Body Rolling, experiencia de vida

573

Podría empezar este artículo respondiendo a la pregunta que seguramente te hayas hecho al leer el titular… ¿Qué es el Body Rolling?, pero prefiero dejar la respuesta para más adelante, pues quiero primero hablar del cuerpo y de cómo nos relacionamos con él, de esa manera verás como el Body Rolling realmente es lo que estabas buscando, es salud, es movimiento, es “Experiencia de Vida”.

“El cuerpo es como una cárcel para la energía, nuestro trabajo libera la energía de esa prisión”

La movilización, en todos los rangos de edad, es un concepto psicológico, que no implica una posición terapéutica preestablecida. Siguiendo este concepto, no sirve para lograr la curación de nadie, sino para que ese alguien se ponga a salvo del riesgo de enfermedad, siendo enfermedad el no reconocer ni aceptar el cuerpo, todo su potencial expresivo y su evolución en relación con la edad que se tiene. 

A lo largo de los años se va evidenciando la tendencia a restringir los límites corporales y psicológicos. En el envaramiento, crispaciones, debilidad y dolor de la espalda, cuello, piernas, brazos, cara, está escrita una historia, nuestra historia; una historia conformada desde los primeros meses de edad por las presiones familiares, sociales y morales: “ponte así”, “no te toques”, “muévete”, “ve más deprisa”, ante lo cual el cuerpo se ve forzado a adaptarse y… DEFORMARSE, dando lugar a un cuerpo extraño que tendemos a rechazar, a no mirar, a despreciar.

Preocupaciones, críticas, miedos, ira, alegría, tristeza o estrés son factores que hacen cambiar nuestra vida, como nos sentimos, y nuestra postura. Nos contraemos, torcemos, acortamos. Las consultas están llenas de personas que acuden por sentirse cansados, sin fuerzas, apáticos, sin ganas de vivir, sin energía.

Pero esto se puede cambiar. Por medio de la técnica Body Rolling, contrarrestamos esta tendencia y llevamos el cuerpo hacia la apertura, hacia la integración y aceptación, le permitimos hablar y nos permitimos escuchar.

“Todos tenemos que despertar y prestar atención antes de quedar atrapados en nuestros cuerpos. ¡AHORA!”

Estamos habituados a movernos de una manera preconcebida, con un cuerpo dispuesto a responder órdenes que no llegan desde la sensibilidad. Desde esa sensibilidad que nos permite SENTIR nuestro propio cuerpo. Por si esto fuera poco, delegamos la responsabilidad sobre nuestro cuerpo y salud en otros: médicos, terapeutas, maridos, hijos, etc. y lo consideramos como una máquina defectuosa formada por múltiples piezas, cada una de las cuales confiamos a diferentes especialistas que nos colocan la etiqueta correspondiente: ansiedad, depresión, insomnio, estreñimiento, hiperactividad, etc. y en base a ella nos prescriben las pautas a seguir: toma esta pastilla, haz gimnasia, corre, anda…, es decir, considera tu cuerpo como algo extraño a ti que hay que “domar y disciplinar”, obviando la importancia de tomar conciencia de nuestro cuerpo, que es el primer e indispensable paso para aceptarlo y abrirnos a él. Frente a esta realidad cotidiana, os voy a mostrar un método de autocuración que os ayudará a descubrir el equilibrio y la gracia del cuerpo, mejorar las conexiones entre el cerebro y los músculos, olvidar los malos hábitos y quebrar los automatismos del cuerpo para recuperar la eficacia y espontaneidad. En definitiva, os ayudará a proyectar una buena imagen de vosotros mismos que os satisfaga y que podáis respetar.

Durante las clases, es frecuente escuchar la frase “estoy descubriendo músculos y partes de mi cuerpo que no sabía que existían” cuando entramos con la pelota a trabajar en ciertas zonas. Incluso la gente que conoce mucho su cuerpo por la práctica del deporte, ignora una gran parte de él que no ha sido explorada y, por lo tanto, no permite la integración total, el equilibrio.

Una conocida alumna de Feldenkrais, Ruthy Alon, dice siempre una frase que se me quedó grabada, “Muévete hoy, y mañana estarás encantado de moverte”. Si empiezas a escuchar y a sentir tu cuerpo, comenzarás a buscar un estilo de movimiento que repetirá por propia voluntad, evitando así el obligarle a que acepte una determinada dirección con el consiguiente esfuerzo muscular que llevará a una inevitable contracción. ¿Cuántas veces habéis hecho deporte o ejercicio por el mero placer de hacerlo, sin que entre en juego lo típico de “para mejorar la salud”, “para adelgazar”, etc.?

Hace ya más de 20 años, que Yamuna Zake, la gran visionaria, creó el Mundo Yamuna, a través del cual se busca enseñar a la gente a comprender cómo funcionan sus cuerpos y ayudarles a crear un cambio positivo en ellos. Sus métodos, creados gracias a su gran intuición y entendimiento práctico del cuerpo, han alcanzado renombre mundial, demostrando una efectividad que sorprende a todos aquellos que experimentan el contacto de las pelotas sobre sus cuerpos.

Ella cree firmemente que un cuerpo completamente alineado y que conserva toda su libertad de movimiento es el cuerpo más bello que te puedas encontrar. En base a esta creencia, ella procura compartir con los demás todo lo que se necesita saber para conocer y amar el cuerpo, logrando esa aceptación y equilibrio de los que hablábamos al principio del artículo.

Esta técnica se trata de un sistema de automasaje y autocuración, que trabaja a un nivel muy profundo, ya que entra directamente en el Sistema Nervioso Central estimulando el hueso, uno de los puntos más novedosos y fundamentales de YBR, para después incidir en el tendón y el músculo. Es por este motivo por el que se producen cambios estructurales a tan solo 10 minutos de haber comenzado la práctica. El cuerpo cambia, se elonga, se expande y se abre.

