Un 10% de quienes han padecido ictus tuvieron una infección un mes antes

1360

Un equipo de neurólogos del Hospital del Mar de Barcelona ha constatado que cerca del 10 % de las casi 2.000 personas que han sufrido un ictus desarrolló un proceso infeccioso un mes antes, que podría haber activado el accidente cerebral. Según informa el Hospital del Mar en un comunicado, el estudio prospectivo cuenta con una muestra de 1.981 pacientes y ha permitido establecer el porcentaje de enfermos que padecieron un proceso infeccioso durante los treinta días previos a desarrollar el accidente cardiovascular. Un 9,7 % de los 1.009 hombres y 984 mujeres que entre enero de 2005 y diciembre de 2010 ingresaron en el Hospital del Mar con un accidente vascular agudo tenían una infección del tracto respiratorio (36,8 % de los casos), procesos gripales (30,1 %) e infecciones gastrointestinales (12,4 %).

Los facultativos también han observado que en las analíticas de sangre de los enfermos con procesos infecciosos previos había un aumento significativo de todos los parámetros inflamatorios, un dato que sugiere que cuando los pacientes padecieron un ictus estaban en un proceso inflamatorio debido a la infección, «que podría ser la facilitadora de que el ictus se desencadenara», se indica en el comunicado. El jefe del Servicio de Neurología del Hospital del Mar y coordinador del estudio, Jaume Roquer, ha considerado que «estos resultados nos han de impulsar a incidir en la necesidad de implantar estrategias preventivas para evitar infecciones, como puede ser la vacunación contra la gripe, especialmente en personas de edad avanzada y con la salud deteriorada». Aunque esta investigación ha constatado que las infecciones pueden activar los accidentes cerebrales agudos, «no tienen la misma influencia en el resultado final de la enfermedad», ya que los pacientes con una infección previa no han mostrado un pronóstico diferente a los que no la tenían. Las enfermedades cerebrovasculares son la tercera causa de muerte en el mundo occidental, después de la cardiopatía isquémica y el cáncer, y la primera causa de invalidez en personas adultas de más de 65 años.