El método Movimiento Consciente

3909

El cuerpo va cambiando en las diferentes etapas de la vida. Si, a diario, dedicamos unos minutos a realizar un trabajo corporal consciente conseguiremos evitar los dolores producidos por la musculatura en tensión y podremos alargar la vida activa de nuestro cuerpo, experimentando una placentera sensación de comodidad.

La calidad de vida depende en gran parte del estado en que estén nuestros músculos, articulaciones y huesos. Las situaciones de tensión a la que nos vemos sometidos en nuestras vidas cotidianas, ponen en evidencia los síntomas que se hacen corporales y sus efectos en el deterioro de nuestra salud. Pero, ¿en qué consiste una buena postura corporal? Podríamos decir que cuando un cuerpo está alineado, elongado y fortalecido, tres condiciones que nos aportarán: salud, comodidad y libertad, y por qué no, también elegancia.

La diferencia está en trabajar desde la musculatura profunda y respetando la corrección postural

Podemos observar que se está tomando conciencia de la importancia que se da a cómo mejorar la postura corporal. En los últimos tiempos me ha llamado la atención la demanda creciente de consejos y cursos que nos hacen sobre este tema, esto nos habla de que, afortunadamente se tiene en cuenta su importancia.

En los países asiáticos, el cuidado del cuerpo tiene un lugar de importancia que se traduce en un aprendizaje y práctica diaria de ejercicios como forma de mantener la salud y la comodidad corporal. Éste hábito nos lleva a no perder la organización natural con que nacemos, siendo menos necesarias las correcciones posturales.

La vida sedentaria, los movimientos repetidos que diariamente realizamos de forma asimétrica, (según seamos diestros o zurdos), las malas posturas por tiempos prolongados, las preocupaciones que producen tensiones musculares de manera inconsciente y la fuerza de gravedad que va haciendo efecto en el transcurso del tiempo, son factores que debemos contrarrestar para tener una forma física cómoda, saludable, libre de dolores y esbelta.

el-metodo-mov-consciente-2Tras años dando cursos de formación a profesionales del área de lo corporal, me encuentro un denominador común: pocas son las disciplinas que comienzan con el conocimiento del propio cuerpo a través de la percepción. Yo pienso que es la forma más directa de conocernos y es así como se puede tomar conciencia de los mecanismos y procesos corporales, para luego poder incorporar las modificaciones que cada uno necesita.

Movimiento Consciente es un nuevo método de trabajo corporal suave y profundo que ayuda a conocer y mejorar tu cuerpo partiendo de la autopercepción. Busca el fortalecimiento y elasticidad muscular y de las articulaciones, logrando movimientos saludables, armónicos y placenteros.

Corrección Postural

Cuando hablamos de corrección postural, siempre tenemos que partir del cuerpo que cada uno tiene en este momento, sea cual sea la edad y estado físico, porque si generalizamos corremos el riesgo de aconsejar de manera superficial.

Lo que buscamos es «recolocar» el esquema corporal, músculos, articulaciones y huesos tienen que ir modificándose, cambiando el tono, logrando elasticidad y fuerza, para dar lugar a la nueva organización en la que además de evitar el prematuro envejecimiento, la calidad de vida se vea enriquecida.

Uno de los beneficios más importantes que obtenemos de tener un cuerpo con la suficiente fuerza y elasticidad, es prevenir daños mayores en caídas, movimientos bruscos o de esfuerzo, no solo en la estructura externa, sino en la musculatura profunda.

el-metodo-mov-consciente-1Un ejemplo: si al tropezar caemos con nuestro peso sobre las manos, (una reacción inconsciente de protección) con un estado físico saludable veremos:

  • Que al tener flexibilidad, los tendones no se rompen, sino que pueden hacer un efecto de ida y vuelta gracias a su capacidad elástica.
  • La musculatura fortalecida, sostiene la zona en peligro, en este caso las muñecas que quedan muy expuestas, impidiendo que el golpe tenga mayores consecuencias sobre los huesos.

Los médicos siempre dicen que no habría tantas operaciones por roturas de huesos si la gente hiciera ejercicio habitualmente, tec.

Es importante que sepas

Nos merecemos un cuerpo pleno, saludable y del que podamos disfrutar.

