Liberarse del condicionamiento de la mente

3190

El condicionamiento de la mente

Sufrimos ante la pérdida de la «Gracia», el Paraíso que un día abandonamos, un estado de paz y silencio en el que moraba nuestra mente, eramos entonces consciencia, presencia pura y libres de la identificación. En nuestros corazones y mentes permanece esta memoria, este estado de ser.

Vivimos cada día, con la sensación de que algo se nos escapa, como si lo mejor de nuestra vidas estuviera delante de nosotros y al tiempo nos evadiera y es cierto, este sentir forma parte del gran sueño en el que creemos, somos y que compartimos a nivel colectivo.

Buscamos desde el llamado Ego, sin saber el qué y nos ponemos en movimiento, propulsados por el dolor-insatisfacción, temor y en esta forma retroalimentamos el cuerpo de energía que se identifica. Otros se esconden o creen descansar, en la identificación con alguna clase de aparente seguridad que nos ofrece un sistema de consumo, cuyo objetivo es generar y asegurarse adictos, para garantizarse la propia supervivencia a nivel colectivo.

En todo este proceso confuso e inconsciente, pasamos la mayor parte del día deambulando del pasado que fue mejor, a un futuro desconocido e inquietante, generando en esta forma depresión, estrés y ansiedad entre otras cosas. Toda esta disfunción y malos hábitos del cerebro, nos conducen a perder el gobierno de nuestra existencia. Nos volvemos como consecuencia algo irónicos y heridos pues la programación mental, nos hace creer que no merecemos las bondades de la vida por el simple hecho de existir, identificados con el programa de la sociedad materialista, damos por sentado que la felicidad no existe, que la bondad es cosa de tontos o idealistas y que realizar tus sueños es un imposible. ¿Y tú crees qué merecemos esto? Mira a tu hijo o hija, o imagina que tienes uno ¿qué deseas para su vida?

La mente colectiva es una gran sopa en la que abundan tropiezos de miedo y desencanto que algunos poderes religiosos y políticos se empecinaron en su momento en sembrar, para de esta forma poder someter a la humanidad y mantenerla al servicio de las luchas de posesión y poder, de los regentes del mundo.

Hoy en día la Neurociencia a través de sistemas de entrenamiento cerebral pasivo, puede ayudarnos a desprogramar todo este saco de memorias inconscientes: colectivas, culturales, sociales, educativas, familia, etc., devolviendo nuestro cerebro al estado de gracia.

Es interesante saber que lo único que te separa de la felicidad y la calma es una cortina de pensamiento-emoción que está en tu cerebro y esto es simplemente programación, igual que un día aprendiste a grabar esta información y te identificaste con ella, ahora puedes liberarte de esa identificación, realizar aprendizajes nuevos, cambiar tu conducta en consecuencia.

Si estás ahora entre las filas de los que han sido impulsados por el dolor, la confusión-insatisfacción, temor, hacia la búsqueda del «Misterioso Paraíso Perdido», puedo desde aquí contarte algunas buenas noticias.

Hoy en día el Mito, y la Ciencia se dan la mano, la física y mecánica cuánticas nos acercan con su discurso científico a los misterios del misticismo y la magia, al tiempo las Neurociencias nos llevan a abordar el Ego desde la visión corpórea, investigando el cerebro y el sistema nervioso y sus tramas, y créeme que es un camino donde las aventuras y los enigmas se resuelven con tomas de consciencia, y ejercitamiento del cerebro y la mente. Se nos proponen nuevas herramientas que están poco difundidas o nada. ¿Por qué? Los servicios de inteligencia, astronautas de la Nasa, hombres de negocio, y mucho más, utilizan estas herramientas neurocientíficas para potenciar sus capacidades, ¿por qué tú no?

Potenciando tu cerebro puedes acceder naturalmente a otros niveles de consciencia, al tiempo que nuevos aprendizajes y conexiones neuronales pueden conducirte a vivencias y experiencias que pueden ser transformadoras, liberándote del condicionamiento de aprendizajes que han marcado las directrices de tu existencia, es ¿como si no hubiéramos tenido realmente libre albedrío?, pues vivimos dentro de la programación e identificados con ella.

