Leyendas del Shiatsu. Matsuko Namikoshi, una vida de shiatsu

2244

Shiatsu, según el Ministerio de Salud Bienestar y Trabajo de Japón es un tratamiento que mediante la presión de los dedos sobre determinados puntos del cuerpo mantiene y mejora la salud, alivia diversas enfermedades, corrige irregularidades corporales y reactiva la capacidad de autocuración del organismo

Shiatsu, su significado literal es «presión con los dedos»: «Tratamiento que, aplicando una presión con los dedos pulgares y las palmas de las manos sobre determinados puntos corrige irregularidades, mantiene y mejora la salud, contribuye a aliviar diversas enfermedades (molestias, dolores, estrés, trastornos nerviosos, etc.), activando asimismo la capacidad de autocuración del cuerpo humano. «No tiene efectos secundarios». La definición anterior es la que aparece en los textos oficiales del Ministerio de Salud, Bienestar y Trabajo y del Ministerio de Educación de Japón. Según estos textos se puede denominar: shiatsu o tratamiento de shiatsu (shiatsu ryoho).

Beneficio Integral

Si se recibe con regularidad, una vez por semana o cada quince días, el estado de salud en general mejora, se percibe mejoría física y emocional, los pequeños achaques desaparecen, disminuyen la inquietud y la ansiedad, aumenta la concentración, por último el organismo comienza a equilibrarse recuperando su capacidad innata de autocuración. Tokujiro Namikoshi decía: «El corazón del Shiatsu es como el corazón de una madre, al presionar con los dedos sobre el cuerpo emana la fuente de la vida».
El tratamiento de shiatsu es natural, sólo utiliza las manos y los dedos, no tiene efectos secundarios, tampoco existe un límite de edad, puede aplicarse a cualquier persona desde bebés hasta ancianos y además trata todo el cuerpo.
El shiatsu es quizás el mejor tratamiento que existe porque aunque la persona que acude a un centro no tenga ninguna dolencia diagnosticada, el tratamiento se ajusta al cuerpo de quien lo recibe haciendo que sea único para cada persona. Ayuda a mejorar el equilibrio en quienes tienen alguna dolencia y potencia las funciones de los sistemas fisiológicos haciéndolos más eficaces cuando no existe ninguna irregularidad. Cada día el organismo cambia por el cansancio, el estado anímico, lo que comemos o bebemos, si trabajamos mucho, etc. El shiatsushi (shiatsu especialista) conocedor de los secretos del organismo, sabe adecuar la presión que se aplica a cada persona en concreto y tratarla de acuerdo con sus condiciones particulares.Si se recibe con cierta periodicidad, el tratamiento de shiatsu consigue que la persona sea más receptiva a los cambios que se producen en su organismo, sea capaz de anticiparse a la enfermedad y pueda evitarla.
El aprendizaje del shiatsu en Japón, se realiza a través de escuelas especializadas, homologadas por el Ministerio de Educación y también se enseña en algunas universidades, en la actualidad existen decenas de entidades educativas que imparten esta carrera. En Europa la enseñanza se canaliza por medio de escuelas privadas. Aprender shiatsu en España es relativamente fácil porque existen varias escuelas y alguna de ellas propone programas interesantes. Es importante tener en cuenta varios puntos para elegir la mejor escuela, debe contar con un buen equipo de profesores con un alto grado de formación, riguroso y eficaz a la hora de transmitir los conocimientos, con creatividad para lograr mantener viva la llama del aprendizaje, con los objetivos claros, que renueve continuamente los programas y fomente el intercambio con escuelas de otros países mediante seminarios en diversos países de Europa y resto del mundo o congresos internacionales. Además es recomendable que cuente con un número significativo de horas de prácticas, sólo la práctica acumulada hace que el shiatsushi alcance la maestría. En nuestra escuela, por ejemplo, se realizan 330 horas de práctica por curso y nuestros alumnos aprecian la importancia de realizarlas. Los profesores debemos estudiar mucho y trabajar más para conseguir la excelencia de nuestros alumnos, ésa debe ser nuestra meta.
