Las consecuencias de la matanza en un poblado yanomami en el Amazonas

3179

Matanza en un poblado yanomami en el Amazonas

La matanza de 80 yanomamis de un poblado en la selva amazónica de Venezuela en agosto y los cientos de asesinatos que están ocurriendo contra líderes indígenas y campesinos que defienden la tierra para un uso racional, demuestran que nada ha cambiado y que el poder de las armas y los políticos ciegos siguen en el feudalismo, sin tener respeto a la vida, al pueblo y a la propia Tierra que es usada bajo sus intereses partidistas y de negocio.

Lo que ha pasado con los Yanomamis está ocurriendo en muchos lugares del planeta donde aún persisten los escasos bosques primarios y donde sin escrúpulos, están arrasando los bosques, destruyendo y contaminando los ríos. Es un uso irracional por parte de empresas, tras una corrupción generalizada de los propios gobiernos que permiten estas masacres.

Los pueblos indígenas y las poblaciones nativas que están asentadas en los bosques primarios, pulmones de la Tierra, son los guardianes permanentes de la biodiversidad del planeta, incluyendo no sólo a los humanos, sino a todos los seres vivos que han compartido y convivido durante miles de años su evolución.

La conservación de los bosques primarios son una pieza fundamental para salvaguardar el clima mundial. Su destrucción y el asesinato de los guardianes de este tesoro pone en peligro la inestabilidad del planeta. Su alteración produce inestabilidad, creando cambios de clima adversos, aumento de terremotos, tifones, calentamiento del mar y variación de sus corrientes entre otros procesos climáticos graves.

Por todo ello, Proyecto Gran Simio se une a las Asociaciones Indígenas solicitando el cese inmediato de estas violaciones y asesinatos y que la Comunidad Internacional intervenga ante la agresión de multinacionales contra los campesinos, pueblos indígenas, la selva y la vida en general.

www.survival.es