La primavera y las temibles alergias

1532

Las alergias son una reacción anómala del organismo ante una sustancia extraña y de causas innumerables.

Por este motivo la primavera no es para todos igualmente agradable. Las personas alérgicas se enfrentan en esta época del año a numerosos agentes alérgicos como el polen o las picaduras de insectos.
Los científicos creen, que entre los factores que influyen en las alergias, uno es la herencia, pero existen otros muchos como la lactancia artificial, exposición al alérgeno, polución, tabaquismo, infecciones virales, etc., que van a condicionar la existencia o no de respuesta de nuestro sistema inmune, que normalmente combate los gérmenes, sin embargo, en la mayoría de las reacciones alérgicas responde a una falsa alarma.

Hay una predisposición o mayor hipersensibilidad en hijos de padres o familiares alérgicos.
Lo que es cierto es que las estadísticas confirman que tres de cada diez personas mayores de 35 años padecen alguna dolencia relacionada con alergias, mientras que en los menores de 12 años son cuatro de cada diez los afectados.

Una reacción alérgica puede manifestarse de distintas maneras, según el órgano afectado: en los ojos, lagrimeo y picor; en la nariz, congestión, secreción nasal, picor, y estornudos; en la piel, enrojecimiento, picor, habones; en los bronquios, pitos, tos, dificultad respiratoria. Y si es una reacción alérgica que afecta a todo el organismo, reacción anafiláctica, da un conjunto de todos estos síntomas, que agravados pueden llevar hasta la muerte.

Todos estos síntomas se pueden confundir con los de resfriados, conjuntivitis, dermatitis, aunque pueden tener otras causas.

La rinitis alérgica, suelen padecerla personas de más de 40 años y está caracterizada por el goteo de la nariz, pero sin estornudos. El sentido del olfato es muy reducido y puede desarrollar pólipos, es decir pequeños bultos de materia gelatinosa, que se forman en el interior de las fosas nasales.
Últimamente han aparecido alérgenos nuevos, ya que ha aumentado su uso como es el caso del níquel, y algunos otros metales.

El tabaco y la contaminación son un aliado de las alergias, cuanto más expuesto estemos a ellos más probabilidades tendremos de desarrollar una alergia, y que sus síntomas sean peores.

Alergia a los alimentos

Las sustancias que dan lugar más a menudo a una alergia alimentaria son: pescado, crustáceos y moluscos, cereales, leguminosas, frutos secos y ciertas frutas (manzana, kiwi). La cocción, la pasteurización o la esterilización de los alimentos no disminuyen la actividad alérgica. Es más, pueden aumentarla.
Las molestias pueden ser tratadas con los medicamentos oportunos o incluso con remedios naturales que pueden aliviarnos e incluso curar a los alérgicos.

La mejor prevención para las alergias es evitar la exposición al alérgeno. Ante un síntoma, lo mejor es acudir a un especialista que realizará las pruebas epicutáneas para descartarlo.
Es importante identificar la causa de la alergia para poder evitarla tomando las precauciones necesarias.
Lo que puede perjudicar mayormente son las plantas en su etapa de floración: abedul, fresno, roble, etc., aunque también tenemos en época invernal la floración de los chopos, los almendros y avellanos y en verano, numerosas hierbas provocan la tan temida fiebre del heno, causada por el polen de las plantas y las esporas.

Sugerencias

Si eres alérgico al polen:
Revisa los filtros del aire acondicionado y evita guardar la ropa que ha sido expuesta a la polinización.
Las primeras horas de la mañana entre las 6 y las 11 son las de mayor concentración de polen en el aire. Los días soleados, secos y ventosos son los más perjudiciales.
Un día húmedo, fresco y sin viento es sin duda el más saludable, tenlo en cuenta a la hora de hacer un viaje, si realizas actividades al aire libre, si te gusta disfrutar un día de campo.
Los días tormentosos son de mayor polinización ya que el viento remueve el polen.
El clima ideal para esta sintomatología es sin duda la costa, cerca del mar mientras dura la polinización, con el fin de reducir la inflamación.
Se recomiendan las plantas medicinales ya que pueden ayudar a prevenir estas sintomatologías.
Se denomina Fitoterapia a la ciencia que utiliza los principios activos de las plantas con fines terapéuticos. Esta ciencia es muy efectiva para remediar las alergias. Durante mucho tiempo los remedios naturales, y sobre todo las Plantas Medicinales, fueron el principal e incluso el único recurso de que disponían los médicos.

Dentro de la Fitoterapia se destacan

Para vías respiratorias:

