Dieta mediterránea y ejercicio para luchar contra la apnea del sueño

2028

Los pacientes que sufren apnea del sueño pueden sentir al menos un alivio con los resultados que se han obtenido de un estudio de la Universidad de Creta, en Grecia. Según el análisis, el ejercicio físico combinado con una dieta mediterránea puede ayudar a los pacientes con esta dolencia a mejorar o mitigar los síntomas.

El objetivo de los investigadores, liderados por el profesor Christopher Papandreu, era analizar el impacto de la dieta mediterránea en las personas obesas con apnea del sueño, dado que la obesidad está presente entre el 20 y el 40 por ciento de este síndrome, que afecta al 4 por ciento de la población.

En el estudio se tomó como muestra un grupo de 40 pacientes obesos de los que la mitad pasó a seguir una dieta prudente y, los otros 20, fueron alimentados según la tradicional y conocida dieta mediterránea. Además, a ambos grupos se les recomendó la práctica de ejercicio físico, al menos 30 minutos en forma de paseo.

Todos los participantes del estudio recibieron además, presión positiva continua de las vías respiratorias con una máscara que genera corriente de aire manteniendo abierta la vía aérea superior durante el sueño.

El estudio duró 6 meses y, tanto antes como después, los pacientes estuvieron monitorizados mediante un estudio del sueño que medía varios marcadores propios de la apnea del sueño, como la actividad eléctrica del cerebro, los movimientos oculares y los ronquidos.

Los resultados indicaron que las personas que habían seguido la dieta mediterránea tenían un menor número de alteraciones, conocidas como apneas, durante la etapa REM del sueño.

Además, estas personas mostraron una mayor adherencia a la dieta restringida en calorías, aumento de la actividad física y una mayor disminución de la grasa abdominal.

Aunque los datos van por el buen camino, los autores insisten en que se necesitarán más estudios para comprender plenamente los beneficios de esta dieta.