Educación nutricional, clave para luchar contra la obesidad infantil

1473

Con motivo del “III Encuentro Salud y Nutrición” celebrado en Pamplona, los expertos participantes han coincidido en el importante papel que juega la educación nutricional a la hora de prevenir el creciente problema de la obesidad infantil.

Con el título “Educación Nutricional desde la infancia: construyendo un futuro más sano”, este encuentro ha sido inaugurado por Yolanda Barcina, presidenta del Gobierno navarro y catedrática de Nutrición y Bromatología. Por su parte, Begoña Merino, jefa del Área de Promoción de la Salud del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha hablado sobre el papel de las Administraciones Públicas en el fomento de una alimentación saludable y la prevención de la obesidad. Durante su intervención ha repasado las acciones que, desde el Ministerio, se han puesto en marcha a la hora de promover la alimentación saludable y el ejercicio físico.

Merino ha puesto el acento sobre la educación nutricional como una de las claves de salud, no sólo en la infancia, sino también en la edad adulta. Se ha referido a la necesidad de hacer una reflexión conjunta en la que “participen tanto las administraciones como las entidades privadas, especialmente las del sector alimentario, en torno a la contribución que podemos hacer para intentar paliar la obesidad entre los niños y niñas españoles”.

Alipio Gutiérrez, presidente de ANIS (Asociación que agrupa a periodistas especializados en Salud) y moderador del III Encuentro ha afirmado que “la información sobre nutrición a niños y adolescentes debería ser una asignatura escolar como lo son las Matemáticas y la Lengua”.

Precisamente, Emilio Garrido-Landívar, psicólogo y catedrático del Departamento de Psicología y Pedagogía de la Universidad de Navarra, ha centrado su ponencia en la educación nutricional en edad escolar y en el papel de los educadores. El Dr. Garrido-Landívar, que ha desarrollado recientemente un trabajo de investigación sobre psicopatología infantil, ha tratado algunos de los problemas alimenticios más frecuentes durante la infancia. “Los niños aprenden de lo que ven y de las emociones que perciben en sus padres, sean positivas o tóxicas. Una herencia de hábitos de alimentación saludables es lo mejor que podemos dejar a nuestros hijos”, ha manifestado.

Alejandro Martínez Berriochoa, director de Responsabilidad Social de Eroski, ha concretado la necesidad de dar una solución eficiente y sostenida en el tiempo a este problema y ha afirmado que para ello “hay que hacer un adecuado diagnóstico de sus causas y tener en cuenta todos los factores que intervienen, tales como la familia, el centro escolar, el entorno social y el cambio en los hábitos alimentarios”. Asimismo, ha reflexionado sobre el papel que un distribuidor como Eroski puede tener a la hora de incidir en estos factores a la hora de abordar el problema de la obesidad infantil, a través de elementos como los propios productos, la publicidad o la colaboración conjunta con centros escolares a la hora de fomentar hábitos saludables entre los niños.

Por su parte, Amelia Martí, subdirectora del departamento de Fisiología y Nutrición de la Universidad de Navarra, ha señalado que “en el tratamiento de la obesidad, la dieta y el ejercicio pueden ser eficaces a corto plazo, pero es necesario un mantenimiento a lo largo del tiempo, que sólo se puede conseguir si promovemos estilos de vida saludables”.

También ha intervenido en este III Encuentro Jo Nicholas, investigadora y Senior Manager de School Food Trust, un organismo público constituido como comisión del Departamento de Educación del Gobierno de Reino Unido. Durante su ponencia ha descrito algunas de las estrategias de lucha contra la obesidad infantil y de cómo los colegios pueden impulsarlas. Asimismo, ha analizado el proceso de introducción de normas alimentarias en los colegios de Inglaterra y su impacto en el cambio de patrones de alimentación de los menores.

Fuente: Eroski