La genialidad que te lleva a la locura

273

Si te gusta la psicología y profundizar en la personalidad de Van Gogh puede suponer un mundo a descifrar, un océano de luces y sombras donde penetrar, podría ser el reto de cualquiera poder sumergirse en su subconsciente, en las grietas de una psique por la que se colaban universos enteros que él plasmaba en la pintura, bucear en la complejidad de la mente resquebrajada de uno de los más grandes artistas y apuesto a que también una gran persona y salir de nuevo a flote, a la superficie, pudiendo haber iluminado todas sus sombras y pasadizos, desenredar los nudos que lo mantuvieron atado y hallar la salida en ese infinito laberinto que le hizo perderse en vida.

Todo eso hubiera sido un sueño para aquellos a los que nos gustan las personalidades difíciles, complejas, inusuales y creemos que muchas de las almas más hermosas se hunden en aguas pantanosas, se queman en los peores infiernos y no consiguen ver la luz en este mundo a pesar de todo lo que tocan, todo lo que crean está impregnado de luz y belleza y se van de este mundo dejando un legado de arte inmenso para el disfrute de todos, se van en las circunstancias más adversas, habiendo experimentado absoluta pobreza y desolación y sin embargo, qué contradicción, tenían el alma tan llena que entregaron todo lo que había en ella, que era mucho.

Querido Van Gogh, has hecho feliz a mucha gente con el disfrute de tus pinturas y sin embargo, para ti no hubo ni la mínima parte de todo lo que entregaste.

Cómo es posible que la locura la experimenten aquellos que conocen el lenguaje del amor, la poesía, el arte, la naturaleza y tantos otros seres con corazones cerrados, carentes de valores y sensibilidad presuman de estar cuerdos.

No te conocí pero te intuyo, contemplando tu arte, he conseguido quererte de tanto agradecimiento sentido por ver la grandeza de tu alma plasmada en tus pinturas, las que no te permitieron hacerte rico en vida porque a algunos genios se les reconoce cuando se marchan, son tan adelantados a su época que en ocasiones se necesitan muchos años de evolución para poder interpretar su mensaje, pero estoy segura que allá donde te halles, en cualquier parte del universo, por fin ya seguro gozas del lugar y la aceptación que te corresponde.

Los genios sufren de incomprensión y locura por ir más allá de la mente y lo establecido por rasgar el velo y conseguir vislumbrar universos enteros al otro lado, porque en su amplitud de miras consiguen ver el más allá que luego plasman en sus trabajos con la belleza que los caracteriza, esto les lleva a enloquecer porque se pierden en la infinitud de lo ilimitado y lo eterno y no hallan la manera de volver a adaptarse al mundo de las formas y el sinsentido donde quedan atrapados simplemente porque sus almas son demasiado grandes para encajar en envases tan pequeños.

Rosana Martínez
instagram/rodriguezrosanamartinez