antiguas de curación natural.

Una de las dolencias que se corrigen con la hidroterapia del colon es el estreñimiento. El colon es el último eslabón de la cadena digestiva y es la última etapa donde la comida es convertida en energía. Los depósitos de este proceso metabólico se acumulan ahí y son eliminados por nuestro cuerpo. Actualmente nuestros hábitos alimenticios sobrecargan cada vez más nuestro colon causando una acumulación de tóxicos en sus paredes. Esto produce una reducción de la energía a nivel general produciendo diversas enfermedades.
A través de la hidroterapia de colon y utilizando una suave infusión de agua filtrada, el colon es liberado de los viejos y resistentes depósitos que liberan toxinas e impiden la absorción de las sustancias beneficiosas.
Gracias a la temperatura del agua y a la acción desinfectante del ozono, el colon se «espabila». El sistema inmune que está localizado casi el 80% en el colon, es reavivado y activado. Las fuerzas naturales sanadoras del cuerpo se estimulan a través de este proceso.

Un colon sano es esencial para un cuerpo sano. Dietas convencionales de hoy, comidas refinadas y procesadas, altas en grasas saturadas y bajas en fibra natural son el principio para producir perturbaciones intestinales y estreñimiento.

La hidroterapia del colon evacua de manera efectiva el material fecal estancado en el colon, previene la acumulación de bacterias tóxicas en el hígado y otros órganos vitales. Además, el tratamiento elimina gases, mucosidades, parásitos, cándidas y detritus de las células facilitando así la absorción y mejorando la nutrición.

Bastan tres o cuatro sesiones de 40 minutos para notar ya una mejoría general: la digestión se hace más ligera, se tienen menos gases, se eliminan mejor los líquidos evitando su retención y tanto los riñones como el hígado mejoran su función desintoxicadora, los dolores de cabeza y de espalda desaparecen, muchas veces de forma inmediata, además, la piel presenta tras el tratamiento mejor aspecto y se pierde volumen corporal. La hidroterapia del colon también alivia alergias, molestias digestivas, irritaciones pancreáticas, hepatitis, cólicos biliares y problemas de vejiga. Ayuda a la expulsión de sustancias tóxicas y fecales de nuestro cuerpo. Limpia la sangre. Refuerza el sistema inmunológico. Ayuda a restaurar el balance ph de nuestro cuerpo.
Se trata de un sistema completamente inocuo y exento de efectos secundarios que sería bueno plantearse como higiene y prevención para mantener una buena salud.

Las principales funciones del colon son la absorción de agua y minerales y la formación y eliminación de las heces. La alimentación actual tiene muy poca fibra y está llena de alimentos procesados, grasa y azucares, todo lo cual contribuye a dar problemas intestinales.

La eliminación de los materiales no digeridos y de productos de desecho es tan importante como la digestión y asimilación de los alimentos. El material de desecho que no se evacua adecuadamente se descompone y aumenta la concentración de bacterias patógenas y de toxinas en los diferentes segmentos del colon.

En condiciones normales, existen ahí más bacterias beneficiosas que dañinas, pero si el colon trabaja con lentitud y si hay en él mucha putrefacción, se reproducen en mayor grado las bacterias perjudiciales, aumentando la cantidad de toxinas que se pueden absorber hacia la sangre e incrementando el riesgo de enfermedad en diferentes partes del cuerpo.

Para preparar una sesión de hidroterapia se debe beber entre 6 y 8 vasos de agua durante el día que ayudará también en el proceso de limpieza. En el día de la sesión, comer ligero, fundamentalmente verduras, frutas y granos. No comer las dos horas previas a su sesión.

Los mejores beneficios de la hidroterapia del colon se obtienen cuando van acompañados con una ingesta adecuada de nutrientes y líquidos además de ejercicio físico. La tecnología actual permite que esta terapia sea higiénica y sin ningún tipo de riesgo para el paciente.Los equipos están dotados normalmente, de unos sensores de temperatura, presión, caudal y tienen un sistema de limpieza y purificación que desinfecta a fondo la máquina después de cada sesión.