Contaminación electromagnética de alta frecuencia, ¿sabes protegerte?

2591

Contaminación electromagnética de alta frecuencia

Desde el último tercio del pasado siglo XX la tecnología de telecomunicaciones ha evolucionado aportándonos una serie de elementos que tienen una utilidad indiscutible como son la telefonía móvil GSM, UMTS, Wifi, Wimax, Bluetooth, etc.

Hoy día es imposible pensar en prescindir de esta tecnología que está tan presente en nuestra vida diaria, ¿pero debemos tener alguna precaución?, ¿puede afectarnos a la salud su uso o el estar inmersos en campos electromagnéticos (CEM) de alta frecuencia como los generados por estas fuentes artificiales?
Las respuestas a estas preguntas provocan una profunda controversia, hay estudios a favor, estudios en contra, intereses económicos involucrados de forma indiscutible, etc. ¿Pero a quién creemos? Resulta evidente un hecho, la exposición a este tipo CEM es relativamente reciente y por lo tanto evaluar el efecto sobre la salud es un resultado que se obtendrá a más largo plazo. El estar literalmente rodeados de altas frecuencias es algo que el organismo humano está «soportando» de manera cada vez más acentuada.
¿Debemos hacer algo o esperar a que esté definida la inocuidad de este tipo de radiación de alta frecuencia? La respuesta es clara: sí debemos hacer algo, empleando un término médico, tenemos que realizar una profilaxis personal, familiar, laboral y esa profilaxis no es otra que atenernos al denominado Principio de Precaución.

El Principio de Precaución es un concepto que aconseja la adopción de medidas protectoras ante las sospechas fundadas de que ciertos productos o tecnologías crean un riesgo grave para la salud pública o el medio ambiente, pero sin que se cuente todavía con una prueba científica definitiva de tal riesgo. La evidencia de que hay personas que sufren sensibilidad electroquímica múltiple ya es bastante como para mínimo sospechar que hay una interacción entre el organismo humano y la CEM.
El objetivo de este artículo no es generar una polémica que por otra parte ya está establecida en la sociedad, sino aportar el conocimiento de algunas medidas de autoprotección que pueden ser útiles de implementar en nuestra vida diaria.

contaminacion-energetica-alta-frecuencia3

Teléfonos móviles

  • Hacer uso del mismo el tiempo imprescindible. Para conversaciones mas largas utilizar los tradicionales teléfonos cableados.
  • Utilizar un manos libres para separar el teléfono del cuerpo, en particular de la cabeza.
  • Consultar a la hora de cambiar de móvil el S.A.R. (Specific Absorption Rate) o la Tasa de Absorción Específica que tiene. El S.A.R. es la unidad de medida de la cantidad de energía de radiofrecuencia absorbida por el organismo al emplear un teléfono celular y varía de un móvil a otro. Hay numerosas web donde puede consultarse esta información: http://mmfai.info
  • Evitar que los niños menores de 15 años utilicen el móvil o lo lleven encima. Su organismo está en formación y son los más susceptibles a este tipo de contaminación.
  • Las embarazadas deben alejar el móvil de la zona abdominal, en caso de llevar colgado el móvil hacerlo en una funda apantallante.
  • Utilizar fundas con tejido de plata para apantallar mientras no se está utilizando el terminal.
    No colocar el móvil encendido en el dormitorio cerca de la cabeza, en la mesilla de noche por ejemplo. Si se desea utilizar como despertador la mayoría se pueden apagar y se conectan automáticamente al llegar la hora programada.
  • Desconectar el Bluetooth cuando no sea imprescindible, evitando también los auriculares con esta tecnología (2,5GHz).
  • Evitar usar el móvil en el coche, autobús, tren o en cualquier estructura metálica ya se va a comportar como una pseudojaula de Faraday y va a provocar que el móvil, para tener cobertura, emita a la máxima potencia. Esto es válido para cualquier zona donde haya una cobertura pobre.
  • Las personas con implantes metálicos no deben abusar del móvil por la inducción que se produce en este tipo de materiales.

