Ayurveda

3078

Ayurveda, la «ciencia de vivir», es un sistema de medicina nacido en India hace más de 9.000 años. Observa la salud como la armonía entre cuerpo, mente y espíritu, considerando los desequilibrios del ser humano, tanto desde su naturaleza externa, como interna; concebido como un verdadero método de vida para proporcionar salud.

En Occidente, el Ayurveda funciona como plan alternativo y complementario de la medicina ortodoxa alopática. Sin embargo, el creciente interés por esta ciencia se debe a que ofrece soluciones prácticas a factores problemáticos de la medicina del Siglo XXI, en un marco de profundo respeto por la persona y la naturaleza, efectivo en la prevención y cura de enfermedades, la preservación de la salud y la promoción de la longevidad.

Formalmente reconocido por la Organización Mundial de la Salud como un sistema médico tradicional; el Centro de Medicinas Alternativas y Complementarias (NCCAM) dependiente del Instituto de la Salud de Estados Unidos, ubica el Ayurveda dentro de la categoría de los sistemas profesionales complementarios mayores. En la India existen 134 Facultades de Medicina donde se estudia siete años para obtener el título de médico.

El objetivo del Ayurveda

El Ayurveda nació para que los seres humanos podamos cumplir con el propósito de la existencia: descubrir nuestra realidad interna. La salud es la base para alcanzar esta meta. El Ayurveda ayuda a la persona sana a conservar la salud y al enfermo a obtenerla. Las características principales son:

  • Es el primer sistema holístico que integra cuerpo, mente y espíritu.
  • Experimentado a lo largo de 9.000 años.
  • Sus principios son universalmente aplicables a la existencia diaria de cada individuo.
  • Trata la causa de la enfermedad, en vez de atender únicamente los síntomas.
  • Está centrado en el tratamiento integral del paciente.
  • Utiliza multitud de recursos terapéuticos, usualmente desatendidos, de la propia persona.
  • La terapéutica específica se realiza fundamentalmente con remedios de origen natural y yoga.
  • Orientado a lograr el rejuvenecimiento y restablecemiento del equilibrio corporal.
  • Depura las toxinas acumuladas durante años por hábitos nocivos, adicciones severas y crónicas, mediante la técnica de Pancha Karma.

Postulados principales

  • Existe una equivalencia entre el universo o macrocosmos y la persona o microcosmos.
  • Toda experiencia corporal positiva o negativa tiene su efecto sobre la mente, y viceversa.
  • Así como la verdad es infinita y única en cada persona, los tratamientos posibles son infinitos y específicos para cada uno de nosotros.
  • La mejor medicina es la que mantiene sano al ser humano.
  • Todo alimento es remedio y cada remedio es alimento.
  • Tradicionalmente, existen ocho especialidades: medicina general, pediatría y obstetricia, cirugía, oftalmología y otorrinolaringología, toxicología, farmacología, rejuvenecimiento y psicología.
  • Sus bases filosóficas se rigen por la Teoría de los Cinco Elementos, (éter, aire, fuego, agua y tierra); por la Tridosha, o los tres humores corporales, (Vata, Pitta y Kapha); por los siete dhatus o tejidos; los tres malas o productos de excreción; y por la Trinidad de la vida, cuerpo-mente-espíritu.
  • La farmacopea Ayurveda incluye más de 5.000 formulaciones distintas, desarrolladas a lo largo de milenios. Está fundamentada en plantas y minerales de los que se ha comprobado su efectividad, tolerancia y seguridad en el laboratorio de la vida. De todos modos, nadie debe automedicarse.
  • El Ayurveda incluye temas que no son abordados habitualmente por la medicina alopática, tales como recomendaciones de una dieta y un determinado estilo de vida, cambios estacionales, instrucciones relacionadas con el sueño y la sexualidad, y otros temas similares orientados a encontrar la armonía con los ritmos cósmicos de la naturaleza, basándose en los biotipos psicofísicos. Reconoce que la causa última de todas las enfermedades está en la violación de las leyes naturales. Los elementos centrales para el tratamiento y la prevención de enfermedades se concentran en restablecer el equilibrio físico, mental, emocional y espiritual. Nosotros mismos reconocemos que nuestra salud no puede estar separada de lo que comemos, lo que hacemos y lo que pensamos.

El Ayurveda nos proporciona un medio para entender el conjunto de energías y cualidades en movimiento por nuestras prácticas de vida diarias, así podemos usarlas para impedir o prevenir los desequilibrios que causan enfermedad.

