La PHE o Psincrholonergética

2753

Un nuevo procedimiento para regenerar la salud psicofísica y optimizar las aptitudes internas y la creatividad se está abriendo paso con rapidez en los ambientes artísticos y terapéuticos, se trata de la PHE o Psincrholonergética. El investigador Marcel Vega introduce esta técnica energética, cuyos resultados son asombros. Lo mejor es que para la persona que acude a una sesión es muy sencillo, sólo tiene que tenderse boca arriba y el terapeuta le acerca aquellas Bio-informaciones cuánticas que corresponden. Así, el cuerpo comienza a restablecer sus funciones.

Desde comienzos de los años 80 del pasado siglo estamos constatando la aceleración de un movimiento global de integración de conocimientos en todos los ramos de la actividad humana. Lo cual está llevando consigo el que los diferentes mercados estén siento colmados de técnicas y tecnologías que en muchas ocasiones, diez años antes, las hubiésemos tachado de muy improbables si no imposibles. Quienes están en el campo de la informática, de la bioconstrucción, de la cirugía en general etc. etc. todos lo podemos constatar en nuestras áreas respectivas. De la misma forma está pasando en el campo de la biología molecular y de la física de partículas elementales.

Aquellas disciplinas o apartados de la vida que se resisten a implementar los resultados de esta ola de implantación de nuevos procesos de síntesis se frustran al observar que el tren de alta velocidad de integración y de salto a un nivel de perspectiva más amplia los deja de lado.

¿Quién nos iba a decir a los que asistíamos a los primeros cursos de médicos alemanes en España de Quiropraxia y Manipulaciones Vertebrales allá a finales de los 70 y principios de los 80 la veloz transformación a la que íbamos a asistir hasta el momento actual en las técnicas de Medicina Natural en general y de la fisioterapia, la osteopatía, kinesiología y cercanías, en particular? Muchos de los que seguíamos investigando durante este periodo de años en el campo de la bioenergética, la medicina tradicional china y afines, nos parecía que con la tecnología electromagnética aplicada a los protocolos tradicionales de tratamiento ya habíamos llegado al techo. Por eso nos dejó perplejos la llegada de la tecnología cuántica, los sistemas de biorresonancia etc. Y cuando parecía que todo empezaba a estar atado alguien nos habla de la Phe (o Psincrholonergética) y nos cuenta que es un sistema cuántico natural. Que tiene resultados sin utilizar las agujas, sin los sistemas de frecuencias y sin los costosos aparatos cuánticos. No es por medio de tecnologías sino por un sistema sencillo al alcance de cualquier bolsillo y que trata de recoger la cercanía con el cliente que tenían los profesionales de la salud antiguamente.

Por un lado, nos alivia, ya que en el fondo todos tenemos la intuición o ilusión de que la salud tendría que tener alguna forma de conseguirse en la que la sencillez y el bajo coste fuesen compatibles. Pero por otro, nos suena a palabras bonitas de plumero electoral.

Qué es la Phe o Psincrholonergética

Un procedimiento por el que mejoramos profundamente la salud integrando la sabiduría energética tradicional con los avances de vanguardia de la física cuántica. La Phe logra su objetivo al implicar y restablecer el sí mismo de la persona afectado por las consecuencias de los distintos avatares de la vida, logrando afinar los efectos del proceso autobiográfico-energético del cliente. La Phe tiene éxito ya que organiza los procesos energéticos del cliente a través de Bio-informaciónes cuánticas. Por esto no trabaja con tecnologías sino con Fórmulas Cuánticas, a menudo de índole simbólica, que el fondo del sujeto solicita.