La decisión de ponerse en movimiento es el comienzo de una buena salud, a partir de aquí veremos la transformación que irá por etapas, de modo que toda la estructura se irá recolocando a medida que va siendo posible.

Cada hueso, tendón y músculo están conectados entre sí formando una red en la que dependen unos de otros. Al modificar una zona, todas las cadenas musculares hacen eco de este cambio y necesitan reacomodarse a la nueva situación, ya sea para alargarse, acortarse, relajarse o adquirir más tono, según sea su función, hasta poder ir logrando el equilibrio deseado. Se trata de modificaciones complejas que hay que ir siguiendo en su evolución y en cada caso.

¿Cómo se trabaja la corrección postural?

El suelo es un buen aliado para escuchar el estado corporal en el que nos encontramos. Si nos acostamos boca arriba con las piernas flexionadas, en una colchoneta muy finita para no sentir molestias, podremos observar de que manera la espalda se apoya, qué partes quedan en el aire, si hay diferencias entre un lado y otro, si aparecen dolores o tensiones asimétricas. En este apoyo sobre superficie recta, podremos hacer una especie de «mapa» de nuestra situación actual y a la vez permitir que las zonas que estén en tensión puedan relajarse.

La buena postura va de la mano con la correcta utilización de los recursos corporales, sobre todo el abdomen y la columna, que son el eje del cuerpo y donde están los centros de mayor fuerza que poseemos.

Al principio, cuando un alumno o paciente tiene que adoptar su nueva forma de organizar el esquema corporal se sentirá extraño e incómodo. Se puede trabajar con un espejo para que se aseguren de que es en su beneficio y puedan seguir con éste proceso a pesar de «lo raro» que sienten esta nueva organización.

Vemos con la tercera edad, que les produce mucho alivio tanto el aprender a relajar la musculatura como el adoptar una postura equilibrada. Con el tiempo se van dando cuenta que la nueva situación les aporta un bienestar natural que fueron perdiendo día tras día sin darse cuenta, asumiendo como «lógicos» los dolores y pérdida de movilidad que este descuido les ocasiona.

No hace falta conformarnos con soportar dolores y molestias, tampoco recurriendo a fármacos que sólo atenúan los síntomas y no resuelven el problema. Si hay dolor es un mensaje que el cuerpo nos envía de que algo no anda bien. Pongámonos manos a la obra buscando bienestar y disfrutar al máximo nuestras capacidades.

Pensando en los niños

Si miramos la espalda de un bebé de un año sentado en el suelo, veremos que es perfecta, recta, orgánica, cómoda. Luego con el tiempo, la imitación de los modelos que tienen, posturas prolongadas en el colegio y la carga de mochilas los va modificando.

Lo que juega a favor en los niños es que rápidamente incorporan los conceptos y, como todavía están muy en contacto con sus percepciones corporales, pueden modificar e ir educando su esquema corporal. Están formándose, sus huesos y articulaciones son muy flexibles, por lo que los cambios son fáciles y lógicos. En mi experiencia con ellos, he observado que llevan a casa lo aprendido y ejercen una muy buena influencia sobre los mayores. ¡Se trata de sumar y contagiar salud!

Un juego de sutileza y creatividad

¿El lenguaje corporal influye en la imagen que transmitimos? ¡Rotundamente sí!

Quien tiene una espalda estirada, se mueve con seguridad y relajación suele transmitir confianza.

Es imposible no expresar algo, la sola presencia de una persona en un lugar determinado ya está comunicando. La comunicación comienza con nuestro lenguaje «no verbal»

Uno de los efectos extra de la mejora postural es precisamente que nuestra presencia comunica positividad y bienestar.

Además de tener en cuenta la salud, ¿por qué no buscar también la belleza del movimiento? La forma en la que andamos, nos movemos, nuestros gestos, son la vía de comunicación que tenemos con el entorno. La armonía y elegancia es algo que transmiten aquellas personas cuyos movimientos fluyen orgánicamente.

Florencia Verde Street
Directora de la Escuela de Expresión Corporal de Madrid- España
Es la creadora del método “Movimiento Consciente”
www.expresi-corporal.es