  • En Oriente, la clave para el entendimiento es la aceptación, la observancia y la experiencia; Occidente se centra en el cuestionamiento, el análisis y la deducción lógica. Esta manera diferente de abordar las cosas requiere una forma nueva de pensar por parte de las personas que comienzan a estudiar Ayurveda. Los dos textos más famosos pertenecen a las escuelas de Charaka y Sushruta. Según la Charaka, ni la salud ni la enfermedad están predeterminadas, y la vida puede alargarse con algo de esfuerzo. Por su parte, la Sushruta entiende la medicina como el método de librar de enfermedades a quienes las padecen, proteger la salud y alargar la vida. Al finalizar la iniciación, el gurú se dirigía a sus estudiantes para encaminarlos hacia una vida de castidad, honestidad y vegetarianismo.

Se esperaba del estudiante que se dedicara en cuerpo y alma a los enfermos, que no traicionara a ningún paciente en beneficio propio, que se vistiera de forma modesta y que evitara darse a la bebida, que tuviera autocontrol y que moderara sus palabras, que constantemente se esforzara en mejorar su conocimiento y sus habilidades técnicas, que fuera amable y modesto en casa del enfermo, prestando máxima dedicación al paciente, que no difundiera datos sobre el enfermo o su familia, y que si no preveía la curación que se lo guardara para sí mismo, si lo contrario pudiere causar daño a los más allegados. Son estos unos preceptos muy parecidos a los del juramento Hipocrático.

La filosofía y los doshas

Según el Rig Veda, el más antiguo de los textos védicos, hay tres fuerzas básicas en la existencia: un principio de energía que conlleva la velocidad, la fuerza. La dirección, la motivación y la animación –características sin las cuales la vida no es posible–, y a cuya energía se denomina Prana, respiración primaria o fuerza de la vida.

La segunda fuerza básica vital se percibe como un principio de luz o de radiación; de hecho, es la energía cuando se mueve que emite luz y calor. La tercera fuerza es un principio de cohesión, ya que en toda manifestación de la energía hay una unidad común, un eslabón o afinidad de fuerzas gracias a lo cual todo está en perfecta armonía.

Estas tres fuerzas patentes en la vida y en todo lo que tiene existencia, se simbolizan en los diferentes elementos, aire, fuego y agua. De acuerdo a lo expuesto en los Vedas: «En el principio todo estaba unido, cielos y tierra sin separación alguna». En un momento dado, en el Universo se produjo la separación entre cielo y tierra, apareciendo el espacio entre ellos. La energía existente en el espacio de los elementos aire, fuego y agua se revela en la atmósfera como viento, sol y lluvia, que promueven la vida y sus manifestaciones.

En el hombre, estos mismos elementos y fuerzas vitales se hacen palpables en los tres humores biológicos (en sánscrito, doshas) y que conocemos como Vata, Pitta y Kapha; activos de manera que determinan el proceso de la vida en el crecimiento y la decadencia. Cuando en nuestro organismo estos doshas están desequilibrados, son la causa de la enfermedad.

El aire biológico es denominado Vata, viento. Es lo que mueve las cosas, incluso es el determinante de que los otros dos doshas puedan actuar, ya que sin el viento nada se mueve. En nuestro organismo controla todo lo referente al movimiento físico, la respiración, el movimiento intestinal, el movimiento del sistema nervioso; y en el plano psíquico gobierna el equilibrio mental, la adaptación y la comprensión de las cosas. Vata tiene las características seco, frío, sutil, áspero y activo.

El humor fuego se denomina Pitta, bilis. Es lo que digiere. Es el responsable de todas las transformaciones químicas y metabólicas en lo físico y mental; controla la capacidad de percibir la realidad y de entender las cosas tal y como son. Pitta tiene como características ser ligeramente oleoso, agudo, caliente, luminoso, móvil y líquido.

El humor agua se denomina Kapha, flema. Es lo que mantiene las cosas juntas. Tiene la función de proveer la sustancia para la formación y el crecimiento de los tejidos corporales: se encarga de la construcción física, y en un plano mental, proporciona el soporte emocional y control de las emociones de compasión, amor, modestia, paciencia, perdón y misericordia. Kapha tiene las características de frío, duro, húmedo, pegajoso, viscoso, firme, blando, suave, flojo e inactivo.

Cada uno de estos elementos se ayuda de un elemento secundario para realizar su función. Así, el aire o Vata está contenido en el éter o espacio. Por esta razón, el dosha Vata reside en los espacios de nuestro cuerpo y ocupa también los canales sutiles. El fuego o Pitta existe en el cuerpo en compañía del agua, si no fuese así el fuego lo destruiría todo. Por eso Pitta se encuentra en forma de ácido. El agua o Kapha se encuentra en nuestro organismo en compañía de la tierra, que contiene al agua. De hecho, nuestra composición física es principalmente agua, contenida en el interior de nuestra piel y tejidos, que se corresponden con la tierra.