  1. Desmodium, es una planta antialergénica, antiasmática, antiespasmódica y antiinflamatoria. De gran protección hepática, normaliza transaminasas y elimina ictericia y fatiga, en hepatitis víricas y tóxicas.
    También se utiliza como prevención ante tratamientos farmacológicos prolongados que puedan dañar la función hepatobiliar. Preparación y uso Se utiliza el tallo y la hoja en infusión. Se puede tomar 3 veces en el día. La cantidad de planta depende de la alteración que pretendamos mejorar. Ante una hepatitis en estado agudo se recomienda preparar en un litro y medio de agua hirviendo unos 15 gramos de planta seca, se dejando que hierva 15 minutos y que repose otros 20 minutos. Después se cuela y se guarda en un recipiente opaco que se pueda cerrar para proteger la infusión de la luz y en lo posible del aire. Se toma un vaso en ayunas y después se toma un vaso cada tres o cuatro horas, procurando tener el estomago lo mas vacío posible. La infusión ha de prepararse cada día, pues oxida rápidamente perdiendo su efecto.Cuando la tomamos como prevención: Preparamos una taza de infusión tres veces al día. Se coloca una cucharada de postre en una cantidad doble a la que deseamos tomar. Dejamos hervir 10 minutos y reposar otros 10 y está lista para beberla.
  2. Helicriso, provoca un estimulo de la secreción interna de hidrocortisona, por lo que posee una actividad antialérgica útil en casos de alergias digestivas, cutáneas y respiratorias, tanto por vía interna (infusión) como externa (en forma de pomadas) también en caso de conjuntivitis alérgica o no.
  3. La Ortiga Muerta Menor, que combate con bastante éxito la fiebre del heno y la alergia al polen evitando la producción de mucosa y los incómodos ataques de tos.
  4. Ginkgo Biloba, que se vende en farmacias y herbolarios. (Muy cuestionada en cuanto a sus efectos por El Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de EEUU).
  5. La Efedra, a pesar de tener propiedades parecidas a la adrenalina, es muy efectiva a la hora de curar la alergia al polen. Recomendada también para el asma bronquial, bronquitis, rinitis, disnea, tos persistente. alergias: fiebre del heno, conjuntivitis primaveral y urticaria. Gran expectorante, broncodilatador, vasoconstrictor, antihistamínico (antialérgico) y estimulante del sistema nervioso central. Realizar la infusión de una cucharadita de Efedra por taza. Beber dos tazas al día después de las comidas para prevenir reacciones alérgicas. No se debe abusar su uso ya que puede producir efectos secundarios como: dilatación de la pupila, vómitos, dolor de cabeza, sudor, dolor abdominal, taquicardia e hipertensión. La efedrina (compuesto de la Efedra) puede producir ansiedad, temblores, insomnio y, excepcionalmente, psicosis tóxica; se considera como una anfetamina natural, por su intenso efecto psicoestimulante-euforizante.
  6. El Regaliz, La raíz del regaliz contiene ácido glicirricico, lo que le confiere propiedades antialérgica, antiinflamatoria y expectorantes, por lo que resulta útil contra las infecciones pectorales, el asma o la tos.
    Se utiliza en la afonía y las inflamaciones de garganta. Localmente, la infusión de Regaliz se utiliza para el tratamiento de la conjuntivitis y las oftalmias. A nivel cutáneo Aplíquese una pomada o crema a base de árnica o caléndula sobre la parte afectada carecen de efectos secundarios.
  7. Milenrama: Tiene un efecto antiinflamatorio general e inespecífico. Hay que tener la precaución de no consumir esta planta en grandes cantidades, porque puede producir vértigo y cefaleas.
  8. Malva: Su mucílago, es muy útil para los casos de alergia facial que pica y escuece o quema.

Sugerencias

  • Evitar los alimentos que una vez detectados causen alergias. Los análisis de sangre ayudan a detectarlos.
  • Vigilar los siguientes aditivos: aspartame, glutamato monosódico y los sulfitos.
  • Practicar el ayuno con zumos naturales, es bastante eficaz.
  • Es importante no sólo tratarse con medicamentos y plantas curativas, sino también, llevar una alimentación que proteja tu organismo de esta amenaza.
  • Los alimentos más adecuados serían los que contienen vitamina C, B y E, pero se recomienda poner en nuestras comidas abundante ajo y cebolla, comer ensaladas crudas, apio crudo y verduras.
  • Vigilar los excesos.

Oligoelementos

Hay ciertos elementos minerales que anulan los estados alérgicos, principalmente el manganeso, el azufre, el fósforo y la asociación manganeso-cobre. Se toma una vez al día, excepto el manganeso que se deberá tomar progresivamente una o dos veces por semana. El manganeso es quizás el más representativo, ya que corresponde al cuadro clínico típico de las alergias denominado en Oligoterapia como Síndrome Hiperactivo.

Glosario de términos

  • Alérgeno, Sustancia susceptible de desencadenar una reacción alérgica.
  • Anafilaxia, Reacción inmunitaria de todo el organismo.
  • Epicutáneas: Prueba destinada a investigar la sensibilidad de la piel a una sustancia.
  • Glicirricico, sustancia que contiene potasio y sales de calcio, obtenido a partir de la raíz de regaliz. Se emplea como expectorante.
  • Habones: picor en el cuerpo producido por una urticaria.
  • Histamina. Sustancia contenida en el interior de algunas células de la piel y de las mucosas (los mastocitos).
  • Hipersensibilidad. Reacción del sistema inmunitario ante un alérgeno reconocido por los anticuerpos del organismo y responsable de los problemas alérgicos.
  • Oligoelementos: Son sales minerales que se encuentran en nuestro organismo en pequeñas cantidadesimprescindibles para el buen funcionamiento metabólico. hierro, cobre, yodo, manganeso, selenio, zinc, cromo, cobalto, flúor, litio, níquel y silicio son los oligoelementos más importantes.

Purificación González Ruiz
Directora de Loto Salud. Naturopatía y Formación Online
http://lotosalud.wix.com/lotosalud