Acidificación y enfermedad, vs. alcalinización y salud plena

354

Y… ¿qué será lo que el cuerpo verdaderamente necesita para su natural funcionamiento, y lograr salud plena? ¡Es muy simple! Básicamente necesita una suficiente y constante dosis de oxígeno, enzimas, electrones; y una sangre levemente alcalina para la homeostasis (equilibrio interno). ¡Y todo esto se potencia a través de la ingesta de alimentos sin refinar (no industrializados), preferentemente en su estado crudo y, si no es mucho pedir, que sean de producción agroecológica!

El término PH significa “potencial de hidrógeno” y es la cantidad de iones de hidrógeno en una solución particular. Cuando hay muchos iones hidrógeno la solución se transforma en ácida, y si hay pocos la solución es alcalina.

El balance ácido-alcalino es muy importante para que el cuerpo se mantenga saludable. Todo el tiempo estamos generando de forma natural desperdicios ácidos producto del metabolismo de lo que comemos y respiramos, y deben ser neutralizados y/o excretados para conservar la salud. Por ello es conveniente un consumo diario de alimentos alcalinizantes para neutralizar esa constante generación de ácidos.

Lo que más acidifica al organismo y lo expone a una larga lista de enfermedades que van desde las infecciones hasta la osteoporosis, entre otras, son:

  • Las proteínascuanto más complejas, más difícil su digestión y descomposición metabólica lo que la transforma en generadora de ácidos lo que fuerza a los riñones a la excreción de fluidos en una manera que causa la perdida de los tan necesarios minerales de formación alcalina. Siendo así, las proteínas de origen animal (carnes, lácteos, embutidos…) son las más acidificantes, y las de origen vegetal (pseudocereales como la quinoa, el mijo y el amaranto; legumbres, semillas, frutos secos…), mucho menos dañinas, aunque siempre hay que consumirlas con moderación.
  • Las grasas: por su lenta digestión tienden a ser levemente acidificantes, siendo más nocivas las saturadas (carnes, lácteos, embutidos…), y neutrales las de origen vegetal (semillas oleaginosas como los frutos secos).
  • Los azúcares y otros refinadosdebido al proceso de refinamiento, todos los alimentos refinados como la sal común de mesa, el aceite mezcla o no virgen, el azúcar blanco y las harinas blancas, se le destruye los minerales alcalinos, necesarios para contrarrestar su natural acidez. Entonces, el cuerpo debe usar los propios minerales alcalinos para contrarrestar dicha acidez y de ahí viene el dicho: “bebes azúcar y orinas calcio”.

Si bien hay otras causas por las cuales el organismo puede desnivelarse a nivel ácido-alcalino, la alimentación es el factor de más relevancia. Una buena forma de mantener una adecuada nivelación es centrarse en aumentar el consumo de agua, vegetales crudos en ensaladas o licuados, frutas frescas de estación, pseudocereales como la quinoa, el amaranto y el mijo; y semillas como las legumbres, frutos secos y otras oleaginosas especialmente.

Con ellos puedes hacer bebidas y untables vegetales, y todo tipo de preparaciones. Si es posible, intenta que la mitad de todo lo que comes y bebes durante el día provenga de este grupo de alimentos, y notarás los cambios no solo a nivel físico, sino también te armonizarás en el plano psicoemocional.

Lic. Patricia Robiano
Holistic Health Coach
www.patriciarobiano.com.ar
Sigue mi mensaje de #SaludConsciente en Instagram, Facebook y Linkedin