El masaje ayurvédico

El masaje revitaliza la piel, los músculos, los nervios, y ayuda al cuerpo a mantenerse activo y ligero. Hace que el corazón y el sistema circulatorio se abran para proveer de oxígeno y energía a todas las partes del cuerpo; simultáneamente, elimina gases y desechos. Los métodos de liberación emocional tántrica para alcanzar la serenidad, el sosiego y la ecuanimidad son los métodos de meditación tántricos y el masaje hindú, ayurvédico y tántrico. El masaje hindú es un sistema holístico e integral en el que se actúa de manera dulce, sensitiva, sensual y liberadora sobre todos los cuerpos sutiles.

El centro de todas las enfermedades son las emociones insanas. Cuando están bloqueadas y reprimidas causan innumerables problemas. Sabemos, gracias a la medicina tradicional hindú y china, que las emociones se acumulan en determinados lugares de nuestro cuerpo más burdo, el físico. Lo cual hace que resulte muy fácil acceder con las manos a esos puntos.

En Occidente conocemos muchos sistemas de masaje que actúan de manera directa, o refleja, sobre estas zonas. Todos son elaboraciones a partir del masaje hindú o ayurvédico, aunque también de los métodos de masaje chino, con un tronco común antiquísimo: el masaje tántrico, del cual casi no quedan restos en India, aunque sí sabemos que era un masaje que incidía directamente sobre los chakras. Estos modelos occidentales e hindúes modernos, herederos de la medicina y masaje hindúes y chinos, son:

  • Osteopatía cráneo-sacral y visceral, para el desbloqueo muscular, articular y de las vísceras.
  • Reflexología, se aplica en las zonas sensitivas de pies, manos y orejas, para sanarnos física, mental y emocionalmente.
  • Masaje metamórfico, reflexología profunda sobre manos y pies para liberar traumas profundos, antiguos.
  • Aromaterapia, procedente de los aceites esenciales, hará que nuestras emociones sanen y, además, alcancen placeres insospechados.
  • Kinesiología, para el desbloqueo de los centros energéticos, chakras, que rigen nuestra vida diaria de manera inconsciente.

El masaje hindú con aceites esenciales es muy suave y actúa directa, o reflejamente, sobre las zonas citadas. Es un masaje integral y holístico que nunca debe aplicarse sobre una única zona, ya que cuando se toca un punto, se activa una determinada energía que hemos de hacer circular por todo el cuerpo, evitando que se estanque. Está indicado para personas con problemas emocionales y deseos sinceros de liberar traumas. Las escasas contraindicaciones pueden ser miedo a encontrarse a sí mismo, a descubrir traumas antiguos y a sufrir, y los mismos síntomas que para cualquier otro masaje, infecciones, granos, falta de limpieza, etc.

Por contra, los efectos benéficos son, liberación, sensualidad, sensibilidad, paz, serenidad, amor, etc. Cuando un chakra está bloqueado sentimos amargura, tristeza, miedo; cuando está desbloqueado sentimos paz, seguridad, bienestar, lucidez, armonía, etc.

La psicoterapia Sivaíta

Es un método que se sirve de las té cnicas de psicología tántrica Sivaíta y del Ayurveda para ayudarnos a resolver problemas que dificultan nuestro bienestar. La mayoría de los sufrimientos personales surgen cuando no somos lo que nos gustaría ser (neurosis), o cuando no estamos conectados con este mundo y nos creamos otro diferente (psicosis). Toda psicoterapia asume que es posible cambiar algo de las personas, para ello es necesario: explorar nuestras emociones y creencias, ver nuestros recursos para salir del bloqueo y, sobre todo, aceptación de nosotros mismos.

Va dirigida a quienes tengan dificultad para manejar los acontecimientos actuales de su vida y precisen de ayuda para ver con claridad y resolver sus problemas. Los motivos pueden ser muy diversos, pero el denominador común de todas estas personas, es que se hallan en un momento de cambio o de crisis y necesitan un espacio donde sentirse escuchados y comprendidos, y donde encontrar respuestas y salida a sus diferentes situaciones.

Acuden a terapia quienes han sufrido pérdidas (muerte de un ser querido, divorcio, etc.), quienes han llegado a una etapa de su vida en la que necesitan hacer un replanteamiento, o quienes tienen baja autoestima ya por depresión, fobias, ansiedad, problemas de pareja, o por adicción. La terapia individual se realiza guiada por un psicoterapeuta, que acompaña en todo momento el proceso mediante el cual la persona va a «darse cuenta» de lo que le está pasando y va a ir resolviendo sus problemas poco a poco. No es un camino sencillo; es doloroso ver nuestro lado oscuro y las propias debilidades. Sólo si tenemos el coraje y la confianza suficientes, podemos llegar al otro lado, sólo atravesando el dolor conseguiremos disolverlo.

