La Kinesiología del comportamiento emocional

3798

Basado en el Método del Dr. Diamond

LOS MERIDIANOS Y SUS EMOCIONES

Cuando la energía de los meridianos de acupuntura fluye libremente por todo el cuerpo, los hemisferios cerebrales se hallan equilibrados. Al mismo tiempo el timo estará activado.

Cada meridiano posee una actitud emocional específica, positiva y negativa. Cuando nos encontramos en un determinado estado emocional negativo, la actividad de la glándula timo se verá debilitada, así mismo producirá un deterioro general de la energía vital, y un deterioro específico de la energía del meridiano vinculado a ese estado emocional. Si persiste ese estado emocional durante largo tiempo, los meridianos asociados continuarán desequilibrándose, llegando a dañar a la fisiología del órgano correspondiente hasta provocar la enfermedad. Esta cadena de acontecimientos demuestra lo importante que son los factores psicosomáticos para la salud. Con éste método no sólo vamos ha aliviar el factor emocional, se estará ayudando a la mejoría de los síntomas físicos.

Glándula Timo

  • Emociones negativas = odio, envidia, miedo
  • Emociones positivas = amor, fe, gratitud, confianza, coraje/valor

La glándula timo es el nexo de unión entre la mente y el cuerpo, siendo el primer afectado por las actitudes mentales y el estrés. El timo controla y regula la energía vital a través de los meridianos de acupuntura, por lo tanto es la llave maestra del sistema energético corporal.

La mayoría de las personas cuando tienen que hacer frente a una tragedia, ya sea una enfermedad personal o la muerte de un familiar, responde disminuyendo la actividad de su timo, reduciendo su energía vital. Como muestra Hans Seyle en su obra El estrés de la vida, la primera respuesta del cuerpo al estrés es el encogimiento de la glándula timo.

El odio y el amor son las emociones más primarias que tenemos los seres humanos, según el Dr. Diamond: «el odio primordial surge del miedo básico a la muerte y constituye una especie de desquite o de venganza contra ella. Este miedo es tan primitivo y fundamental que, a nivel consciente no nos damos cuenta de su existencia». El miedo nos hunde, nos torna vulnerables al estrés.

Según Freud, y la psicoanalista Melanie Klein dentro de nosotros anida el instinto de vida y el instinto de muerte, de tal manera que existe en todo momento un impulso de autodestrucción que lucha contra nuestro deseo de amar, vivir, de realizarnos y de crecer. Esta lucha profunda que se produce dentro de nosotros, según Diamond está ocurriendo dentro de nuestro timo de forma permanente.

La falta de esperanza o desesperación, es una condición psicológica que se haya vinculada al meridiano del tiroides, investigaciones han demostrado que existe una relación entre la actividad de la tiroides y el desarrollo del cáncer.

Atributos positivos del timo: Fe, ésta se encuentra vinculada al amor. «El amor está donde está la fe». «Tener fe en Dios es rendirse a él». Confianza, «En ti Señor, deposito mi confianza». Significa la verdad, tener solidez. Gratitud, es propiamente una virtud que predispone la mente a un sentimiento interno y a un agradecimiento externo del beneficio recibido, junto a una disposición de retornar lo mismo o similar.

Coraje, esta palabra procede del latín cor, que quiere decir corazón. Los griegos consideraban a la glándula timo como la protectora del corazón. Cuando la actividad del timo es elevada, cuando nos encontramos llenos de amor, entonces tenemos coraje suficiente para hacer frente a la adversidad, coraje y voluntad para pasar de lo negativo a lo positivo.

Estas afirmaciones activarán la energía vital y nos ayudarán a superar el estrés y los desequilibrios energéticos que puedan afectarnos. Las enunciaremos como sigue: «Yo estoy lleno/a de amor. Yo tengo fe, confianza, gratitud y coraje». Cuanto más cuidadosamente comprendamos estas palabras, tanto mejor será nuestra imagen de estos conceptos y podremos ayudarnos por ellos. Diciendo las afirmaciones con auténtico sentimiento varias veces al día podemos estimular nuestra energía vital, ayudándonos a cambiar y a tomar decisiones en la vida.

Atributos negativos del timo

La psicoanalista Melanie Klein ha afirmado que la base del odio, la envidia y todas las demás emociones negativas es un miedo profundo y primordial. Es probable que tal miedo se encuentre relacionado con el «trauma del nacimiento»; es decir, el niño que ha estado viviendo en un paraíso dentro del útero, se ve de repente forzado a abandonarlo mediante un sinnúmero de convulsiones y contracciones, y es lanzado al frío y duro mundo externo. Y aunque siga manteniendo una íntima relación con la madre, ahora ese contacto es externo y no interno. No es de extrañar que el niño experimente en ese momento un miedo que habrá de acompañarle a lo largo de toda la vida.

La palabra envidia procede del latín invidia, que significa una mirada hostil, de la cual obtenemos todas las demás expresiones que tienen que ver con el mal de ojo.

