Descodificación biológica original

2094

Descodificación biológica

Tal como nos dijo Carl Jung: «la enfermedad viene a curarnos».

La enfermedad puede ser observada como una oportunidad en la evolución del ser humano que está involucrado y en el que algún aspecto de su supervivencia se ha visto comprometido. Es una herramienta de comprensión que facilita traer a la luz la causa profunda de un síntoma físico o psíquico o una dificultad existencial. Por eso el objetivo de la Descodificación Biológica Original no es sanar o resolver algún problema sino explicar cuál es el origen del problema con la finalidad de permitir una evolución interior.

Según esta terapia la enfermedad no proviene de afuera de la persona sino que es la respuesta a un programa biológico específico y a la manera de vivir las circunstancias de cada persona.
Esta forma de acompañamiento permite entender las enfermedades, sin excepción, ya sean físicas, funcionales, orgánicas, psicológicas o de comportamiento y es complementario, no excluyente, de cualquier tratamiento médico o psicoterapéutico. La Descodificación Biológica, por su parte, habla de hipótesis o supuestos adicionales al trabajo de médicos, terapeutas y psicólogos.

En 1993, Christian Fleche estudia con el Dr Hamer. Luego, en 1994 decide utilizar algunas de esas propuestas y dejar de lado otras. Por esta razón, cambia el nombre de Nueva Medicina y llama a su práctica Descodificación Biológica (en Francia Biodecodage y Decodage Biologique). Creía que a la Nueva Medicina le faltaba conciencia terapéutica por lo que sistematizó y completó sus sesiones de terapia con el trabajo del Dr. Erickson (hipnosis), la PNL, los Ciclos Biológicos Celulares encontrados por Marc Fréchet, las Constelaciones familiares, la Psicogenealogía y otras herramientas como Creatividad o Presencia.

Este abordaje permite acercar a la consciencia la información que está manifestando el cuerpo en forma de enfermedad y que en general no solemos oír o prestar atención ya que suele ser más fácil, rápido y para el sujeto, más seguro tratar de acallar esta información mediante tratamientos, medicación, equipos, etc.
Se parte de la idea de que el inconsciente es biológico, se encuentra en cada célula de nuestro cuerpo. No nos damos cuenta de que el corazón está latiendo, el riñón filtrando, los vasos sanguíneos transportando sangre y así cada uno y la totalidad de órganos de nuestro cuerpo está realizando su función en cada instante. La enfermedad es una vía real para ir hacia nuestro inconsciente. Cuando no hay solución exterior, hay una solución interior, es lo que llamamos enfermedad. La enfermedad es con frecuencia una solución de adaptación. Y evolucionamos gracias a esta adaptación.

En cada persona hay dos lógicas, una racional e intelectual y otra visceral. Esta última da reacciones muchas veces involuntarias e incontrolables.

Desde este nuevo paradigma el órgano que se considera «enfermo» está expresando un malestar psíquico o emocional y ese malestar puede tener un sentido biológico, cíclico o transgeneracional y estar ligada a la propia historia vital o intrauterina o a factores de generaciones anteriores. Responde a las eternas preguntas de: ¿Por qué está enfermedad? ¿Por qué a mí? ¿Por qué ahora? ¿Cómo me curaré? ¿Cómo se puede prevenir? ¿Cuál es la causa?

Un Descodificador se pregunta ¿Cuál es el sentido de la enfermedad? ¿Para qué está en la vida de esa persona en ese instante? ¿Qué esconde el síntoma? ¿Cuál es el beneficio secundario de tenerlo o de mantenerlo? ¿Para qué es la solución perfecta en este instante?

Ciclo de aparición u origen de la enfermedad

En el origen de una enfermedad, un malestar o un problema de comportamiento hay uno o varios eventos que han sido vividos de forma traumática. Todo comienza en un instante preciso, llamado bioshok, momento en el que se desencadena una serie de síntomas que llevan a la enfermedad. ¿Por qué ocurre esto? Porque la emoción vivida en un instante preciso y que ocurre inesperadamente lleva al sujeto a un desequilibrio, a una situación de estrés de alto nivel. Si a esto se suma que la persona no puede expresar lo que siente (emoción bloqueada), no ve una solución posible y el shock lo vive en soledad (sin posibilidad de aliviarse) facilita que el este quede bloqueado o «enquistado» a nivel inconsciente y que sea desestabilizante para la persona guardando esta una serie de registros sensoriales de todo lo que rodea el entorno en el momento en que ocurre. Puede ser un accidente, un atraco, una discusión, un despido, una noticia inesperada, la marcha de una persona querida, una muerte o un insulto entre otros. La gravedad de los síntomas resultantes es proporcional a la cantidad de estrés vivido. Por ejemplo una madre desarrolla una patología importante a nivel del seno izquierdo porque su hijo está gravemente enfermo. ¿Porque? Porque lo vive a nivel profundo con un gran estrés y su biología arcaica responde con un mecanismo de activación de la glándula mamaria. Otro ejemplo sería el de una persona que tiene una pérdida rápida de visión después de regresar de una misión humanitaria donde ha visto situaciones que le han sobrepasado.

En algunos casos la sumatoria de pequeños eventos que son ligeramente traumatizantes y que pasan desapercibidos pero son molestos pueden generar un problema mayor. Es así como regulares e insignificantes reprimendas o regaños verbales pueden dar lugar a una desvalorización mayor. Tómese como ejemplo una simple descalcificación, la osteoporosis o la lisis ósea completa en personas que ya no se valoran por lo que hacen o no se sienten útiles para los demás.

La psique, el cerebro y los órganos están en interacción constante y cada persona percibirá el evento traumático o el conflicto biológico desde las tres perspectivas y de manera única según su historia de vida. Para algunas personas un despido es una oportunidad de cambio y para otras un gran sufrimiento. Comprendiendo como la persona ha percibido y resentido el evento traumático es como se puede liberar de la somatización. En consecuencia si un síntoma no desaparece completamente es que aún quedan «amarres» sin liberar y se ha de continuar soltando.

Se ha de tener en cuenta que el síntoma o la enfermedad no siempre es la liberación de un conflicto ya que al contrario podría ser la manifestación de un malestar actual. Por ejemplo, aumento de la temperatura corporal hasta llegar a fiebre sirven para expresar una falta de calor afectivo actual como es el caso de los bebes o niños pequeños cuando sus madres se marchan y que mejora apenas estas regresan a su lado.
El cliente mediante la descodificación toma consciencia de la naturaleza profunda de su malestar, enfermedad o comportamientos no deseados y así puede desembarazarse de los síntomas. Desde el instante en que se comprende el sentido la enfermedad ya no tiene razón de existir.

El terapeuta de Descodificación Biológica es como un jardinero que aplica cada procedimiento en el momento preciso sin alterar la naturaleza del ser que está acompañando. Practica el arte de descifrar, de escuchar al paciente de forma orgánica, de encontrar el momento de entrada en la enfermedad o momento de choque y poner en marcha protocolos en función de cada manifestación para llegar a la mejor solución.

Angeles Wolder Helling
Descodificación Biológica Original España
www.descodificacionbiologica.es