La hiperhidrosis o escape del Qi. ¿Es posible tratarla con MTC?

9094

Hiperhidrosis o el exceso de sudoración está relacionado en Medicina Tradicional China con los cambios de energía llamada Qi y su relación con los órganos como el corazón, pulmones, el riñón o el bazo.

Hace unos días todos veíamos en la TV que para la Medicina Alopática no hay solución definitiva sobre La hiperhidrosis primaria, ya que considera que es una activación de las glándulas sudoríparas que se muestran bastante activas y descontroladas sin la mínima posibilidad de encontrar la causa a un padecimiento que parece darse en familias completas y que ya se estima que el 3% de la población en España la padece y provoca una verdadera afección social y psicológica, a pesar de que se crean tratamientos diferentes, como son los antitranspirantes con solución de cloruro de aluminio (hexahidratado) o la iontoforesis, procedimiento aprobado por la FDA que utiliza electricidad para cerrar temporalmente la glándula sudorípara o medicamentos anticolinérgicos, como el glucopirrolato (Robinul, Robinul-Forte), que ayudan a prevenir la estimulación de las glándulas sudoríparas y son efectivos solo en algunos pacientes, estos medicamentos no han resuelto los posibles efectos secundarios como son, entre otros:, boca seca, el mareo, problemas con la micción, la intoxicación hepática, etc., y por último intento de remediar esto, se anunciaban la creación de unos calcetines para evitar el olor por famosa hiperhidrosis, es decir hasta ahora solo se intenta suprimir o tapar el síntoma sin definir una terapéutica en las posibles las causas, ni dar soluciones reales a las mismas, y lo peor es que detrás de ello existe lamentable tabú social y psicológico sobre los que la padecen y nadie quiere hablar de ello.

Pues bien, me puse a investigar, he intentar buscar diagnósticos para dar posibles soluciones causales según los conceptos de la MTC (Medicina Tradicional China) y para ayudar a encofrar otra forma de ver un futuro tratamiento a esta incómoda enfermedad, pero teniendo en cuenta siempre una óptica menos invasora, más natural y complementaria, decidí explicar básicamente como sería visto el problema en la MTC y cuáles son sus posibilidades terapéuticas.

Hiperhidrosis o el exceso de sudoración está relacionado en MTC con los cambios de energía llamada Qi y su relación con los órganos como el corazón, pulmones, el riñón o el bazo.

Según esta antigua medicina, La hiperhidrosis sería diagnosticada en términos orientales como un «escape del Qi», y para entender esto mejor lo explicaremos por la función que en MTC se conciben los órganos, por ejemplo el bazo, que es el órgano encargado de controlar y hacer que circulen los líquidos en el organismo, regulando la humedad o el agua del cuerpo, por otra parte en el corazón impulsa tanto la sangre como los fluidos corporales que tienen un origen común, y pueden intercambiarse entre sí y en este caso el sudor es uno de los fluidos que según la MTC podría controlarse a través de éste, ya que provienen del espacio entre la piel y los músculos y cuando la sangre es demasiado espesa, los líquidos orgánicos entran en los vasos sanguíneos y la hacen más fluida, lo que determinaría por ejemplo el grado de fluidez del mismo sudor, también se considera en el diagnóstico de la MTC el riñón como elemento agua, ya que cuando entra en desequilibrio por la propia insuficiencia del bazo, no es capaz de controlarlo y que en muchos de estos casos está presente como papel determinante en esta dolencia, también está el pulmón el cual regula y controla la piel o el sistema superficial que interviene como termoregulador.

Por ello pensar en una posible solución para la hiperhidrosis en MTC sería empezar por hacer un diagnóstico oriental correcto y determinar cómo, cuál y porqué se da el desequilibrio en estos órganos, pongamos un ejemplo clínico real atendido en consulta en el cual obtuvimos progresos positivos en pocas sesiones de MTC: al paciente se le determinó un desequilibrio del bazo, esta deficiencia se relacionaría específicamente con la no generación del Qi del pulmón, este último no tiene la energía suficiente para cerrar los poros, lo que provocaba un exceso de sudoración, como pérdida o escape de líquidos orgánicos, ya que el elemento representado por el bazo (tierra) no nutre ni genera al pulmón (elemento metal) y de aquí el porqué justificar la terapia de la MTC de tonificar al bazo para resolver esta dolencia ya que a la vez regeneraba al pulmón (elemeto metal), controla al riñón (elemto agua), y la sudoración desaparecería en unos pocos días.

Debo decir que en otros casos, no debemos olvidar la función del «San Jiao», término de la MTC que sería mas o menos traducido como el sistema linfático, que controla el paso de las aguas en el organismo y que actúa especialmente en la sudoración.

Hay que saber que en China entre los métodos terapéuticos la MTC propone la acupuntura y la poderosa fitoterapia, la cual es utilizada hace miles de años y es ampliamente conocida para tratamientos de esta patología.

Lamentablemente hay muchas fórmulas herbarias desconocidas en occidente que bien podrían ayudar, como son por ejemplo la famosa fórmula magistral «Gui Pi Tang», que restaura el bazo y obtiene excelentes resultados en muchos de estos trastornos, la cual se elaboran a partir de una combinación de plantas naturales según su sabor, naturaleza y dirección.

Por ello debemos abrir nuestro campo de conocimiento a la milenaria Medicina Tradicional China que puede tener soluciones a muchas dolencias desconocidas que afectan a muchas personas de occidente, pero ante cualquier terapia el desequilibrio energético siempre debe ser diagnosticado por la MTC.

Roberto Carlos Solís Carini