El niño durante su primera infancia, se encuentra atrapado en el deseo de confiar plenamente en su madre y la percepción de que ella no puede satisfacerle en todas sus necesidades. Esta primera etapa del desarrollo de la personalidad, el niño se enfrenta a la envidia contra confianza; así superar la envidia significa superar la desconfianza, dando lugar al desarrollo de la confianza total.

En su libro sobre la envidia y la gratitud, Melanie Klein escribe: «Se puede decir que la persona muy envidiosa se muestra insaciable, ya que nunca se encuentra satisfecha al sentir las continuas embestidas interiores de la envidia…». El paciente envidioso no llegará a ponerse bien ni tendrá la voluntad de conseguirlo, tendiendo a destruir todo lo que su terapeuta intenta hacer para ayudarle. Por otro lado el paciente agradecido, el que posee un timo activo, llevará a cabo todas las sugerencias de su terapeuta, tiene voluntad de ponerse bien, y de hecho lo consigue.

En resumen, el timo controla nuestra energía vital. Si queremos encontrarnos bien, si deseamos tener equilibradas y activas nuestras energías físicas y mentales, si queremos mostrarnos invulnerables al estrés, hemos de tener una buena actividad del timo. Esta glándula se ve controlada por las emociones más poderosas, tanto positivas como negativas.

Cuando el timo se muestra activo, la persona se encontrará en el camino de la salud y de las opciones y elecciones positivas de la vida. Por consiguiente hemos de escoger una forma de vida que se mantenga alejada del miedo, del odio y de la envidia, dirigiéndonos y tomando elección por las emociones positivas como el amor, la confianza, la fe, la gratitud y el coraje. El poder del amor es increíble, puede hacer cambios bioquímicos muy poderosos en el organismo.

Funciones de los hemisferios cerebrales

Cuando nos encontramos en situaciones de estrés, no sólo se debilita la glándula timo, sino que también se produce un desequilibrio entre los dos hemisferios cerebrales que nos impide llegar a una solución beneficiosa y creativa del problema.

Uno de los hemisferios, generalmente el izquierdo suele ser el predominante, el hiperactivo. Su función se expresa por la utilización prioritaria de su mano derecha. Está capacitado para enfrentarse a la realidad cotidiana, las reacciones lógicas. Este se ocupa sobre todo de las habilidades verbales, del lenguaje y del procesamiento ordenado y detallado de la información. O sea, que hablar, escribir y leer se encuentran mayormente bajo el control del hemisferio izquierdo del cerebro. Una lesión de ésta zona causa toda clase de problemas relacionados con el lenguaje. Este hemisferio controla los procesos de pensamiento lógico y consecutivo, las matemáticas y la semántica.

En contraposición el hemisferio derecho se relaciona con la fantasía, la imaginación, los sueños, la intuición, las relaciones espaciales, el ritmo, la rima, la música, el humor, la risa y la sintaxis. En este hemisferio se encuentra la sede de la información visual. Se ocupa de las relaciones espaciales. Una persona cuyo cerebro haya sido lesionado en el hemisferio derecho suele perder el sentido de la orientación, es incapaz de encontrar el camino de su propia casa. Este hemisferio es responsable de procesar la información visual de una situación de una manera global, holística. Controla los procesos de pensamiento abstracto y nuestras reacciones emocionales.

El hemisferio izquierdo está mas desarrollado en las personas que vivimos en el mundo occidental y las personas que viven en oriente tienen una predominancia cerebral derecha.

Los dos hemisferios poseen funciones diferentes en el cuerpo humano. El hemisferio izquierdo está vinculado a un aspecto del sistema nervioso neurovegetativo, el parasimpático que regula de una manera autónoma las funciones respiratorias, digestiva y cardiaca, endocrinas, metabólicas, etc. Por su parte el hemisferio derecho, se vincula al sistema simpático. El hemisferio izquierdo está relacionado con doce meridianos de acupuntura, mientras que el derecho lo hace con otros seis.

Para conseguir una armonía psicobiológica plena, se requiere un equilibrio y sincronización entre los dos hemisferios y una energía vital alta. Esta meta la podemos alcanzar practicando alguna actividad creativa: escuchar algún tipo de música como la barroca (que sincroniza los hemisferios cerebrales), leer poesía, pintar, bailar, observar la naturaleza, etc.

Cuando ambos hemisferios están sincronizados, se produce una corriente de energía que impregna todas nuestras actividades de la vida cotidiana y en nuestro pensamiento no se produce un predominio total de la lógica sobre la intuición y la percepción global de las cosas.

Las capas mas profundas de los meridianos y sus emociones

Toda nuestra biografía en el momento presente y nuestra actitudes mentales de ahora, constituyen el resultado de todos los procesos emocionales inconscientes del pasado. Para liberarnos del sufrimiento, y para llegar a conseguir propósitos y metas deseados. Disponemos de este método maravilloso, para poder descubrir las actitudes emocionales inconscientes que subyacen en las capas más profundas.

