Reiki, filosofía de vida espiritual

877

Existen constantes preguntas referente a la espiritualidad, si tomamos la definición de Christina Puchalski (directora del instituto “George Washington”) podemos entenderla como un aspecto de la humanidad que refiere a la forma en que los individuos buscan y expresan sentido, propósito y como la humanidad se conecta con el mundo presente, con sus pares, la naturaleza, etc. Sin embargo el concepto de espiritualidad, al no conocer su verdadera definición, crea diferente interpretaciones con las creencias, técnicas, dogmas y filosofías de vida de una o más personas, creando una utopía que desdibuja el verdadero sentido del sendero que debe recorrer los neófitos tratando de ver en que proporción sostienen sus ideas, buscando el crecimiento interno en la gigantesca arista de posibilidades.

Para muchas personas, ser espiritual significa comportarse de cierta manera, asistir a ciertos cultos, vivir de acuerdo a como “debería ser el ser perfecto” espiritualmente, no fumar, no beber alcohol, no pensar negativamente, abandonar la vida mundana, etc. cerrando su mente y adoptando entusiasmadamente y con satisfacción su verdad, sin juzgar su modelo de viva y si este es correcto.

No es de extrañar que este tipo de ideas y creencias espanten a quienes realmente comienzan a buscar la espiritualidad y finalmente desisten, creyendo que las prácticas de crecimiento espiritual no son más que engaños utópicos de una vida que no se puede realizar.

El ego siempre busca su estabilidad y cuando este está sesgado acoge de manera inmediata e irrazonable una forma de escapar de conflictos internos, creándose una falsa espiritualidad, que no se afronta, justificando sus acciones con frases como “todo pasa por algo” alejándose de la realidad, responsabilizando al poder de Dios o del universo.

Un ejemplo de falsa espiritualidad es del rechazo a emociones negativas, entre ellas, la tristeza, enojo, ira, etc., las personas altruistas niegan y dentro de su “espiritualidad” suponen no deben tener este tipo de emociones, lo cual es falso. Como seres humanos debemos y estamos predispuestos a conocer estos sentimientos, con el fin de mejorar. La idea es poder reconocer estos estados emocionales, para entenderlas, incorporarlas y no aferrarse a ellos dejando ir la negatividad.

El Reiki es una forma de aprender a controlar las emociones negativas, generando un estado de consciencia que se trabaja en el autoconocimiento. El Reiki permite estar embarcado en un viaje consciente de aprender de sí mismo, entender los defectos, asimilar los karmas, vivir para crecer y aprender de la vida que nos muestra este mundo.

Reiki es una filosofía de vida, no solo una técnica de sanación para los profanos, ya que su práctica conlleva un crecimiento espiritual en todo lo ancho de su significado, busca no solo mejorar física, mental o espiritualmente, sino también conectarse con un ser superior o Dios, para poder vibrar de forma diferente y transformarse en la mejor versión de sí mismo, es por ello que esta filosofía de vida y arte, nos entrega las herramientas necesarias para poder mejorar nuestras vidas, sanar el cuerpo, relajarte y aprender de ti mismo, eliminando patrones del inconsciente y del ser interno, liberar y cortar las cadenas que nos aprisionan y nos hacen sentir mal o dañados.

Es algo que puedes usar en tu vida, es decir, no tienes que adaptar quién eres y cómo vives para experimentar Reiki, sino que tu vida será igual que siempre, solo que la diferencia la harás ya que comenzarás un trabajo interno para cambiar desde tu interior al exterior, generando una verdadera vibración de amor, vibrar con amor compasivo y entendiendo la vida, manteniendo nuestro ego y personalidad bajo control, teniendo un cambio consecuente y futuro, no inmediato, es un camino que comenzarás a recorrer para llegar a esa iluminación interna, un trabajo continuo de cada día, que se contribuye con cada acción que haremos generando la verdadera diferencia, siendo honestos contigo mismo y con el mundo que te rodea, llegando a conocer y experimentar el verdadero crecimiento espiritual, siendo responsables de nuestras acciones, siendo los propios arquitectos de nuestra vida y nuestro destino.

Nicolás Benedetti Ariza
Presidente Federación Iberoamericana de Reiki.
Director Sociedad Chilena de Reiki.
www.Federacioniberoamericanadereiki.com
www.Sociedadchilenadereiki.com