Tomar Consciencia

517

Tomar Consciencia

Hace muy poquito hice La Conexión® a una señora a la cual su hijo no le hablaba desde hacía tres años, ni la llamaba, ni la iba a visitar, ni siquiera había contestado a un buro fax que ella le mandó. La señora estaba apenada y no comprendía el porqué de este comportamiento de su hijo hacia ella.

La conexión, procura una sanación del ser y del alma.

Inmediatamente le pedí que me contara su historia, como había sido engendrado aquel niño, cómo lo había vivido ella, en fin, detalles que parecen no tener importancia y que sin duda alguna son los más importantes para luego el desarrollo del bebé y su crecimiento en este mundo.

La mujer tenía ya una hija, muy deseada y esperada. Sin embargo de su hijo se quedó embarazada en una violación, no demasiado violenta, dado que ni siquiera le dio tiempo a reaccionar y además el energúmeno estaba tan desesperado que tuvo una eyaculación precoz y de esta vez, la dejó embarazada. No entraré en detalles de la situación familiar y personal que vivía esta señora, pero sí que diré que ésta, obviamente no deseaba a aquel bebé, y que se pasó todo el embarazo pensando en donarlo en adopción, en cuanto naciera. Fue una gran carga para ella y un gran estorbo. En ningún momento sintió amor hacia aquel embarazo, ni tampoco sintió alegría ni felicidad hacia aquel ser que iba traer al mundo, sino más bien todo lo contrario. Cuando nació, no tuvo valor de abandonarlo y se lo quedó, con muchas dificultades de todo tipo y sin ningún tipo de amor hacia él, porque más bien era una sobrecarga que la hizo sufrir mucho y descompensar su vida.

Así pues, ahí estaba la respuesta del porqué su hijo ahora, con más de cuarenta años había decidido no volver a verla, ni a saber de ella.

Estas son las consecuencias de los actos cometidos en el pasado y que no tenemos ni idea (a veces) de cómo afectan en el inconsciente de una persona.

Un bebé no deseado, tarde o temprano, a la edad que sea de su vida, sentirá, aflorará esa información desde su subconsciente, desde sus memorias celulares y se hará consciente visible una información que es inútil que se esconda porque tarde o temprano se sabrá.

La verdad sale a la luz.

Explicar lo sucedido, pedir perdón y aceptar los errores cometidos ya es un gran paso para empezar a sanar el alma. Sin embargo, a veces el proceso no es tan rápido como pudiéramos desear.

A nivel transgeneracional, seguramente este caso venga de ancestros, de generaciones atrás que se haya vivido algo parecido y que se siga arrastrando el mismo problema. Por ello, es imprescindible tomar consciencia de todo ello y ponerse a trabajar en uno mismo, sobretodo para poder atravesar por la situación con la máxima serenidad, aceptación y disolviendo ese dolor causado al alma que a veces resulta tan difícil de enfrentar y de procesar.

No es el primer caso que he tenido como éste y seguramente no sea el último. Claro está. Esto es el pan de cada día. Sin embargo, si lo vivimos de manera natural, como algo que ha sucedido, como algo que se puede cambiar y trasformar podremos avanzar más rápido, sobretodo para que nuestra conciencia descanse y podamos sentirnos más en paz con nosotros mismos.

La conexión, procura una sanación del ser y del alma. Conectar con el origen de tu origen te permite disolver esa información, te permite sintonizar con las nuevas energías superiores del Campo, del Punto Cero, donde ensamblamos en una nueva dimensión cuántica donde se halla nuestra mente, nuestra información, nuestro Ser más Divino y elevado, en esa dimensión las energías son superiores, taquiónicas, 27 veces más veloces que la luz y permiten disolver cualquier información insana y negativa que puedas estar arrastrando desde que naciste, en tu programación.  Tu visión interior se aclara y te llega tu verdad. Es cierto que la verdad es dolorosa a veces, pero es preferible saber la verdad a vivir engañados o inconscientes de lo que sucede en nuestra vida. Cuando reconocemos nuestra verdad, siempre tenemos la opción de cambiarla.

Cuando reconocemos nuestra verdad, siempre tenemos la opción de cambiarla.

Desde esa nueva frecuencias elevada de información-energía-luz a la que llegamos con La Conexión y con la Activación del Ser, permitimos que se esclarezca nuestro pasado-presente-futuro, permitimos que afloren a nuestra vida esas memorias ancestrales para liberarlas y sanarlas de una vez. Si nos está sucediendo esto en nuestra vida es precisamente para eso. Por fin tenemos la oportunidad de romper con esas cadenas del pasado, tomar consciencia, armarse de valor y tomar la gran decisión de sanar de raíz para no volver a repetirlo más en siguientes vidas. Y además, no estaremos solamente sanando nuestra alma, nuestro ser, nuestra vida, sino que estamos procurando a las nuevas generación la oportunidad de no tener que pasar más por esta situación.