El Pancha Karma

En India existen muchos ashrams y hospitales que utilizan el yoga como terapia, bajo la estricta mirada de la medicina ayurvédica. Toda la literatura ayurvédica se basa en la filosofía Samkhya y se perfeciona con la filosofía Sivaíta. La palabra «filosofía» se refiere al amor por la Verdad, y en Ayurverda, la Verdad es el Ser, la existencia pura, la fuente de la vida. Según estas filosofías, los cinco elementos se manifiestan en el ser humano como tres principios básicos o humores, la ya mencionada tridosha. Y los cinco elementos, pancha tattvas, que son: akasha, vayu, tejas, apas y prithivi, o lo que es lo mismo: éter, aire, fuergo, agua y tierra, respectivamente.

De akasha y vayu se manifiesta el dosha Vata. De tejas y apas surge el dosha Pitta. Y de apas y prithivi, el dosha Kapha. Como ya hemos visto anteriormente, Vata, Pitta y Kapha gobiernan todas las funciones del organismo, al igual que los pancha tattvas el universo material. Y de aquí surge el Pancha Karma, las cinco acciones. Una terapia muy efectiva para la limpieza y purificación física, emocional y mental; es decir, la sanación. Estas «cinco acciones» son:

1 – Satkarma, las seis purificaciones. La primera práctica purificativa de todo flemático, de constitución débil y con los tridosha desequilibrados:

  • Dhauti, purificación del aparato digestivo.
  • Vasti, purificación del recto. Haciéndo uso de vasti, enemas, conseguiremos armonizar los desórdenes causados por el exceso de la tridosha.
  • Neti, ducha nasal. Purificación de los senos nasales y las consecuentes enfermedades respiratorias.
  • Trataka, purificación de los ojos. Elimina la pereza, las enfermedades oculares, la falta de atención, proporciona concentración y facilita la meditación.
  • Nauli, purificación del abdomen y de las somatizaciones emocionales en las vísceras. Elimina la pesadez del fuego gástrico y los desajustes de los humores, estimula la digestión.
  • Kapalabhati, purificación profunda del abdomen y aparato respiratorio. Una impresionante técnica respiratoria que aumentará los beneficios de las anteriores puricaciones.

2 – Rasasara. La esencia de la piel que asciende hasta la superficie como la crema sobre la leche. Son tres técnicas purificativas profundas:

  • Shehana, masaje periódico con aceites. Es mucho más que un simple medio para relajar los músculos, eliminar contracturas y calmar la mente. Es, ante todo, un tratamiento poderoso para equilibrar y estimular los canales de energía y abrir la mente a la experiencia de la vigilia interior. El masaje AyurVédico es una técnica para cultivar la dicha de la consciencia, la cual es, en definitiva, la base de la verdadera belleza.
  • Lepas, tratamientos con hierbas y plantas medicinales.
  • Svedana, terapias para estimular la transpiración por la piel (saunas, baños, barros, arcillas, algas, etc.)

3 – Shamana, ayuno. Tratamiento para purgar toxinas físcas, emocionales y mentales, serias.

4 – Kriya, catarsis. Un complejo sistema de técnicas respiratorias, procedentes del pranayama Tántrico, unidas a determinadas asanas y danzas que provocarán una profunda tempestad emocional y mental que nos llevará a la liberación y sanación. Es necesario coraje y valentía para realizar este Karma y liberarnos de todo aquello que nos pesa y nos hace sufrir.

5 – Yantra y Mantra Yoga. El yoga de las formas, colores y los sonidos, guardado en secreto en los antiguos ashrams de India, sólo para iniciados, provoca una profunda limpieza mental, emocional y arquetípica. Es, en esencia, una continuidad de trataka y conduce hacia la integración con nuestra verdadera naturaleza.

Un maestro Sivaíta armonizará todas estas técnicas mediante una sadhana (entrenamiento personalizado) que realizará el paciente-discípulo con ansias de evolucionar. Las prácticas se realizarán en un lugar apartado de la sociedad para lograr un profundo cambio de hábitos y actitudes nocivas. Conforme evolucionamos nos damos cuenta de que necesitamos retirarnos de vez en cuando, y dedicarnos un tiempo para nosotros mismos, serenando mente, corazón y espíritu. Tras una entrevista personal decidiremos el tiempo de retiro que cada uno necesita para efectuar su sadhana y le ayudaremos a ejecutarla de la mejor manera posible. El tiempo mínimo de retiro será de un fin de semana.

Como dicen los Tantras: «El único trabajo que debes hacer en esta vida es salvarte de ti mismo». La enfermedad puede ser tu maestro, pero sólo si tu quieres. ¿Estás dispuesto a emprender un viaje interior y de sanación?