A menudo, nos sucede que arrastramos esquemas de experiencias anteriores que proyectamos en el presente; a veces nos suceden que se disparan situaciones inconscientes sucedidas en la primera infancia, por lo tanto nuestra vida actual en muchas ocasiones está determinada por situaciones no resueltas del pasado.

Con éste método, primero corregimos los desequilibrios energéticos del meridiano mediante la afirmación apropiada y, segundo, continuamos retestando a fin de descubrir aquel meridiano que se halla más profundamente afectado. Con este proceso vamos haciendo como si se estuviera pelando una cebolla, capa tras capa, hasta que se llega al punto final donde el timo se mantiene fuerte en el test kinesiológico. De esta manera estamos seguros de que tanto a nivel consciente como a nivel inconsciente, hemos equilibrado a la persona y hemos elevado su energía vital.

Vamos a poner unos ejemplos descritos por el Dr. Diamond:

  1. Una angina de pecho, puede venir de un problema de la persona a no expresar su rabia, ira y tragárselas para sí. La actitud emocional negativa del corazón es el enojo, y la que se vincula al meridiano de la vesícula biliar es la rabia, la ira violenta, es un atributo más primitivo y violento que la sentida por el corazón, pero ambos se encuentran íntimamente relacionados.
  2. Problema energético en el meridiano del bazo: encontramos la afirmación relacionada con este desequilibrio y la persona repite ésta: «Tengo fe y confianza en mi futuro». No obstante volvemos a testar el Timo y sigue mostrándose débil. Así empezamos de nuevo para descubrir y corregir el substrato, la capa profunda, de aquel primer desequilibrio. Así la segunda capa que se manifiesta es un desequilibrio en el meridiano del hígado y en la lista de emociones negativas conectadas con dicho meridiano es infelicidad. Tal vez ésta persona cree que sus preocupaciones y angustias sobre el futuro se deben a que la persona que necesitaba que le ayudase, no lo ha hecho y se ha creado un estado de infelicidad, corregimos con la afirmación «Yo soy feliz». Testamos timo y sigue dando débil, éste proceso significa que después de haber corregido el substrato, la capa donde estaba la infelicidad, en otra capa más profunda la persona se sintió deprimida, apesadumbrada y sin esperanza. Todo ello constituye un sentimiento más profundo que la primera capa superficial de preocupación por el futuro. Ahora su timo testa fuerte al igual que todos los demás meridianos siguiendo este orden: bazo, hígado, tiroides y timo.
  3. Una mujer soltera que mantenía relaciones con un hombre casado. Cuando la analizó por primera vez, tenía un desequilibrio energético del meridiano del hígado, es decir, era una mujer desdichada, dijo las afirmaciones apropiadas y su meridiano del hígado testó fuerte. Pero su timo seguía mostrándose débil. Volvemos a chequear los puntos de alarma y tenía un desequilibrio en el meridiano del riñón; le explicó que significaba una cierta indecisión sexual. Hizo la afirmación adecuada, y su riñón testó fuerte; pero su timo seguía manifestándose débil. En esta ocasión el desequilibrio estaba en el meridiano del corazón. Se le hizo ver a la paciente que su situación le provocaba un estado de enojo, de ira. Así que repitió la afirmación positiva relacionada con su problema: «Le amo y le perdono», y su meridiano del corazón se equilibró de inmediato. Pero su timo todavía seguía mostrándose débil. Descubrió que la causa era el meridiano del estómago. Al explicarle lo que esto significaba, la paciente contestó: «cada vez que mi amante me deja, me siento profundamente decepcionada, me duele el estómago y me pongo a comer en exceso». Se le volvió a hacer el test, y esta vez el timo dio un resultado positivo. Así la secuencia había sido: hígado-riñón-corazón-estómago y timo. Se le indicó que siguiera haciendo las afirmaciones por un tiempo.
  4. Un paciente con fuertes dolores abdominales, en el examen médico el doctor comprobó la tensión en el abdomen con espasmos del intestino. Le hizo un test y comprobó que la causa se encontraba en el meridiano del corazón, le preguntó al paciente con quien se sentía enfurecido, la causa era su madre. Le pidió que repitiera la afirmación: «Perdono y amo madre», el meridiano del corazón testó fuerte y casi inmediatamente empezó a sentirse aliviado de sus dolores. Su enojo, su enfado fué el que había producido su espasmo en el colon. Una vez que logró transmutar su cólera, le volvió a hacer nuevos test y encontró desequilibrio en el meridiano del intestino grueso. Le explicó que el hecho de odiar a su madre le producía un sentimiento de culpa que le estaba afectando profundamente, equilibramos con su afirmación adecuada y finalizamos la terapia.

El poder de la Energia VitalEn Kinesiología Aplicada, disponemos de varios métodos, para tratar las emociones de una persona, este es uno de ellos, basado en sus Seminarios y en el libro «El poder de la Energia Vital». Ed. Robin Book.

Francisca Nieto
Asociación Española de Kinesiología
www.kinesiologia-aplicada.es