Panchakarma, un camino hacia la salud

2255

Panchakarma – ¿Por qué enfermamos y cómo nos mantenemos en salud? ¿Por qué envejecemos, unos antes que otros? Son preguntas que han sensibilizado a los hombres de todas las edades y diversas culturas, desde siempre.

Saber sobre nuestra salud es preguntar sobre aquéllo que enferma, que es lo mismo que decir ¿quién soy yo?

A estas preguntas, las distintas culturas respondieron de diferente manera, dando lugar, en sus respuestas, a diferentes formas de atender a las personas. Esto dió lugar a diferentes sistemas de medicina, en función del objetivo de cada sistema.

El concepto de la enfermedad nace con el flujo de la vida. No es algo a derrotar, como una condición negativa, sino que debemos comprender, para captar el mensaje que ésta contiene, y que nos recuerda que el alma debe regresar a su origen, donde no existe enfermedad.

En occidente es prevalente el modelo científico, con la consideración del organismo humano como una «máquina fisiológica en equilibrio homeostático». El sistema de medicina moderno se basa en lograr atender esta máquina, formando el modelo biomédico de atención a la enfermedad, que aquí llamamos medicina alopática o convecional.

En cambio, en muchas culturas, también en la nuestra como alternativa, surge una consideración del fenómeno humano diferente, como entramado de aspectos en permanente cambio y unión. Los sistemas de salud, consecuentes a esa perspectiva, buscan la armonía en ese entramado, respetando la capacidad del ser humano para dirigir y sanar su vida y su salud. De ahí surgen las llamadas medicinas naturales.

Según todas las medicinas naturales, el ser humano es visto como un entramado, en el que cuerpo, energía, emociones, mente y espíritu estan rotundamente unidos.

¿Cuáles son las bases de los sistemas de medicina natural?

  • El ser humano es interactivo consigo mismo y con el medio. No existen órganos separados.
  • Los seres vivos son capaces de enfermarse y curarse, en función de sus desiciónes y su horizonte vital.
  • El ser humano está compuesto por materia, energía, mente y espíritu. Todo ello está unido.
  • La salud es un estado de armonía entre cuerpo, mente, espíritu consigo mismo y con el medio. No sólo es la ausencia de enfermedad.
  • El cuerpo está en continuo intercambio, necesitamos alimentarlo y también eliminar nuestras toxinas. La depuración forma parte de nuestro mantenimiento de la salud.

panchakarma-camino-hacia-salud2La ciencia de la medicina ayurvédica surge en el valle del río Indo, a los pies del Himalaya, hace 5.000 años. Según esta ciencia milenaria, todos nacemos con un equilibrio de fuerzas vitales, que conforman nuestro carácter y nuestra fisiología y estructa humana. Ayurveda llama Doshas a esas energías vitales básicas que dan vida a nuestra constitución. De su equilibrio depende nuestra salud, su desequilibrio es el origen de la enfermedad.

Todos podemos prevenir el proceso de una enfermedad, si prestamos atención y escuchamos a nuestro cuerpo.

Por ello es importante tener en cuenta algunos de los factores claves, que según la ciencia ayurvédica influyen sustancialmente en la salud y en la enfermedad.

  • Hábitos alimenticios adecuados.
  • Las estaciones del año.
  • La salud física y la edad.
  • Los factores emocionales y mentales, así como el estrés.
  • Nuestra vida diaria.
  • Las relaciones personales.

¿Qué podemos hacer parar prevenir un problema de salud o la enfermedad?

  • Integrar hábitos saludables de forma permanente.
  • Escuchar las señales de nuestro cuerpo.
  • Eliminar toxinas acumuladas en los tejidos del cuerpo a través del Panchakarma, y rejuvenecer nuestro sistema a nivel celular, logrando un nuevo equilibrio y fortaleciendo el sistema inmunitario.
  • El cuerpo está en continuo intercambio y por ello la depuración forma parte de nuestros hábitos de salud.

El Panchakarma, tratamiento terapéutico clave de la medicina ayurvédica, es un proceso de depuración y limpieza del cuerpo, mente y espíritu. Se realiza de forma residencial, por un período no inferior a 8 días. Está particularmente indicado en las encrucijadas de la vida, cuando uno va a tomar una decisión importante, cuando va a cambiar de hábitos, cuando está resolviendo un problema relevante, después de una pérdida, cuando uno se muestra especialmente cargado o con una dieta abusiva que desea cambiar.

Está también indicado en multitud de problemas de salud, siendo un tratamiento personalizado, en función del diagnóstico de la persona y del problema que presenta.

El Panchakarma incluye un período de diagnóstico y preparación, un período de tratamiento residencial, y un período de revitalización o Rasayana. Durante el período residencial se recibirán diversos tratamientos diarios, según las pautas establecidas después del primer diagnóstico personalizado. Hay que tener en cuenta, que 8 días es el período mínimo de tratamiento. En diferentes casos estarán indicados tratamientos más largos, pero ésto se decidirá después de la primera entrevista personal.

Una vez terminado el tratamiento residencial, se recibirá una pauta terapéutica personalizada e indicaciones para la vida diaria, a seguir en casa. Estas indicaciones durarán al menos un mes, desde el final del tratamiento residencial.

Es de vital importancia, que dispongamos de tiempo suficiente para poder organizar las pautas personalizadas del retiro.

Daniela Schifferstein
daniela@ayurvedaterapeutico.org