contaminacion-energetica-alta-frecuencia2

Teléfonos inalámbricos

  • Teléfonos inalámbricos (DECT): Estos teléfonos son una fuente constante de generación de contaminación de alta frecuencia. La mayoría transmiten constantemente dia y noche y su nivel de radiación es a veces mayor que cualquier radiocontaminante exterior. Se aconseja sustituirlos por teléfonos con cable o en último caso por DECT ECO que no emiten cuando están en STAND BY. Igualmente se aconseja no colocarlos en el dormitorio. Hay estudios que asocian una bajada en los niveles de producción de melatonina (hormona encargada de la regulación del sueño) en la glándula pineal, debido a la sensibilidad de dicha glándula a la radiación electromagnética.
  • Aparatos inalámbricos vigila bebés: Funcionan del mismo modo que un DECT, con el agravante que lo colocamos cerca de la cuna del bebe. Debemos evitar su uso.
  • Router WIFI: Es preferible usar la conexión a Internet por cable en vez de utilizar la tan extendida red WIFI. Como mínimo se recomienda apagar el WIFI (la mayoría de los routers llevan un pulsador para activarlo o desactivarlo) por la noche.
  • Ordenadores portátiles: Evitar colocarlos sobre las piernas durante mucho tiempo, sobre todo con el WIFI activado.
  • Hornos microondas: El elemento generador de microondas (magnetrón) funciona a una frecuencia similar a los DECT, WIFI o Bluetooth, 2,5 Ghz. Para minimizar la exposición a esta importante fuente de radiación se aconseja alejarse por los menos 1,5 mts. del mismo cuando este en funcionamiento, los niveles van en función de la estanqueidad de la puerta y otros factores técnicos que pueden motivar fugas. Evitar estar mirando por la puerta mientras está en funcionamiento, el microondas no es un televisor.

contaminacion-energetica-alta-frecuencia5

Hasta aquí hemos relacionado algunas medidas a adoptar para minimizar la exposición a CEM de alta frecuencia generada de modo interno en la vivienda, pero también debemos contemplar cuando ésta nos llega del exterior. Una observación del entorno nos puede dar una ligera idea de si tenemos más o menos antenas repetidoras de telefonía, y aún así desconoceremos los niveles que nos llegan, por lo que para hacer una determinación deberemos recurrir a mediciones que ya solo puede hacer un profesional con los equipos adecuados.

También y debido a que las paredes son, -a efectos de radiación de alta frecuencia- transparentes, se puede dar el caso en viviendas contiguas en las que coincidan las paredes de los dormitorios, y por ejemplo nuestro vecino tenga en la mesilla, móviles o sobre todo teléfonos inalámbricos DECT, con lo que su campo de acción entraría en nuestro entorno.

contaminacion-energetica-alta-frecuencia4
Para disminuir o eliminar estas radiaciones externas habría que recurrir primero a realizar mediciones, pues puede ocurrir que los niveles sean aceptables y si no hay una persona que sea especialmente sensible o esté dentro de los que deben tener mas precaución, como niños o embarazadas, puede que no haya que realizar ninguna acción. En el caso de querer reducir este tipo de radiación hay elementos suficientes en el mercado para realizar un apantallamiento de la zona como pinturas de grafito, cortinas y tejidos apantallantes.
Como resumen hay que reseñar que no se trata de crear ningún tipo de psicosis ni de demonizar estas tecnologías que tienen una utilidad en nuestra vida diaria muy importante, pero si de establecer algunas medidas de autoprotección que disminuyan la exposición a los campos electromagnéticos de alta frecuencia. En algo en lo que todos probablemente estén de acuerdo, es que el esfuerzo es insignificante y por si acaso más vale prevenir.

Antonio Pérez Martínez
Técnico de Telecomunicaciones. Naturópata-Acupuntor
www.anairamfarma.es