Las Constelaciones Familiares y los órdenes del amor

607

Las constelaciones familiares se desarrollan con Bert Hellinger como parte del trabajo que inicia en el campo de la psicoterapia y se introduce en España en los años 90. Es un método de aproximación sistémica y fenomenológica para resolver conflictos y restaurar el equilibrio en la familia y en distintos grupos humanos

El trabajo de CF no se enfoca tanto en los problemas que pueden darse en las relaciones de la persona en su convivencia cotidiana, sino que se centra en el sistema familiar en su conjunto. En ocasiones, el punto de partida para entender y explicar los problemas de la persona o personas implicadas en una situación vital concreta, pueden estar originados en determinados sucesos ocasionados en su familia de origen. En palabras de Daan van Kampenhout, «una constelación es una manera de tratar los efectos negativos de los acontecimientos desorganizadores de la historia de una familia».

¿Qué aspectos abordan las constelaciones familiares?

Cuando una persona plantea una dificultad, problema o malestar y desea resolverlo o recuperar su bienestar anímico; las constelaciones enfocan la mirada tanto en los aspectos conscientes como inconscientes que puedan guardar relación. Así por ejemplo a la base de determinadas dificultades en la pareja puede observarse que en uno de los cónyuges aparece una relación fusionada con uno de los padres, se trataría pues de detectar que desórdenes pueden estar manifestándose en el sistema familiar y generar el modo de restablecer el orden.

En otras ocasiones el tema se centra en torno a vivencias traumáticas expuestas por la propia persona, como por ejemplo la pérdida de uno de los padres en la infancia, una separación temprana… aunque puede darse la circunstancia de que la persona no sea consciente de la relación entre determinados hechos acontecidos en su historia y su estado anímico, siendo la constelación la que saca a la luz este aspecto y facilita que sea abordado.

Y por último, y quizás sea ésta la aportación mas reveladora que nos ofrece este modelo de intervención, la constelación ofrece la oportunidad de indagar en los sucesos, y acontecimientos familiares que la personalidad no ha llegado a registrar en su mente al ser hechos y vivencias vividas por miembros de generaciones anteriores -como padres o abuelos entre otros- y su influencia permanece en la persona impidiéndole alcanzar una calidad de vida satisfactoria.

Desde las constelaciones familiares se considera que los individuos se comportan según determinadas leyes que ellos mismos no conocen, y que pueden dar lugar a unas relaciones donde impera el desorden y la desdicha. Hechos vividos por otros miembros de la familia, incluso de generaciones anteriores, pueden afectar a miembros de la red familiar nacidos posteriormente. La detección y descubrimiento de esa dinámica inconsciente y el restablecimiento del orden alterado facilitará un nuevo modo de relación personal.

¿De dónde surgen las constelaciones familiares?

Su creador Bert Hellinger es un psicoterapeuta alemán, quien lleva investigando, aplicando y desarrollando el método desde los años 80. Formado en múltiples disciplinas, como el psicoanálisis, la terapia gestalt, el psicodrama, la hipnosis, la terapia primal, la PNL y especialmente el enfoque sistémico. Actualmente las constelaciones familiares han tomado fuerza a nivel mundial por su profundidad y por su capacidad de llegar de una manera sencilla a muchas personas que están en el proceso de revisar y encontrar soluciones en sus vidas. Hellinger aun ofrece conferencias y seminarios por todo el mundo y son muchos los psicoterapeutas y psicólogos que desarrollan su labor terapéutica incluyendo este marco teórico y práctico, tanto en la terapia individual como grupal.

Muchas personas consideran que este trabajo va más allá de la psicoterapia en sentido estricto y alcanza un área silenciosa de conocimiento oculto que tenemos las personas y que podemos reconocer a través de los llamados Órdenes del amor. Ello nos dará comprensiones nuevas, que la persona podrá integrar en su propio autoconocimiento y facilitará un mejor desarrollo de sus relaciones interpersonales. Conceptos como Alma, Conciencia Familiar e Implicaciones Sistémicas son usados para explicar ciertos movimientos en las relaciones personales. También a partir de sentimientos confusos podemos contemplar el hecho de que para entender y explicar lo que la persona siente tendremos que observar este proceso desde el «creer para ver» en vez de «ver para creer».

Hellinger habla de una «conciencia inconsciente, que a la vez es una conciencia común de toda la familia, que dirige y guía a esta familia», y este descubrimiento le llevó a desarrollar las implicaciones sistémicas y las dinámicas existentes entre distintos miembros de una misma familia. La intervención se despliega a partir de la escenificación de la estructura familiar por personas ajenas a dicha familia denominadas representantes, y una vez detectado el desorden y la dinámica de lealtad implicada, se restaura el orden a partir de la interacción de sus miembros y las llamadas frases sanadoras.

El so de términos ligados tradicionalmente a las corrientes espirituales y religiosas, nos puede llevar a pensar que no se trata de una intervención terapéutica, pero la evidencia de los cambios sanadores que genera el trabajo de las constelaciones familiares, y el seguimiento de multitud de profesionales de la psicoterapia que contemplan este método como una poderosa herramienta sanadora, nos lleva a pensar que es un válido y poderoso acercamiento a la comprensión y sanación de muchos de los problemas que sufren las personas, siendo un buen complemento dentro del proceso psicoterapéutico que una persona haya iniciado y también una interesante mirada para cualquiera que desee mejorar la comprensión de sí mismo y avanzar en su desarrollo y crecimiento interior.

El trabajo de constelaciones también puede ser aplicado a otros sistemas humanos como el ámbito empresarial e institucional «las constelaciones organizacionales», en donde se ofrece una mirada sistémica de la estructura y el equipo de dicha empresa y se crean diagnósticos que permitan asesorar a los responsables de la misma para encontrar posibles soluciones a las dificultades por las que pueda estar atravesando.

Asimismo el desarrollo creciente de la denominada «pedagogía sistémica» está siendo utilizado por distintos profesionales como una adecuada herramienta para aproximarse con una mirada más amplia a los alumnos y sus familias y resolver conflictos dentro del ámbito educativo.

Rosa Martínez
Psicóloga Clínica y Psicoterapeuta. Escuela de Psicoterapia de Valencia. Formadora en Terapia Gestalt y Constelaciones Familiares en distintos centros de España. Especializada en Conflictos de pareja y Sexualidad. 
www.epvsicoterapia.com