Cada año mueren en el mundo 220.000 personas a causa de los pesticidas

1445

Cada año mueren en el mundo en torno a 220.000 personas a causa de los pesticidas. Son datos de la Organización Mundial de la Salud, que obligan a reflexionar sobre los riesgos de estos químicos que son consumidos a diario inadvertidamente por millones de personas. Para acercar esta información a la población y dar a conocer las alternativas que existen, se ha puesto en marcha la campaña “Semana sin pesticidas”, una iniciativa francesa a la que se han adherido 19 países.

Nadia Bennich, de la Organización para la Defensa de la Salud y responsable de la campaña en España, explica que toda la población española está expuesta directa o indirectamente a pesticidas y otros químicos a través de la comida que comemos, el agua que bebemos, el aire que respiramos o los productos de limpieza y del cuidado del jardín.

Estos tóxicos se encuentran fundamentalmente en las frutas y verduras. Aunque se cuenta con que se degradan a partir de un tiempo y se da por hecho que la cantidad que llega al consumidor prácticamente ha desaparecido, Federico Velázquez de Castro, presidente de la Sociedad Española de Química y Medio Ambiente, trae a colación un estudio de la Universidad de Valencia que constató la existencia de pesticidas en el 75% de las naranjas, 60% de las frutas y el 35% del arroz que llegan al consumidor.

La cuestión es cuál es la cantidad de pesticida que se considera “segura” para el consumidor dado que son sustancias que se acumulan en la grasa del organismo, con efectos desconocidos a medio y largo plazo, subraya Velázquez. Por eso recomienda lavar y pelar las frutas y hortalizas, “lo que eliminará gran parte de los pesticidas”, aunque subraya que lo más seguro es comprar productos ecológicos, “garantía de que no se han utilizado químicos en su producción”.

Nadie tiene dudas de la toxicidad de estos componentes, tal y como lo prueban los más de 200.000 fallecimientos anuales que tiene estimados la OMS. Federico Velázquez de Castro explica que estas muertes se dan fundamentalmente en países en vías de desarrollo, donde no se tienen precauciones al tratar con estos pesticidas y la población está expuesta durante mucho tiempo a grandes cantidades de químicos.

Nadia Bennich recuerda que en Europa, “aunque se han ido prohibiendo progresivamente los pesticidas que son más peligrosos para la salud y además se han regulado los niveles máximos de residuos de pesticidas tolerados en los productos de consumo, aún estamos expuestos a una gran cantidad de sustancias que, incluso, en pequeñas cantidades, podrían afectar a nuestra salud”, explica Nadia Bennich.

“En la actualidad, los procesos de cálculo de riesgo de cada sustancia no son los adecuados puesto que dan únicamente una aproximación de los riesgos reales al no tener en cuenta el peligro de la acumulación y combinación de diferentes sustancias. Además, no se han hecho suficientes análisis de algunos elementos tóxicos. Ese es el motivo por el que necesitamos una mayor precaución”, añade.

Hay que tener en cuenta que si los pesticidas son perjudiciales para cualquier persona, son especialmente dañinos para las mujeres embarazadas y los niños, que tienen el sistema inmunitario en desarrollo. En el caso concreto de las embarazadas se ha visto que los pesticidas quedan acumulados en la placenta y pueden pasar a los fetos.

Federico Velázquez de Castro lamenta que los españoles no tenemos en cuenta los riesgos a medio y largo plazo. “Intentamos buscar soluciones o alternativas ante una amenaza inmediata, pero no ante las que se plantean en un horizonte más lejano”, sostiene. Precisamente para concienciar sobre toda esta problemática, se plantea la iniciativa “Semana sin pesticidas”, que se inició en Francia hace siete años y en la que en la actualidad participan 19 países, entre ellos España. Se hacen eco de la campaña Francia, Bélgica, Reino Unido, Alemania, Suiza, Benin, Burkina Faso, Camerún, Mali, Uganda, Senegal, Togo, Marruecos y Congo.

“En Francia, el país promotor de la iniciativa, se dan charlas informativas, se abren las granjas al público, se hacen concentraciones públicas y marchas de protesta etc. En España está prevista una campaña informativa a cargo de la Fundación Vivo Sano y la Organización para la Defensa de la Salud, y además está previsto un Congreso de Medicina Ambiental en el mes de mayo donde se debatirán en profundidad estas cuestiones”, explica Nadia Bennich.