Los pacientes con cáncer piden que los recortes no afecten a su atención

877

La presidenta del Grupo Español de Pacientes de Cáncer (GEPAC), Begoña Barragán, ha pedido que “los recortes en sanidad” y la actual crisis económica no afecten a la atención de las personas que sufren esta enfermedad, la primera causa de muerte en los hombres y la segunda en mujeres en España.

Así lo ha reclamado en el VII Congreso Nacional para Pacientes con Cáncer, que se ha celebrado con la denominada “Declaración de Madrid”, un documento que ha sido rubricado por 57 organizaciones vinculadas a la atención de estos enfermos y sus familiares.
En concreto, el documento que, según Barragán, nace por la necesidad de poner sobre la mesa las reivindicaciones de estos pacientes, está suscrito por 28 asociaciones de enfermos de cáncer y entidades sin ánimo de lucro, 15 sociedades científicas e instituciones y 14 empresas de la industria farmacéutica.
Con este documento, estas entidades se comprometen a dar un paso más tras el “Manifiesto de los Pacientes con cáncer” del año 2010 en su afán por afrontar esta enfermedad que han superado alrededor de un millón y medio de personas en España, aunque cada año la cifra de “largos supervivientes” aumenta en 100.000.
Se prevé, incluso, que en 2015 los supervivientes lleguen hasta los dos millones.
En la “Declaración de Madrid” se aboga desde el principio por un acceso no discriminatorio e igualitario a tratamientos aprobados y financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS), además de por una gestión “eficaz, transparente y justa en política sanitaria, que garantice una asistencia sanitaria universal”.
“Los agentes político-sanitarios garantizarán en todo el caso el acceso universal a la sanidad independientemente de su nacionalidad, lugar de residencia, edad, educación, nivel de ingresos o de cualquier otro factor, elaborando para ello las políticas y presupuestos necesarios para establecer una atención que cubra las necesidades del paciente oncológico”, señala la declaración.
En otro de los seis puntos del documento, los pacientes se comprometen a luchar frente la estigmatización social y la discriminación laboral que sufren estos enfermos.
Barragán ha subrayado esta “declaración de intenciones” para poner al paciente “en el centro de atención” y que ha sido suscrita por los pacientes, la industria farmacéutica y sociedades científicas, “aunque no la administración pública”.
“Es un problema de salud pública importante y hay que darle la importancia que tiene, especialmente en los tiempos que corren de crisis”, ha advertido Barragán.