La espalda y su función

2167

La espalda es el sustento de nuestro cuerpo y por tanto, en cierto modo, de nuestra vida.

  • Cumple tres funciones fisicas básicas:
  • Protege la médula espinal con su envoltura de huesos, gracias a la especial forma de las vertebras que la sustentan dentro de sus orificios.
  • Sostiene el cuerpo gracias a la resistencia de sus huesos y a la potencia de sus músculos, y permite el movimiento flexible gracias a los discos intervertebrales.

la espalda y su funcion2Contribuye a mantener estable el centro de gravedad, tanto en reposo, como en movimiento.

Por todo ello debemos tener especial cuidado con esta zona del cuerpo, manteniendo una adecuada higiene postural, controlando nuestro propio peso, haciendo ejercicio (sobre todo simétrico), ejercitando la musculatura manteniéndola potente, equilibrada y bien coordinada para mejorar el funcionamiento y la estabilidad de la columna. Otras zonas del cuerpo contribuyen también activamente en la descarga de la espalda; como el tórax o el abdomen que participan activamente en los esfuerzos musculares. Y no podemos olvidar, reservar unos minutos diarios para el estiramiento, que contribuyen a rebajar tensiones musculares del cuerpo.

Hay estudios que demuestran que el 90% de la población mundial padece o padecerá dolores de espalda alguna vez a lo largo de su vida; a menudo tratamos de resolverlos sin éxito y el dolor persiste, pero el dolor debe interpretarse como un aliado del organismo, que nos avisa de que algo anda mal y hay veces que sólo con los tratamientos mecánicos no basta y debemos buscar su verdadera causa, ya que nuestra espalda es la carga de muchas emociones. Una espalda flexible pero fuerte indica flexibilidad y apertura mental, frente a las rigideces dorsales que significan orgullo, poder y negacion a ceder.

La espalda, es el lugar que me protege si me siento impotente frente a una persona o una situación (doy la espalda) en caso de necesidad.

Si el «peso» es excesivo, si carezco de «respaldo» o si no me siento bastante «respaldado» bien sea afectiva o monetariamente, etc., mi espalda reaccionará en consecuencia y ciertos dolores se manifestarán en ella. Dicen que es en la espalda, donde se acumulan las emociones o experiencias que causaron dolor o pena y se van quedando en «la mochila», creyendo que han desaparecido, provocando así dolores y sobrecarga dorsal.

Poco importa el motivo, un dolor de espalda indica que quiero salvarme de algo, dejándolo «detrás»

En el cerebro hay una zona donde se percibe el esquema corporal y la situación espacial que interactúa con las emociones y pensamientos, por ello cuando se afecta a la musculatura cervical, es probable que haya un problema temperamental o sentimental. El dolor en la zona de los hombros y la parte superior de la columna se asocia a una sobrecarga, a un exceso de responsabilidad, a la imposibilidad de llevar a cabo las obligaciones. Las molestias lumbares se asocian con problemas económicos o incapacidades para seguir adelante, etc.

Después de años de experiencia en Terapias, observo la postura de una persona, como anda, cual es la parte de la espalda que tiene mas cargada, si gira los hombros, etc., todo ello me da pistas de cuales son las emociones que experimenta, si vive en sumisión, o tiene miedo, o se siente débil, etc., eso y muchas cosas más, se pueden «adivinar» por nuestra postura corporal, ya que cuanto mayores sean sus preocupaciones mayor será el dolor de espalda. Por tanto, cuidar nuestro estado emocional, contribuirá a mantener un buen equilibrio físico. Liberar tensiones, evitar bloqueos emocionales y expresar nuestros sentimientos, nos ayudará a sentirnos mejor físicamente y emocionalmente evitando con ello muchos dolores corporales.

Eva María López Fidalgo
Osteópata. Experta en Terapias Inshala