Durante siglos hemos hablado del Ego, o de que este o aquel son muy egocéntricos, hemos hablado del ego, como de algo fuera de nosotros mismos, como si fuese un componente exclusivamente energético. Incluso algunos cuando preguntas: ¿en tu cuerpo, dónde está el ego? Señalan el corazón y otros la cabeza…

Del Ego se habla mucho, y es una herramienta maravillosa para chismorrear en la nueva jerga espiritual, pero ¿sabemos qué es realmente y cómo funciona?

He observado en los años que llevo impartiendo conferencias y talleres, que para muchos el Ego es algo muy confuso y que básicamente recreamos, mas que crear, has conseguido sentir en tu interior el latido, pulso del Ego? Lo has identificado, desenmascarado?

Definición de Ego: la instancia psíquica a través de la cual el individuo se reconoce como yo, y es consciente de su propia identidad. El ego por lo tanto, es el punto de referencia de los fenómenos físicos y media entre la realidad del mundo exterior, los ideales del «súper yo», y los instintos del ello (inconsciente) . Los instintos del ello vendrían a ser los impulsos y deseos del inconsciente que tendemos a realizar. Otros significados: Sipue, Alma, ser, conciencia, etc.

El Inconsciente es como la «Caja de Pandora», todo lo que manifiesta o expresa tu mente consciente, tiene su origen en el inconsciente, las decisiones que tomas a nivel consciente, ya han sido previamente decididas en tu inconsciente, el consiente simplemente las expresa.

El descondicionamiento que se realiza en este nivel con entrenamientos cerebrales pasivos, nos puede ayudar a desprendernos de heridas, traumas, que no podemos verbalizar.

liberarse-condicionamiento-mente2

Ego y cerebro

He encontrado definiciones de Ego nada precisas, y es que como contaba al inicio, deberían ser revisadas. Haciendo alusión a la característica de identificación de la palabra, podemos observar su uso como sufijo para indicar pertenencia, ejemplo: Manchego, Gallego.

Con cerebro y consciencia me sorprendí mucho, al comprobar las relaciones entre ellas. Podríamos incluso decir que ego y cerebro en cuanto funciones, acciones y atribuciones son muy similares, la mayor diferencia entre ambas es que cuando hablamos del cerebro tenemos una descripción como recipiente físico, sobre el ego no hay nada. No se define como entidad de energía, objeto, ente, etc.

Freud pensaba que el ego trasciende el sentido de uno mismo para convertirse en un sistema de funciones psíquicas, de defensa, de funcionamiento intelectual y síntesis de información y memoria, estamos aquí entrando en las funciones del cerebro, ¿era un profeta de la Neurociencia?

Definición de Cerebro: Ker: Cabeza, Brum en lo alto, así que cerebro en latín sería aquello: «se lleva en lo alto de la cabeza». ¿Es un sombrero? Volviendo a la definición, el cerebro es uno de los centros nerviosos, que se alberga en la cavidad craneal anterior y superior que forma parte del encéfalo (significa cabeza dentro de cabeza).

Se encarga de controlar y coordinar todos los movimientos que realizamos, y procesar la información sensorial. Regula las funciones homoestáticas y es el responsable del aprendizaje, la memoria y las emociones, ¿recuerda esto último un poquito a la definición de ego?

El funcionamiento se realiza por interacción de sus diferentes áreas

Es gracioso hablar tanto del Ego y la Consciencia pues no se han visto, ni constatado, en una Sociedad que se mueve condicionada por los parámetros del consumo y la mente lineal.

Pero nos revela algo fantástico, los seres humanos seguimos abiertos a lo desconocido y al misterio, también al impulso trascendente.

Cuando el ser humano comenzó a hablar de Ego, todavía no se había investigado el cerebro con profundidad y sus funciones eran un enigma. Hoy en día, mucho de lo que asociamos al ego, descubrimos desde las Neurociencias, que son funciones del cerebro y esto es muy tranquilizador y al tiempo puede ser una herramienta de liberación y transformación.

