Test sanguíneo H.L.B.O. es igual que H.L.B.O.FG. Categóricamente No

3426

Hace dos años propuse a un médico portugués abrir en su país una línea de enseñanza del Test Sanguíneo H.L.B.O.FG. Me contestó que en su país el sistema HLBO estaba en descrédito y que era imposible tratar de enseñarlo.

Hace breves semanas, un médico Iberoamericano que viajó a Madrid para asistir a mi curso me manifestó que ya había recibido la enseñanza del sistema HLBO. Al cuarto día, al finalizar dicho curso, me dijo que lo que se había explicado en mi clase con proyecciones de gotas sacadas y elegidas por mi, no era el HLBO conocido sino algo totalmente diferente, y que esta enseñanza que acababa de recibir le abría a un mundo nuevo donde podría tratar al enfermo con un conocimiento más profundo de su problema y con la posibilidad de un tratamiento mucho más ajustado. Pasado un tiempo me manifestó, vía e-mail, que mi sistema Test Sanguíneo H.L.B.O.FG. le está ayudando a observar la acidosis que es la base de múltiples enfermedades; las buenas o malas funciones viscerales; el estrés; la adinamia hepática, que es un mal que origina muchas enfermedades (como un tipo de depresión donde se estrellan los psiquiatras, o el SFC- Síndrome de Fatiga Crónica, o la disfunción de órganos vitales como hígado, pulmón, vejiga, corazón, debido a campos emocionales no resueltos).

Mi asesor de marketing me ha propuesto que haga un cambio de siglas para liberarme de la fama del antiguo sistema por lo que hemos abierto una vía paralela a mi sistema Test Sanguíneo H.L.B.O.FG. denominada Sistema Hematográfico de Sangre-SHS.

En su día el sistema HLBO creó grandes expectativas sobre todo como detector del cáncer, pero nadie lo hizo evolucionar más allá. Sin embargo yo estaba muy interesado en poder ver en una gota de sangre el aspecto nutricional del paciente. Esta curiosidad me llevó a preguntar al Dr. Bradford y al Dr. Jurasunas –número uno por entonces a nivel mundial del HLBO–, si se podría saber el estado nutricional a través de una gota de sangre. Me contestaron que nunca lo habían estudiado. Y ese fue mi reto.

Desde entonces estoy investigando todas las posibilidades de información que me pueda proporcionar una gota. Aun así, me resisto a cambiar las siglas pues creo que es un homenaje hacia los descubridores del sistema y aunque los principios fueron cortos en enseñanza, no tiene por qué quedar inmersa en el inmovilismo en que está el HLBO, anclado todavía en sus inicios.

Y este HLBO inicial es el que aún se está enseñando por diversas partes del mundo.

Para distinguirme del antiguo sistema HLBO he creado las siglas Test Sanguíneo H.L.B.O.FG., que aunque utiliza la gota de sangre coagulada dista muy mucho del método primario que me enseñó el Dr. Oswald y al que tanto respeto le guardo.

El Sistema Test Sanguíneo H.L.B.O.FG., es un método único investigado por mí durante 26 años habiendo estudiado más de veinte mil gotas.

Por ello he creado un mapa de los órganos representados en una gota de sangre coagulada en un cristal porta.

A través de este sistema he resuelto la gran incógnita de SFC-Síndrome de Fatiga Crónica. He acuñado nuevos conceptos como la adinamia hepática, que engloba serios problemas de enfermedades.

También el CNR, Conflictos Emocionales no Resueltos, que origina grandes trastornos de salud por conflictos emocionales no resueltos y que pueden estar muy anclados en el pasado.

Las sensibilidades alimentarias que también originan serios problemas de salud. Si estos problemas de salud fueran tratados con corticoides y antibióticos se generaría aún más deterioro.

test sanguineo2En este tema de sensibilidades alimentarias no me resisto a contar mi experiencia con varios de mis pacientes que antes de venir a mí han recorrido varias consultas de naturópatas. Muchos de ellos sugieren la conveniencia de limpiar los órganos sea de toxinas o de otros productos dañinos acumulados. Quizá por la influencia de uno de los primeros naturópatas que lo dijeron, Arnold Ehret, hasta uno de los últimos, Andreas Moritz, la limpieza aparece como necesaria. Y realmente lo es, pero el H.L.B.O.FG. nos dice que una cosa es limpiar y otra muy distinta, es no manchar. Con la limpieza actuamos sobre el efecto, pero evitando los alimentos que provocan las sensibilidades alimentarias que diagnosticamos claramente con el H.L.B.O.FG., actuamos sobre la causa.

Si no manchamos, no tenemos que limpiar constantemente. El resultado es formidable.

También con el Test Sanguíneo H.L.B.O.FG., se puede distinguir entre enfermedad nerviosa o nerviosismo (que es un estado crónico) irritabilidad nerviosa (que es un estado agudo), estrés (el normal que origina una actividad sana o el patológico que puede producir severos problemas) y los diversos campos emocionales (estados crónicos que afectan no solamente a la conducta sino también a las vísceras como corazón, colon, hígado, estómago, e incluso cerebro).

Las excrecencias periféricas, que tanto nos sorprenden, nos hablan de los conflictos emocionales relacionados con los familiares directos o indirectos, amigos, empresa, autoridad, etc.

En un tiempo de aproximadamente siete minutos puedes entender los problemas de salud que el paciente expone que, aunque siendo numerosos, pueden tener un solo origen.

También es un sistema valiosísimo de seguimiento de los tratamientos. Se puede saber si el tratamiento está bien o mal aplicado, o si la persona está haciendo bien el protocolo indicado, o si las agujas del acupuntor, o la hipnosis, o la dieta, o el masaje, etc. están dando los resultados esperados.

El Sistema Test Sanguíneo H.L.B.O.FG. no es un sistema estanco, cada día se descubren nuevas figuras que nos ayudan a interpretar los problemas de salud.

El Test Sanguíneo H.L.B.O.FG. nos abre las puertas al interior del paciente proporcionándonos una información de interpretación valiosísima que beneficia al enfermo y da prestigio al terapeuta.

Fernando Guirado
Profesor del Sistema Test H.L.B.O.FG.