El viaje de la vida

1312

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”.
Antonio Machado

¿Cuántas veces nos hemos abrumado ante las infinitas posibilidades de un folio en blanco?

Ir por la vida sin rumbo, puede generar una sensación de vértigo que nos paraliza e impide actuar. Entonces, caemos en el peligroso juego del conformismo, aceptando un guion que no hemos escrito, en lugar de cuestionar los límites que nos hemos impuesto. 

Quizás, no sería tan malo construir un marco que nos permita otorgar un significado, a ese folio en blanco. Un sentido que nos impulse a seguir probando, sin miedo a equivocarnos. 

Por eso, quiero compartir contigo un kit salvavidas, que incluye algunos elementos que considero imprescindibles para embarcarnos en el fascinante viaje de la vida. Y qué mejor manera de hacerlo, que imaginarnos nuestra vida como si fuese una película, en la que nosotros, además de protagonistas, tenemos la tremenda suerte de poder elegir ser los guionistas. 

En escritura de guion, existe un modelo narrativo que se conoce como: “El viaje del héroe”. Este viaje está conformado por doce etapas que constituyen la forja del héroe (Vogler, 2002). 

Vamos a centrarnos en las primeras cinco etapas de este viaje:

  1. El mundo ordinario: Nosotros, como protagonistas de la película llamada “Vida”, partimos de una situación de equilibrio. Esta situación es la que tenemos al inicio de cada etapa, antes de enfrentarnos a nuevos retos. Es una situación familiar, segura. 
  2. La llamada a la aventura: De repente, sucede algo que trastoca por completo nuestros planes de seguir viviendo en la zona de confort. Ya sea un factor externo, o una inquietud interna, sucede algo que te hace cuestionar la realidad actual y planta en ti la semilla de la duda. Además, parece que sólo tú, como protagonista que eres, tienes en tus manos el poder de recuperar la paz perdida. 
  3. El rechazo de la llamada: En los héroes y heroínas de nuestras películas favoritas también residen inseguridades y miedos. Si no, no serían personajes completos. Por eso, la primera reacción suele ser rechazar esa llamada. En otras palabras, delegar esa responsabilidad a otros. 
  4. El encuentro con el mentor: Pero en este viaje no estamos solos. Todos necesitamos alguien que nos guíe con su experiencia y sabiduría. Por supuesto, como también hemos elegido ser los guionistas de nuestra película, tenemos la capacidad de elegir qué persona y/o personas serán para nosotros estas figuras de apoyo. 
  5. El cruce del primer umbral: Finalmente, te das cuenta de que no hay otra, necesitas enfrentarte a tierras desconocidas si quieres salvar aquello que más te importa –sin ser consciente, al principio, de que esto te incluye indudablemente a ti. Es ahora cuando comienza, verdaderamente, nuestra aventura. 

Hasta aquí, el primer acto. Por supuesto, esto es sólo un esquema y puede haber más de una variante. 

Vamos ahora con nuestro kit salvavidas.

Es importante disponer de las herramientas necesarias para disfrutar lo máximo posible de esta aventura. Por eso, a continuación vamos a dar un repaso a cinco elementos que te pueden ayudar a surcar con éxito, las turbulentas aguas de lo desconocido.   

Catalejo

Necesitamos un horizonte al que aferrarnos. Un objetivo que nos impulse a seguir a pesar de las adversidades. ¿Por qué? Porque la esperanza es el motor que mueve montañas. Es un sentimiento indispensable para que la fe se manifieste, y nos lleve a creer que existe la posibilidad del mundo nuevo. Así que recuerda llevar contigo un buen catalejo, que te permita saber hacia dónde dirigir tu barco. 

Tripulación

“Si caminas solo, irás más rápido; si caminas acompañado, irás más lejos”.
Proverbio chino

Si analizamos películas de héroes y heroínas, descubrimos que siempre van acompañados de alguien, ya sea una persona o un animal. Y siempre hay un sabio, alguien que les orienta en su camino. Esto quiero utilizarlo como una metáfora de la vida.

Necesitamos de los demás, tanto como el aire que respiramos. Ha sido y será un factor determinante para nuestra supervivencia como especie. Esto es importante que lo tengas claro, si quieres emprender el arriesgado viaje de la vida. 

Brújula

Es importante que dispongas de una brújula bien regulada. Es este viaje tan especial, nuestra brújula sólo funciona desde el amor, hacia los demás y hacia ti mismo. 

Los héroes de nuestras películas se sacrifican por salvar a aquellos que más quieren. Si no encuentras motivos para luchar por tí, te aconsejo que proyectes tu energía en ayudar a los demás. 

Está demostrado que realizar actos solidarios reduce la depresión (Mongrain, Barnes, Barnhart, & Zalan, 2018). Te aseguro que en el proceso de contribuir a la vida de los demás, encontrarás la luz que necesitas para caminar en la oscuridad. 

Mapa estelar

Los antiguos navegantes recurrían, a falta de utensilios, a las estrellas para orientarse. A veces, en la consecución de nuestros sueños, perdemos de vista nuestros orígenes. Los motivos que nos llevaron en primer lugar a dejarlo todo atrás, quedan relegados a un segundo plano y sólo tenemos ojos para la tierra prometida. Para evitar que esto suceda, presta atención al camino que te muestran las estrellas.

Toda herida tiene el potencial de sanar. Cuando esto sucede quedan cicatrices, huellas del tiempo que han quedado grabadas en nosotros. Pero algunas heridas aún siguen abiertas y piden en susurros que te comprometas con ellas. Míralo de esta manera: como pistas sobre el siguiente paso que necesitamos dar para convertirnos en individuos completos. 

Así, cada vez que tengamos dudas, o nos encontremos ante un callejón sin salida, sólo necesitamos mirar hacia nuestro interior. Ese será tu refugio y aliado, tu auténtico mapa estelar.

Por último, quédate con esto: la promesa del éxito puede ser tentadora. Encontrarás muchos obstáculos en la consecución de tus sueños, está en tus manos decidir quién eliges ser en el proceso de alcanzarlos. El resultado es sólo información que te será útil para futuras etapas. Por tanto, elige ser, ante todo, caminante. Lo demás vendrá solo. 

Sara Juárez Batista

Referencias:

  • Mongrain, M., Barnes, C., Barnhart, R., & Zalan, L. B. (2018). Acts of kindness reduce depression in individuals low on agreeableness. Translational Issues in Psychological Science, 4(3), 323–334.
  • Vogler, C. (2002) El viaje del escritor. (J. Conde Trad.). Madrid: Ma non troppo, (Obra original publicada en 1992)