Al limpiar esas memorias de energías densas y de información incrustada que no nos deja avanzar ni evolucionar, lo que conseguimos es poder empezar a crear una nueva historia para nosotros. Una nueva vida, desde nuestras premisas y desde nuestra perspectiva más elevada, que será a donde hayamos llegado y hayamos decidido alcanzar. Al ponerse en marcha una serie de enlaces, correcciones, conexiones, y activaciones, de nuestros filamentos invisibles que conectan directamente con nuestra información completa y total en esa dimensión del punto cero, pronto nuestros caminos empiezan a reconducirse y a dirigirse en la correcta dirección, para que podamos dejar nuestro karma atrás (ya sea familiar, laboral, etc.) y podamos empezar a vivir nuestro verdadero destino y nuestro autentico propósito de vida más elevado.

tomarconsicenciaSi no te gusta la vida que tienes ahora: cámbiala. Analiza y reflexiona bien acerca de tu experiencia de vida hasta ahora. Piensa que quizá lo que estés viviendo es información pasada e inculcada en tu programación natal y que eso, te aseguro puede ser modificado. Además, no es necesario irte muy para atrás. No es necesario ni siquiera volver a revivir ese tormento. No hay que irse a ningún lado para adquirir consciencia, conocimiento y claridad, porque al conectarte o activarte ya estás sintonizando unas nuevas energías y una nueva dimensión que te permite disolver toda esa información que quieres modificar y cambiar en ti, en tus memorias, en tus genes.

Enfadarte, sentir rencor, rabia, resentimiento hacia todo lo que has “heredado” de tus ancestros no te servirá de nada y además esa baja vibración de emocionalidad insana, te hará enfermar. Usa tu inteligencia emocional y con mucho amor hacia ti mismo, toma la gran decisión de dejar todo ese pasado atrás, donde está. Cuando vives a nivel cuántico no existe la dualidad, no existe el problema, no existe el tiempo ni el espacio y desde ahí tienes la gran oportunidad de renacer, de reconducir tu vida, de corregir todo aquello que desees, sin necesidad de retroceder en tu vida, ni de irte para atrás. Sencillamente porque cuando conectas con esa información de ti, ya está empezando a resolver y todo se está empezando a sanar. Es cuestión de tiempo y de actitud por tu parte.

Nos situamos en un espacio de no-tiempo donde solo existe el ahora y el ahora te da la claridad de tu ser multidimensional, de todos tus “yo” de vidas pasadas-presentes-futuras y desde ahí tienes la opción de elegir el nuevo camino a seguir, la nueva actitud y la nueva predisposición para resolver, disolver, liberar y sanar.

Cada vez estas nuevas frecuencias están más y más instaladas en nosotros, integrarlas y comprenderlas es cuestión de nosotros mismos y de abrirnos a esta gran verdad universal.

Vivimos nuevos tiempos, nuevas energías, nueva conciencia, nuevos avances, nuevos descubrimientos

Esta es nuestra gran y verdadera herencia. La herencia de nuestra divinidad, de nuestro poder para crear, de nuestra inteligencia divina que nos permite tomar nuestras propias decisiones de hacer y deshacer. De modificar nuestros genes, porque poseemos todos un gran poder mental que únicamente es necesario que empecemos a utilizarlo de manera sana, constructiva y amorosa para con nosotros mismos y para con la humanidad.

Nuestra gran herencia no tiene porqué ser todo cuanto nos han grabado en nuestro ADN nuestros progenitores. Somos capaces y poderosos como para modificar esa información de nuestro ADN y decidir qué es lo que me quedo de ellos y qué es lo que no. Por que somos únicos y especiales y tenemos ese don, el de cambiar, modificar y programar nueva información en nuestro ADN y en nuestras células. No hay más que irse a buscar información científica que corrobore todo esto. Y no hay más que empezar a ponerlo en marcha y experimentarlo para poder confirmar en nosotros mismos que esto es una gran verdad.

Somos muchos los que hablamos de lo mismo y cada uno tenemos nuestras propias herramientas para procurar esta ayuda, esta guía y este avance a la humanidad. Es tan fácil como abrirse a ello, abrirse a los nuevos descubrimientos científicos que confirman todo lo que experimentamos a otros niveles más sutiles y a nivel más espiritual, pero que, ahí está.

Vivimos nuevos tiempos, nuevas energías, nueva conciencia, nuevos avances, nuevos descubrimientos. Una gran experiencia evolutiva cuántica en la vida de la especie humana.

Tomar consciencia de que somos conciencia pura, divina, infinita, te hará sentir más en paz. Y en parte, creo que de eso se trata, de pasar por esta vida viviendo esta experiencia humana desde la paz interior y la serenidad. Con el conocimiento y la sabiduría de que somos unidad, de que todo lo que sucede “es” y de que no hay que irse muy lejos para iluminarse y poder ver con claridad.

Conectar con el origen de tu origen te permite disolver esa información, te permite sintonizar con las nuevas energías superiores del Campo, del Punto Cero

Un abrazo de Luz y Amor en la Energía de La Nueva Conciencia
cuatro-libros-Montse-Fernandez
Montserrat Fernández Romera
La Conexión® y  A.S. Activación del Ser
Coach de la Nueva Conciencia
Experta en Gestión Emocional
Creadora-Comunicadora-Divulgadora-Autora-Maestra-Facilitadora-Formadora

www.lacreadora.es · www.activaciondelser.com

slider-octubre-2015-33Libros:La Creadora, El Mundo que Yo Creo y Creando Unidad”, La Conexión®” de Natural Ediciones