Conocer la glándula Timo para controlar las emociones

6241

Glándula Timo

Para establecer contacto con nuestro cuerpo debemos empezar a conocer las partes importantes que están en relación directa con nuestras emociones. De esta manera, poder luego establecer un vínculo consciente entre ellos que nos permitirá frente a un desequilibrio reconocer qué se esconde detrás.

Se puede comenzar con el timo, una glándula que se encuentra en el centro del pecho, detrás del hueso (qué hueso), donde la gente se toca cuando dicen «yo». Nombrar después algunas de sus funciones y finalmente, aprender a trabajar con él.
Su nombre proviene de la palabra griega «thymos» que significa energía de la vida.
Ya estas dos palabras pueden ir dándonos una idea de su importancia, pero, ¿cuál es el papel que desempeña en nuestro cuerpo?

Crece cuando estamos alegres y se reduce a la mitad cuando estamos estresados y más cuando nos enfermamos es en ese momento en que estamos invadidos por microbios o toxinas, cuando el timo reacciona de inmediato produciendo células de defensa.
Es precisamente debido a su funcionalidad que el timo confundió durante mucho tiempo a la medicina, ya que lo conocían sólo a través de las autopsias y siempre lo encontraban con un tamaño reducido.

Más tarde, la ciencia pudo demostrar que a pesar de su tamaño disminuido después de la infancia, él continua estando activo, ya que es una piedra angular de nuestro sistema inmunológico así como las glándulas suprarrenales, la médula espinal. El timo está conectado directamente a los sentidos, la conciencia y el lenguaje.

Así, el timo es también muy sensible a las imágenes, colores, luces, olores, sabores, gestos, caricias, sonidos, palabras y pensamientos, principalmente los pensamientos negativos que tienen más poder sobre los virus y bacterias.
Como esta actitud negativa no existe de manera concreta, el timo trata de reaccionar y se debilita abriéndose a síntomas tales como el herpes.

Contrariamente a los pensamientos positivos que actúan sobre él dándole más fuerza.
Se puede comprobar a través de este sencillo test:
Cierren el pulgar y el dedo índice en la posición de «ok», presionen con firmeza y pídanle a alguien que trate de abrir mientras piensan «Estoy contento». A continuación, repitan, pensando: «No estoy contento».

La mayoría de la gente hace más presión con el pensamiento feliz y se debilita cuando se creen infeliz.

Por si fuese poca su tarea, el timo se encuentra en conexión con el corazón, quien termina ganando todo el crédito por los sentimientos, emociones, decisiones, como hablar y escuchar, así como el estado de ánimo.

Chakra del corazón

El chakra del corazón fuente de energía de la unidad y la compasión, está vinculada mas al timo que al propio corazón ya que, según las enseñanzas budistas es el punto de pasaje entre el estado animal al estado humano.

Lo más interesante es que se puede ejercitar el timo para aumentar la producción de bienestar y felicidad. He aquí otro ejercicio que sirve para llevar la sangre y la energía hacia el timo, creciendo en vitalidad y también beneficiando a los pulmones, corazón, bronquios y garganta.

Se recomienda hacerlo tanto por la mañana al levantarse como por la noche antes de acostarse y se lleva a cabo de la siguiente manera: parados con las piernas abiertas un ancho de caderas y las rodillas ligeramente dobladas (la distancia entre los pies debe ser la misma que hay entre los hombros), ponen su peso sobre los dedos de los pies y no en el talón y tratan de mantener todos los músculos muy relajados. Luego, con las manos cerradas en puño comenzar a golpear en el centro del pecho marcando el ritmo, así: uno fuerte y dos mas suaves. Lo hacen durante 3 a 5 minutos, manteniendo una respiración tranquila mientras observan las vibraciones en toda la zona del pecho.

Esta es una buena manera de comenzar a activar el timo, buena suerte?
Artículo elaborado por:

Katherine Camara

Consejera en Flores de Bach – Terapeuta Corporal