La conciencia ecológica no para de crecer

631

El sector ecológico o “bio” ha demostrado su dinamismo y resiliencia en la feria Biocultura Barcelona a pesar de seguir todavía en un escenario de pandemia e incertidumbre.

Biocultura Barcelona, en una edición con expectativas optimistas pero complejas en la realidad por circunstancias adversas (calor, repunte del virus, época de vacaciones, crisis económica), el público ha seguido fiel a la convocatoria para conocer las novedades de la feria Biocultura Barcelona de productos ecológicos y consumo consciente en su 27ª edición del 8 al 11 de julio. En esta ocasión participaron 250 expositores y hubo más de 400 actividades, de las cuales 140 fueron presenciales.

Dadas las restricciones de aforo por la situación sanitaria, la asistencia fue inferior con 14.000 visitantes frente a la edición anterior de 2019 con unos 74.000. El año pasado no se pudo celebrar debido al confinamiento. Aun así, según la organización, los expositores mostraron satisfacción en líneas generales por cómo ha ido la feria. Así lo corroboró Raquel Maideu, responsable de marketing y comunicación de la empresa expositora EMLIFE “Estamos contentos con el balance final de la feria que ha sido positivo, pese a que la asistencia ha sido más reducida que otros años, debido al covid y al cambio de fechas”. En su stand notaron el interés del público en una de las tendencias actuales del mercado como son los probióticos.

Como fabricantes de probióticos líquidos ecológicos Maideu considera que “Es verdad que los probióticos están de moda, pero esto es claramente debido a que funcionan y a que la gente cada vez tiene más conciencia de la importancia de tener una microbiota sana. En nuestro caso, además de ser ecológicos y contener cero tóxicos, la principal ventaja es el hecho de ser líquidos”. Añade que también el estilo y el ritmo de vida actual afectan a aspectos de la salud (síntomas del estrés, ansiedad, problemas intestinales por alimentación procesada, etc.) que pueden resolverse de forma natural con probióticos.

En el mismo sentido, para otro de los participantes, Alex Rosales, de la plataforma de crecimiento personal y bienestar Erescambio.com, que exponía por primera vez, el balance “ha sido muy positivo porque entiendo las dificultades de la organización con el problema de la pandemia para llevar a cabo la feria”.

Por sectores, la mayor presencia fue de la agricultura y alimentación ecológica con un 41,06%. a continuación, la cosmética eco-natural certificada con un 13,41%, en tercer lugar la casa sana, 11,79% y después bienestar y salud, 10,60%, moda sostenible, 10,57%, ecoestilo de vida 8,13% y ecoFoodTrucks con un 4,47%.

Según la directora del salón Angeles Parra, “es obvio que la pandemia ha acelerado las ganas de romper muchos hábitos que se habían convertido como en quistes y que estaban completamente obsoletos. Ahora ya nadie se asusta cuando oye hablar de veganismo, de combucha, de probióticos, de fermentados, de algas, de setas… o, simplemente, de cocinar normal, pero en ecológico, que es lo que hacemos en mi casa, con una tendencia claramente ovolacteovegetariana. Nuestro planeta está al borde de una gran crisis ecológica por el calentamiento global y la caída de la biodiversidad. Nosotros podemos, a través de nuestros hábitos diarios, contribuir a la regeneración y no sumarnos a la destrucción”.

Crecimiento del consumo de alimentos ecológicos

En el año 2020 el mercado orgánico, también denominado bio o ecológico, facturó a nivel mundial 106.000 millones de euros y el europeo, 45.000 millones de euros. España ya supera los 2.133 millones de euros.

El consumo de alimentos ecológicos ha crecido un 17% en nuestro país mientras que el gasto per cápita ha superado los 46,5 euros por persona al año según se desprende del Informe Anual de la Producción Ecológica en España de Ecovalia.

Dicho informe detalla que el covid-19 ha impulsado el crecimiento de los productos ecológicos y en el primer semestre de 2020 la facturación creció un 35%. Asimismo, el 68% de los consumidores ecológicos compran estos productos porque son saludables y ayudan a prevenir enfermedades.

Según los especialistas, ya no es un nicho de mercado para un público minoritario. Un estudio realizado por AECOC Shopperview muestra que el consumo de productos ecológicos ha traspasado el nicho de mercado para avanzar muy rápidamente hacia el mundo mainstream, una tendencia cuya proyección futura es que aumentará alrededor de un 20% de forma continuada, ya que el 45 % de los encuestados en dicho estudio ha declarado que aumentará su compra el próximo año.”

Ciudadanos más conscientes

Como balance final, para Angeles Parra, “Lo que tenemos muy claro es que, con pandemia o sin pandemia, mucha gente ha despertado. Cada vez más ciudadanos tienen en la alimentación la clave hacia un mundo más sostenible, sano, sabroso, bello y justo. Y los subsectores afines, como la cosmética certificada o el textil sostenible, están a punto de explosionar.” Sin duda, el sector “bio” está cada vez ganando más terreno y aceptación social.

Nuria Langreo
https://bit.ly/3rlmDBh