El responsable de tu vida, eres tú

1329

Ser responsable de tu vida

Vivimos tiempos de cambios y transformaciones, disponemos de un gran poder y una capacidad increíble para poder modificar y cambiar nuestra vida. Somos las únicas criaturas en la superficie de la Tierra capaces de transformar nuestra biología mediante lo que pensamos y sentimos.

Nuestras células están constantemente observando nuestros pensamientos y siendo modificadas por ellos. Las emociones insanas mal gestionadas y comprendidas nos pueden llevar a una desconexión con nosotros mismos y el mal funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. Si somos capaces de tomar distancia de lo que nos sucede y de serenarnos, podremos conseguir que éste, permanezca intacto y pueda llevar a cabo en nosotros todo su cometido, no solamente a nivel biológico, sino también a nivel emocional, energético y espiritual. Así pues nos estaremos fortaleciendo con esta nueva actitud.

Los pensamientos positivos, la actitud positiva ante la vida, la alegría de vivir, las actividades que nos hacen sentir bien nos mantienen saludables y prolongan nuestra vida. Si estamos constantemente en el pasado, en modo “regresión” en los recuerdos de experiencias negativas o tristes, estaremos liberando hormonas y sustancias biológicas destructivas que nos producirán estrés.

Tus células están constantemente procesando todas tus experiencias y las van metabolizando según tu punto de vista de vista personal, según tu interpretación y tu estado de conciencia en el que te encuentras.

No es posible captar algunos datos aislados y confirmarlos con un juicio. Transformas la interpretación cuando la interiorizas. Si estás deprimido, estás proyectando tristeza por todas partes de tu cuerpo y ni que decir tiene, que también tus células captan, como no, esa información.

La producción de neurotransmisores a partir del cerebro se altera, el nivel de hormonas varía, el ciclo del sueño puede ser  interrumpido, los receptores neuropéptidos en la superficie externa de las células de la piel se modifican, las plaquetas sanguíneas se tornan más viscosas y más propensas a formar grumos y hasta sus lágrimas contienen trazos químicos muy distintos a los que experimentamos con las lágrimas de alegría.

Todo este perfil bioquímico es modificado de manera perfecta e instantánea cuando la persona se siente en paz, tranquila y serena. Así pues, esto nos confirma la necesidad tan grande que tenemos de usar nuestra consciencia para crear los cuerpos que realmente necesitamos. El proceso de envejecimiento puede ser neutralizado y retrasado cada día. Si quieres comprender porqué está así tu cuerpo hoy, recuerda qué es lo que pensaste y sentiste ayer, porque eso es lo que determina tu estado físico, emocional y mental hoy.

Es mejor abrir tu corazón, abrirte a la vida, abrirte a la alegría de vivir, antes que acudir a un cirujano para que te abra en canal porque has sufrido un infarto. 

Todo está en tu mente y el cuerpo refleja ese estado mental interior. La enfermedad viene de ti mismo y de lo que piensas y de cómo piensas, de lo que no resuelves en tu mente y lo trasladas a tu físico.

Cuando estás resolviendo temas personales, quizá alguna patología, síntoma, enfermedad, entras en un proceso de sanación en el cual si eres consciente de ello y quieres r3esolverlo de raíz estarás sanando tu alma, tu ser y ese síntoma, patología y/o enfermedad ya no volverá a resurgir, simplemente porque habrás tomado consciencia en tu conciencia, habrás comprendido y de esta manera no volverás a cometer los mismos errores que te han llevado a ese estado precario del ser.

Cuando entras en ese estado de sanación sea cual sea la fase en la que estás e independientemente del método que hayas decidido tomar (La Conexión®, A.S. Activación del Ser®, Flores de Bach, Acupuntura, Homeopatía, etc), a veces, se produce una “recaída”. Puede parecer que no esté funcionando el tratamiento, sin embargo es algo normal,

Sucede porque  cuando tu ser, tu alma decide entrar en el proceso de sanación (liberación), precisamente sucede eso, te liberas de todo aquello que has decidido soltar. De aquello que ya no necesitas sostener ni arrastrar más. Todo eso te suelta y vas vaciándote de todo los residuos tóxicos.

Para que lo nuevo pueda instalarse, lo viejo ha de desaparecer para dejar ese espacio vacío en el cual puedas acoger lo nuevo en ti y a veces ese espacio que se queda libre necesita de una limpieza profunda y de una puesta a punto. Esto es lo que se experimenta cada vez que sanas algo.

Entonces, si te encuentras en este momento de tu vida trabajando de forma consciente alguna parte del alma y tu cuerpo y te sientes mal, acéptalo como parte del proceso, ten paciencia y piensa que luego te sentirás muchísimo mejor. Ámate y quiérete más que nunca, si estás   cansado, descansa, si tienes ganas de llorar, llora y límpiate.

Si sientes odio, odia y no te sientas culpable, pero tampoco te mantengas mucho tiempo en esa emoción. te pide lágrimas, dale llanto, si te pide odio, odia, si sientes que no quieres frecuentar según qué lugares, personas, energías, no los frecuentes. Respétate más que nunca. No reprimas nada, porque la manera de hallar tu propia libertas es atravesando todo aquello que te oprime y que te ahoga.

A veces pensamos que es imprescindible perdonar, que es la manera en la que nos vamos a sentir en paz y bien, sin embargo no se puede fingir el perdón, tiene que salir de dentro, no se puede fingir que estás sereno y bien, cuando estás alterado y enfadado. Es un proceso y sobretodo una toma de consciencia.

Si consigues desidentificarte de esas emociones, si consigues trascenderlas y no darles importancia, no darles el poder, entonces habrás evolucionado, habrás dado un gran paso y ahí es desde donde vendrá el autentico y profundo perdón. Porque habrás soltado el enganche que tenías con el ego, con el miedo, con la emoción insana que te hacía mantenerte en un estado bajo de vibración. Pero desde este nuevo estado, elevado, verás con claridad y podrás observar simplemente, todas esas emociones, dejarlas pasar, como un observador que observa algo y que desaparece instantáneamente porque todo es pasajero en esta vida.

Las emociones te sirven para un conocimiento más profundo de ti, te cuentan cosas sobre ti que de otro modo seguramente no llegarías a conocer. 

Un abrazo de Luz y Amor en la Energía de La Nueva Conciencia
cuatro-libros-Montse-Fernandez
Montserrat Fernández Romera
La Conexión® y  A.S. Activación del Ser
Coach de la Nueva Conciencia
Experta en Gestión Emocional
Creadora-Comunicadora-Divulgadora-Autora-Maestra-Facilitadora-Formadora

www.lacreadora.es · www.activaciondelser.com

slider-octubre-2015-33Libros:La Creadora, El Mundo que Yo Creo y Creando Unidad”, La Conexión®” de Natural Ediciones