Tras el parto por qué pasarlo mal

706

En muchas ocasiones la forma más eficaz de ayudar a una persona a la que tratamos con terapias naturales como shiatsu y sotai, es darle una serie de consejos acerca de lo que es conveniente hacer cuando está en casa.

La Escuela post-tratamiento es muy recomendable en la mayoría de los casos, pero imprescindible en el caso de quienes se han tratado con nosotros durante el embarazo y quieren seguir haciéndolo tras el parto. Es conveniente recordar que en nuestro centro están, como mucho, una hora a la semana y las 167 horas restantes, no.

Después del Parto

Tras los nueve meses de gestación, después de nacer el bebé, la madre debe ocuparse de recuperar su estado físico y emocional. Es muy conveniente recibir shiatsu una vez por semana, para recuperarse más rápido y afrontar el periodo de lactancia con tranquilidad. Los ejercicios de sotai que recomendamos, se pueden empezar a practicar una semana después del parto, siempre que el estado de la madre lo permita. En todo caso, deben llevarse a cabo de forma suave.

Las madres, a las que se les ha practicado una cesárea o hayan tenido alguna complicación que requiriera cirugía, deben consultar a su médico y hacer sólo los ejercicios bajo la supervisión de uno de nuestros especialistas en shiatsu y sotai.

La finalidad de los ejercicios de sotai postparto, es mejorar el tono de los músculos en general, evitar problemas circulatorios como las piernas cansadas y las venas varicosas, mejorar el sistema respiratorio para aliviar episodios de ansiedad, combatir el insomnio, aliviar los entuertos (dolores tras el parto por la contracción del útero para volver a su posición en la pelvis) reducir y eliminar las contracturas que se han producido durante el embarazo, aliviar dolores de espalda que puede generar llevar al bebé en brazos, preparar a la mujer para la reanudación de la menstruación (que suele ser a partir de la séptima semana del parto), estimular la secreción de endorfinas para que los trastornos emocionales sean más llevaderos, etc.

Nosotros incluimos como parte del programa de tratamientos de shiatsu y sotai, esta sección que denominamos escuela post-tratamiento, para que quienes acuden a los centros dirigidos por nuestros alumnos graduados, puedan realizar una serie de ejercicios y actividades que permita que la mejora de su malestar, sea más rápida y duradera.

Optamos siempre por dotar a nuestros alumnos de los mejores conocimientos, con el propósito de preservar siempre una calidad excelente en la enseñanza. Más de cien tratamientos sistematizados con shiatsu y sotai están incluidos dentro de nuestro programa y en el último curso, además, en cada clase se trata a personas cuyas molestias físicas o emocionales no han podido ser resueltas por otras terapias o escuelas.

Sotai, Reeducación Postural Intergral

Los ejercicios de sotai que recomendamos para el periodo post-parto son los siguientes, pero siempre debemos recordar que si al hacer el ejercicio se produce dolor en cualquier zona no debemos hacerlo.

Secuencia Básica para cualquier ejercicio de Sotai:

Se realiza el movimiento hacia un lado y su contrario para determinar qué dirección es la más cómoda y no duele, si hay duda sobre qué lado elegir, siempre tiene prioridad el que no duela. Una vez determinado, se realiza el movimiento en esa dirección, el movimiento ha de llegar al límite, sin rebotar y se mantiene esa posición durante 3 segundos, después se relaja súbitamente, aunque sin brusquedad y sin volver al lado contrario. Se descansa 15 o 20 segundos y se repite la misma secuencia, hasta realizar el movimiento un total de 3 veces. Por último se verifica y comprueba si el movimiento que era más incómodo, es ahora algo más cómodo que antes de realizar el ejercicio. Esta comprobación debe hacerse de forma suave, sólo una vez y si no ha mejorado no importa, pasar al ejercicio siguiente.

Nunca debe producirse dolor.

Ejercicios de sotai, para después del parto:

Básico 1 (decúbito supino):

embarazo 2-4.13Las piernas flexionadas y separadas, las manos apoyadas en el abdomen, las plantas de los pies apoyadas en la camilla, levantamos la punta de ambos pies dejando que los talones sigan apoyados en la camilla y realizamos los ejercicios siguiendo la Secuencia Básica.

Básico 2 (decúbito supino):

embarazo 3-4.13Tumbadas boca arriba, con las manos apoyadas en el abdomen, las piernas flexionadas y juntas y las plantas de los pies apoyadas en la camilla, inclinamos ambas piernas primero hacia la derecha y después hacia la izquierda y realizamos la Secuencia Básica hacia el lado que nos haya resultado más cómodo.

Básico 4 (decúbito prono):

embarazo 4-4.13Tumbadas boca abajo con la cabeza girada hacia un lado, flexionamos la pierna del lado hacia donde tenemos girada la cabeza e intentamos que nuestra rodilla llegue a tocar el codo de ese mismo lado, giramos la cabeza hacia el otro lado y hacemos lo mismo con la pierna de ese lado, intentaremos que nuestra rodilla llegue a tocar el codo. Comprobamos que pierna llega más cerca del codo y realizamos la Secuencia Básica.

Es esencial tener la cabeza girada hacia el lado de la pierna con la que realizamos el ejercicio y este ejercicio lo empezaremos a practicar a partir de la 3ª semana tras el parto.

Básico 5 (sedestación):

Sentadas en una camilla no muy alta de modo que los pies toquen el suelo, apoyamos los dorsos de las manos en los muslos, levantamos primero una rodilla hasta la altura del ombligo y después la contraria, omprobamos cuál nos resulta más fácil de elevar y realizamos la Secuencia Básica.

Básico 7 (sedestación):

Sentadas en la camilla apoyando sólo el glúteo, con la planta de los pies apoyadas en el suelo, la espalda recta y las manos en la nuca, inclinamos el tronco hacia la derecha y después hacia la izquierda, realizamos la Secuencia Básica hacia el lado más cómodo y que no duela.

Básico de Hombros 1 (sedestación):

embarazo 7-4.13Sentadas con los brazos extendidos hacia adelante, las manos con el pulgar extendido hacia arriba y el índice extendido, indicando hacia adelante; los dedos medio, anular y meñique recogidos, adelantamos un hombro al frente, con el brazo extendido y luego el otro y realizamos la Secuencia Básica hacia el lado más cómodo y que no duela.

La realización diaria de estos ejercicios ayudara a la madre a reducir los niveles de estrés, mejorar su postura que varía tras el embarazo, eliminar la sobrecarga de la espalda que provocan el peso del bebe y la lactancia y evitar problemas como lumbalgias o ciáticas que pueden sobrevenir tras el parto.

Además es muy recomendable recibir shiatsu durante 2 ó 3 meses después del parto, para recobrar la armonía emocional, mejorar la circulación y recuperar la forma física y un estado satisfactorio de salud y bienestar.

Arturo Valenzuela
Director de Shiatsu Yasuragi
www.shiatsuescuela.es