La Consciencia es otro enigma si acudimos a su definición: Consciencia conocimiento del ser humano que tiene de su propia existencia, del estado en que se encuentra y de lo que hace… Verdad que tiene muchos puntos en contacto con la definición de Ego, quizás necesitemos revisar todas esas definiciones y devolverlas a un lugar donde gocen de mayor precisión? Pero, si contrastamos con conciencia es lo mismo, solo que se añade el significado de conocimiento compartido y consecuencia la moral y la dualidad: Bueno, malo, etc., y ¿quien decide esto? Tal vez la programación de nuestros cerebros?

¿Por qué puede ser liberador y transformador asociar ego y cerebro?

Cuando interiorizamos que el cerebro es un órgano y que el pensamiento del cual muchas veces deseamos liberarnos, es una de las funciones-acciones del cerebro, tal vez podamos desidentificarnos mas fácilmente y liberarnos del poder que otorgamos a esta programación.

La tranquilidad no es nada mas que el buen ordenamiento de la mente y esta frase no lo dijo ningún Neurocientífico, fue Marco Aurelio.

Un Neurocientífico nos hablaría, tal vez, sobre devolver el cerebro a su caos natural, y que esto le permite organizarse, ordenarse, un cerebro equilibrado es pacífico y silencioso y la mente que genera tiene estas cualidades.

Es la programación mental con la que nos identificamos la que afecta el orden natural que se traduce en un estado de paz, armonía, flexibilidad y alerta.

En la programación mental incluimos los aprendizajes socio-culturales, patrones familiares, educación, herencia, todo el bombardeo que recibimos a través de imágenes con las que nos identificamos, por ejemplo en el cine, puedes llorar, gritar, reir, etc., tus neuronas espejo aprenden a través de la empatía.

¿Te has propuesto cuidar tu cerebro al igual que cuidas tu piel?

La torre de Babel, el principio del dolor

El problema o causa del dolor comienza en el momento en el que a nivel colectivo, el ser humano comenzó a identificarse con los procesos del cerebro y a obedecerlos , y este aprendizaje incorrecto surgió así con el lenguaje.

Vivíamos en el silencio y la gracia, este paraíso perdido que mora en nuestras memorias y que añoramos y buscamos. Un buen día, el cerebro comenzó a registrar el lenguaje, y como consecuencia surgió el pensamiento y en ese momento el ser humano en su código «mágico-religioso», interpretó que el pensamiento era la voz de Dios en su cabeza, así que, ¿cómo desobedecer la voz de Dios? En esta sutil forma, adquirimos a nivel de la consciencia colectiva este desastroso y fatal aprendizaje: la identificación con el pensamiento. Y es que no todos los aprendizajes son correctos.

La liberación

El pensamiento es el paso previo a la materialización de cualquier creación, imagínate si es importante y todo el bien que puede hacer al servicio de la bondad.

El desarrollo del intelecto ha sido el gran logro de nuestra civilización, el siguiente logro será aprender a manejarlo y la desidentificación colectiva con las funciones del cerebro para recuperar nuestra verdadera identidad, este es el siguiente paso evolutivo a nivel colectivo.

Esto si que es toda una revolución y una bendición que nos conecta con los mensajes de todas las Místicas del Mundo.

Recuperar la identidad, el ser, es posible y sencillo, ahora tenemos medios para recuperar el Paraíso que nunca hemos perdido.

El paraíso se que quedó solapado bajo los velos de la identificación incorrecta y el barullo, caos que esto nos ha generado a nivel mental-emocional, desatando todo tipo de procesos somáticos.

¿En que forma se verán afectados nuestros aprendizajes emocionales ante esta transformación o cambio de perspectiva? ¿Qué implicaciones puede tener esto a nivel emocional y social?

Ana Francisca García Trelles
Psicoterapeuta. Parapsicóloga. Creadora de la Metodología mundo ETP.
Especialista Sist. Entrenamiento Cerebral Pasivo Neuroptimal R, Neurofeedback
http://foroacce.blogspot.com.es