Salud natural para tus hijos también en Navidad

166

Ya se están acercando las fechas navideñas y mi hijo está revolucionado escribiendo la carta a los Reyes Magos con toda la ilusión del mundo. Entre risas y gritos de emoción puedo escuchar la tos y estornudos de alguno de sus amiguitos que han venido a merendar. Al unirme a ellos para ver como se encuentran me entero que en el cole están estudiando los hábitos saludables, como dormir mucho, abrigarse cuando hace frío, lavarse los dientes y cosas similares. Uno de ellos que sabe que soy médico, con su carita sonrosada me dice: “si yo hago todo esto por qué estoy siempre malito. Me duele mucho la nariz de limpiarme tanto los mocos”. En ese momento no sé muy bien que contestarle, así que se me ocurre preguntarles que le pedirían a los Reyes Magos para estar más sanos. El resultado fue muy divertido.

Queridos Reyes Magos, si fuera posible queremos:

  • Salir del cole sin el abrigo, correr todo el rato y que al día siguiente no me duela la garganta.
  • Que cuando nos caemos jugando en el patio o en el parque, el dolor del golpe apenas dure para poder seguir jugando. Lo mismo cuando te pegan, sobre todo las patadas, que duelen mucho.
  • Ir a cumpleaños o a casa de los abuelos y comer todo lo que nos gusta. Chuches, chocolate, pizza, patatas fritas, galletas, helados, batidos, refrescos,… (ahí les tuve que parar, que la lista era interminable) y que al día siguiente no duela la tripa y te pongan de comer cosas como verdura y pescado. Alguno me dice que el arroz blanco no le importa tanto.
  • Que en verano no piquen los mosquitos para no tener que rascarse todo el rato.
  • No coger un catarro que dure un montón y te pierdas cosas como ir al cole, a jugar al fútbol o a casa de un amigo a jugar con la Nintendo Switch.
  • No tener alergia en primavera y estar constantemente con el inhalador, que es un rollo.
  • Que desaparezcan los piojos del mundo (en realidad me dicen pulgas, es lo que tiene ver mucho Bob Esponja), que cuesta mucho quitarlos.

Después de este despliegue de deseos posibles, ya que había otros del tipo ser invencible como Iron Man y Spiderman, les dije que las cosas ocurren porque uno hace que ocurran. Tampoco Iron Man y Spiderman nacieron con sus poderes, algo pasó para que los tuvieran. Y eso lo entendieron fenomenal.

Por cierto, ha sido una gran sorpresa saber que a nuestros pequeños también les preocupan estas cuestiones.

Con mi experiencia en la Salud Infantil he llegado a la conclusión de que hay mucho desconocimiento sobre la prevención de todas estas situaciones. Ha calado la creencia de que en la infancia hay que estar permanentemente enfermo, sobre todo, de enfermedades infecciosas tipo catarro, gastroenteritis, otitis y laringitis. Esto NO ES VERDAD, sólo hay que saber qué cosas hacer para evitar estos trastornos. Es indiscutible que el sistema inmune de un niño tiene cierta debilidad respecto al de un adulto, pero eso no debe repercutir en su salud de manera tan negativa.

Con ciertos hábitos en la alimentación, cuidados higiénicos y alguna suplementación con productos naturales, la infancia puede ser una etapa donde se potencie la salud de los niños y traducirse a largo plazo en adultos más sanos.

Todos estos conocimientos, extraídos de nuestra cultura gastronómica, estudio de plantas y suplementos naturales, protocolos de la Medicina Convencional (ya que abogo por la integración), y el sentido común (que debería ser el más utilizado de los sentidos) se encuentran en mi obra “Guía Naturista de Salud Infantil”. En ella se explica cómo poner en práctica todos estos conocimientos de manera sencilla y útil bajo los siguientes apartados:

  1. Cómo reforzar el sistema inmune de cara a las estaciones más frías.
  2. Pautas para minimizar los efectos de las infecciones infantiles más frecuentes.
  3. Aprender a manejar situaciones como fiebre, golpes de calor, traumatismos varios, gastroenteritis, etc., con mayor tranquilidad.
  4. Tratar de manera inmediata situaciones como alergias, otitis, laringitis, gastroenteritis, catarros y gripes.
  5. Dotar a los padres y cuidadores de múltiples opciones para mejorar la salud de nuestros hijos (alimentación, fitoterapia, oligoterapia, homeopatía, suplementos, etc.).

Así que SÍ, los deseos se cumplen si se trabajan y se tiene el conocimiento necesario. Estas Navidades podréis hacerlo posible si regaláis salud a las personitas que más queréis, vuestros hijos.

Con todo cariño solo os quiero desear Felices Fiestas y SALUD PARA TODOS.

Dra. Gema Rodríguez Rodríguez
Licenciada en medicina. Médico homeópata y especialista en fitoterapia y nutrición. Diplomada en Medicina Tradicional China.
dragrodriguez12@gmail.com