De qué consta la Phe

De una estructura conceptual o visión del universo y del cuerpo humano y la salud y de un protocolo de trabajo que se le aplica al cliente. El protocolo se lleva a cabo mediante un material por el que el cliente accede a aquellas Bio-informaciones cuánticas que necesita para organizar mejor los procesos de su cuerpo Energético, de su Imaginario, de su Emocional, de su Simbólico y de otras índoles más sutiles, también llamadas espirituales. En este proceso estamos, en el de explicar y explicarnos su funcionamiento. Nosotros hemos logrado que una persona, con una sesión, no se tenga que operar de glaucoma, que una perra con tres sesiones se haya librado de dos tumores que la estaban matando etc. Explicar cómo científicamente estamos logrando esto y otras cosas muy interesantes, es complejo y se sale de este contexto en el que estamos. La explicación requiere de una introducción que efectuamos en los talleres de aprendizaje.

En una sesión de Phe, la persona se tiende boca arriba, nosotros le vamos acercando aquellas Bio-informaciones cuánticas que nos va solicitando y su cuerpo comienza a restablecer sus funciones como si de pronto «se acordase de cómo era funcionar correctamente».

Para qué casos la utilizan

Cuando una persona se libra en una sesión de migrañas semanales que la postraban en cama desde hacía cinco años; o cuando un señor recupera la audición en una sesión de un oído que tenía molestándole desde su niñez; o cuando un niño de tres años se libra en una sesión de una operación de amígdalas, o cuando una gatita se libra de una operación de columna vertebral en dos sesiones y el veterinario se queda perplejo; o cuando un compositor en una sesión cambia toda su obra en la que llevaba más de siete meses y en menos de dos mes graba en Londres algo espectacular y totalmente distinto a lo que durante meses intentaba; o cuando un escritor con una sesión casi acaba una novela con la que llevaba más de diez años atascado; o cuando una niña incapaz de ir a la escuela, de hacer amigas, con gravísimos problemas de funcionamiento, de salud y de relación, en una sesión se lanza a vivir dejando perplejos a sus padres; o cuando alguien con más de cinco intentos de suicidio con una serie de sesiones reconduce su vida y descubre que era una gran artista? O cuando alguien que no sabía lo que quería o que no tenía sentido o que estaba depresivo, recobra las ganas de vivir y la brújula? ¿Cómo podríamos definir para qué casos emplearla? Nos parece que hay algo a la vez preciso y global que sitúa y organiza el interior del sujeto a mucha profundidad, como una semilla que luego va floreciendo y mejorando aquellas disfunciones que tenía o en las que lo estaba somatizando.”

Una vez leído esto, nos sentimos tocados en nuestra curiosidad y buscamos algo más. Y he aquí que la persona que la está difundiendo viene a dar una charla en un lugar cercano. En la charla se explica el paso del paradigma clásico de Newton y Descartes al actual paradigma post-cuántico…; la diferencia entre las técnicas de salud que utilizan uno u otro paradigma; las imágenes muestran la historia por la que ha pasado la energética desde que llega a Europa hasta la Phe y cómo la Phe tiene como finalidad el despliegue o explicitación de una estructura geométrica que existe en el implícito del sujeto, a más de cinco octavas por debajo de los chakras y cuatro de los meridianos de acupuntura, a la que llama (CC) Cuerpo Cuántico. Este CC sólo puede desplegarse cuando se trabaja la energía del cuerpo humano en su totalidad como un solo cuerpo energético compuesto de niveles…

Cuando salgo, mientras paseo, de nuevo me viene el dilema, mientras recuerdo lo que me ha dicho un colega que la está probando y está bastante contento con ella: ¿Me apunto al taller ya que sólo consta de un fin de semana? ¿A ver si resulta que tiene razón el de la charla cuando dice que ser profesional de la salud implica estar evolucionando a través de la propia práctica? ¿Podría tener coherencia entonces el que la Phe, según él, hace avanzar al que la practica mientras que lleva a sus clientes a un estado especial de salud y una visión del mundo en la cual el universo es nuestro aliado y a través de nuestro cuerpo podemos crear con entusiasmo un sentido vital en nuestro camino personal?