A través de unas sencillas rutinas, la ayuda de un profesor Yamuna y unas pelotas especialmente diseñadas para las diferentes situaciones y condiciones de la persona, que soportan hasta 190 kg de peso, Body Rolling levanta la energía, abriendo todos los canales energéticos y creando el espacio óptimo en las zonas lesionadas (cuando una persona siente dolor, contracción, tensión, inflamación, atrofia o dolor nervioso, se debe a una restricción o compresión en la zona afectada del cuerpo, es decir, a una falta de espacio), recuperando así la longitud de los músculos involucrados en las lesiones y restableciendo el arco de movimiento en todas las articulaciones.



Una vez conoces las rutinas, lo puedes practicar en casa o incluso en la playa, sin necesitar un profesor que te dirija.

Todo este trabajo se ha de acompañar de la Respiración. Una buena respiración es esencial para una buena salud. El ser consciente de tu respiración mientras realizas las rutinas de Body Rolling, te ayudará a ser capaz de respirar fácil y profundamente de un modo natural, sin ser consciente de ello. Poco a poco, con la ayuda de la pelota, sentirás y te liberarás de las tensiones que te impiden respirar de un modo natural.

Un animal o un niño respiran correctamente sin necesidad de ayuda o instrucciones precisas para ello. Sin embargo, los adultos tienden a tener patrones respiratorios perturbados a causa de lesiones o contracturas, tensiones emocionales y malos hábitos posturales que coartan y limitan su respiración.

Cambia tu postura, cambia tu vida

En algún momento de la vida, todo el mundo empieza a experimentar como su cuerpo cae, como cae la cara, el abdomen, el estómago… sin llegar a entender el por qué esto sucede, achacándolo sin más al envejecimiento y asumiéndolo como una realidad inevitable. Pero se puede evitar, es más, se puede corregir.

Cuando se es joven no se presta atención a la postura y a la alineación, porque no suele existir dolor. No estamos atentos al lado en el que dejamos caer el peso, sin ser conscientes de que esto, aunque en ese momento no ocasione molestias, estaba provocando un gran daño, al hacer que los órganos disminuyeran sus funciones por las presiones y bloqueos. Así, según van pasando los años y vas envejeciendo, se va perdiendo movilidad y vas quedando atrapado por la calcificación en esas restricciones. Pero, como diría Yamuna, aún estás a tiempo de despertar. En esta técnica de Body Rolling, se presta una especial atención a los pies y a la cara.

Foot Fitness

Todos los órganos del cuerpo se proyectan en la planta del pie. Esa planta por la que únicamente mostramos interés si nos sale algún callo o dureza, algo que indica, sin excepción, que el peso del cuerpo está mal repartido y en alguna parte existe un exceso de carga.

El pie es el gran olvidado, aquel a quien más descuidamos, algo que sin duda cambiaría si le consideráramos como una proyección del resto del cuerpo.

Los pies necesitan muy poco trabajo para mantenerlos en buen estado. Una vez que comiences a trabajar con tus pies, verás como tus piernas, caderas y espalda también mejoran.

A través de la práctica de Yamuna Foot Fitness tan solo 5 minutos diarios, conseguirás unos pies sanos, corregirás tu pisada y tu espalda y todo tu cuerpo lo agradecerán.

Face Massage

Al igual que la piel, los músculos y los huesos del cuerpo necesitan cuidados, lo mismo ocurre con la cara, que se ve sujeta a patrones de estrés que le afectan más de lo que os imagináis y provocan unos daños que ni la mejor de las cremas del mercado puede paliar.

La forma en que frunces las cejas o contraes los ojos al enfadarte o concentrarte en una actividad, cómo masticas (incidiendo en un lado más que en otro), la sonrisa, etc, puede causar un desequilibrio y provocar las tan temidas arrugas, problemas sinusales crónicos, cefaleas, dolor temporomandibular, etc

Además, la piel precisa de elasticidad y tono, necesita movimiento para evitar caerse, sobre todo en las mujeres al llegar la menopausia.

Con Yamuna Face Massage ejercitarás tu cara, activarás tus huesos y músculos, manteniendo tu frente levantada y dando espacio a tus ojos, que se mostrarán abiertos y radiantes. Suavizarás las arrugas y evitarás que se desarrollen nuevas, etc. Si observas la siguiente foto, verás que los resultados tras una sesión son comparables a los de un lifting y sin la necesidad de pasar por un quirófano.

El antes y el después de una sesión Yamuna Face Massage.

Si tras leer este artículo todavía dudas de que esta técnica de Body Rolling sea lo que estabas buscando, permíteme que te hable un poco más de sus más que probados beneficios:

  • Aumenta el arco de movimiento articular, la longitud, el tono y la circulación de todo el cuerpo.
  • Libera restricciones miofasciales en músculos atrofiados y/o contraídos.
  • Incrementa la capacidad pulmonar y educa el uso de la respiración.
  • Proporciona un correcto alineamiento musculoesquelético e incrementa el equilibrio y la coordinación.
  • Es muy eficaz en lesiones antiguas, ya que libera viejas restricciones y estimula los músculos atrofiados que habían perdido su función.
  • Desarrolla un aumento de la conciencia corporal.
  • Estimula e incrementa la calidad del hueso.
  • Proporciona un potente efecto antiestrés, ya que ejerce un importante efecto equilibrador del sistema nervioso.

Ahora sí, no lo dudes más… ¿A qué esperas para buscar a tu profesor más cercano?

Beatriz Salgado Aldudo
Profesora YBR en Basauri (Bilbao)
yamunabodyrollingbilbao.wordpress.com