Una investigación abre la puerta a nuevos tratamientos de la esquizofrenia

1599

Una investigación liderada por el Hospital Valdecilla y el Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (IBBTEC) ha logrado identificar 200 genes con alteraciones en pacientes con esquizofrenia y, con ello, ha abierto la puerta a investigar nuevas técnicas para su diagnóstico y tratamiento.

Según ha informado la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales del Gobierno cántabro, se trata de momento de resultados “iniciales”, pero si las investigaciones posteriores los confirman, pueden suponer un cambio en la forma de abordar esta enfermedad.
El estudio, en el que han participado instituciones sanitarias y académicas de ámbito regional y nacional, ha constatado la existencia de 200 genes con alteraciones en personas con esquizofrenia y ha demostrado que esos genes influyen a su vez en distintas alteraciones en siete procesos biológicos que hasta ahora no se habían descrito.
Así, afectan, por ejemplo, a la respuesta inmune innata, a la respuesta aguda a las inflamaciones y a la respuesta a las heridas.
Esto confirmaría el modelo que se ha utilizado tradicionalmente para explicar la esquizofrenia, que se asocia a una vulnerabilidad inmune latente provocada por la exposición a factores adversos durante el embarazo o tras el parto.
La identificación de los genes que están detrás de la enfermedad permite avanzar en una doble vía. Por un lado, abre la puerta a desarrollar pruebas para diagnosticar la enfermedad antes de que aparezcan los síntomas, estudiando para ello el perfil genético.
Y por otro lado, permitirá adecuar los tratamientos enfocándolos a los genes alterados.
Según explica la Consejería de Sanidad, ya hay algunos fármacos conocidos y otros potenciales que actúan directamente sobre algunos de esos genes, y con estos nuevos datos se podría “reposicionar” el uso de esos fármacos o desarrollar otros nuevos.
La investigación, publicada en la revista Molecular Psychiatry, se enmarca en un programa asistencial y de investigación que el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla desarrolla desde hace doce años.
Para llevarla a cabo, se ha contado también con la participación de investigadores del Ifimav (Instituto para la Formación y la Investigación Marqués de Valdecilla), la Universidad de Cantabria (UC), el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM), el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) y el IBBTEC.

Fuente: Efe.