Ahora que los tiempos vienen algo difíciles, aprender shiatsu es una buena manera de obtener un empleo e incluso de crear una pequeña empresa, con el shiatsu el futuro puede estar en tus manos.
Si queremos hablar del shiatsu actual, debemos realizar un merecido homenaje a quien es una leyenda viva del shiatsu, una de sus figuras más importantes Matsuko Namikoshi Sensei, ella es, sin lugar a dudas, la persona más importante en la difusión del shiatsu en el mundo, aunque por humildad no quiera reconocerlo y en muchas ocasiones ceda ese mérito a otros.
Matsuko Namikoshi Sensei, posee un gran carisma y una técnica muy elevada que hacen que sea un referente en el panorama mundial del shiatsu. Nacida en 1938, tiene en la actualidad 74 años, cuenta con 38 años de experiencia clínica y 34 años como profesora de shiatsu. En resumen alguien que lo sabe todo del shiatsu. Es muy apreciada en Europa y en España, país por el que tiene un gran cariño y al que acude en muchas ocasiones para impartir seminarios entre sus alumnos. Su sonrisa permanente, su sencillez al explicar y su cercanía a los alumnos hacen que con ella sea fácil aprender. Próximamente en España tendremos de nuevo la oportunidad de poder contar con sus conocimientos y disfrutar de sus clases prácticas en el Congreso Internacional de Shiatsu que se celebrará en Madrid los días 15, 16 y 17 de junio 2012.
Para Matsuko Namikoshi Sensei el shiatsu es su propia vida, forma parte de su ser como tradición adquirida a través de su familia y se consagra a él en cuerpo y alma. Su vida queda íntimamente ligada al shiatsu en 1961, cuando se casa con Toru Namikoshi hijo de Tokujiro Namikoshi. Se gradúa como shiatsushi, más adelante se diploma como profesora y comienza a enseñar en su escuela, más tarde es nombrada vicepresidenta de dicha escuela y a los dos años pasa a ser su presidenta. Pocos años después es designada presidenta de Namikoshi Shiatsu Co. Ltd. Hoy continua enseñando, realizando tratamientos en sus clínicas de shiatsu y difundiendo este tratamiento por todo el mundo.
shiatsu letras 2.12Es fiel defensora del origen tradicional de esta terapia y se empeña en que sea transmitida de generación en generación, por eso viaja a España para difundirla entre sus discípulos para que la transmitan. Una de sus mayores apuestas es colaborar con su hijo en la difusión del shiatsu en el mundo. Su hijo Takashi Namikoshi es descendiente directo de Tokujiro Namikoshi, su abuelo, que fue el fundador en 1940 de la primera escuela de shiatsu en Japón y que trató a Marilyn Monroe de sus problemas con el insomnio. Takashi Namikoshi junto a su madre se encarga de seguir los pasos de Tokujiro Namikoshi y Toru Namikoshi en la difusión de esta terapia y trabajan infatigablemente, madre e hijo, para que cada día el shiatsu sea conocido en más países.
Para Matsuko Namikoshi Sensei un buen shiatsushi (shiatsu especialista) debe convertirse promotor de la salud para ayudar a las personas que trata a aumentar, mantener y mejorar su salud, también a prevenir el envejecimiento. Debe ser capaz de percibir con toda exactitud la localización e intensidad del dolor de quien recibe shiatsu, saber empatizar con su sufrimiento. Conocer como utilizar sus manos, para ayudar a aliviar, eliminar el cansancio y las enfermedades de quienes acuden a su centro. Ser especialista y tener una destreza técnica óptima. Poseer un extraordinario conocimiento del cuerpo humano, de su distribución anatómica, de las funciones fisiológicas y de las patologías que pueden afectar al ser humano. Por último y no menos importante ser bondadoso y persona de una calidad humana elevada.
A sus 74 años quiere mantener viva la llama de la enseñanza y viajará este año a Europa para seguir difundiendo el shiatsu. En concreto su próximo destino será Madrid, España donde impartirá una serie de sus ya famosas clases prácticas en el Congreso Internacional de Shiatsu.