Kinesiología y Descodificación Emocional

7359

LA TÉCNICA MÁS SENCILLA PARA COMUNICARNOS CON NUESTRAS CÉLULAS

La kinesiología es una técnica que empezó a desarrollarse en la década de los 60 (1964) gracias a los estudios de investigación llevados a cabo por el Dr. George Goodhearth. 

La kinesiología es la técnica de lenguaje corporal más sencilla y efectiva que podemos encontrar está basada en el Test Muscular y gracias a este sencillo test muscular podemos encontrar toda la información que necesitamos saber a cerca de cualquier problema de salud que quramos mejorar.

Estoy seguro de que todos estamos de acuerdo en que para poder resolver positiva y eficazmente un problema uno de los detalles más importantes es saber de dónde viene y cuál es el origen. Cuanta más información tengamos sobre el problema más fácil resulta encontrar la solución más adecuada.

Para encontrar una óptima información debemos de partir siempre desde la Visión Holística de la Enfermedad y la Salud. (Para entender mejor el concepto vamos a contemplarlo desde el prisma de la energía).

El Universo es pura energía manifestada en múltiples formas y frecuencias vibratorias. El Ser Humano como parte integrante del Universo también es pura energía vibratoria manifestada en múltiples formas y frecuencias.

El Ser Humano es una «gran célula» formada por la parte física, la emocional, la mental y también por la espiritual (cada una de ellas tiene su frecuencia vibratoria). Cada una de estas partes esta «interaccionando» constantemente con las demás por lo tanto todo lo que sucede en cada una de ellas repercute en todas las demás. Ejemplo: Si yo sonrío o me enfado tiene consecuencias inmediatas en todas las células del cuerpo.

Siempre que tengamos que resolver un problema de salud lo primero que tenemos que tener claro es que partes están afectadas (física, emocional, mental, etc.) teniendo siempre en cuenta que aunque todas las partes están interactuando constantemente entre sí no siempre están todas afectadas. A través del Test Muscular de Kinesiología podemos obtener está información de forma inmediata.

El segundo paso es saber en que nivel se originó el problema: a nivel estructural, químico, emocional o energético. El hecho de que un problema sé esté manifestando a nivel físico como por ejemplo, una colitis tal vez como consecuencia de haber tomado un alimento no quiere decir que el origen del problema esté en el mismo nivel aún en un caso como este no quiere decir que el alimento sea el causante sino que el alimento nos sentó mal por que previamente había una alteración energética en el meridiano de intestino grueso como consecuencia tal vez de un conflicto emocional.

Este segundo paso es posiblemente uno de los más importantes por que si el origen del problema es emocional y la terapia que aplicamos es solo a nivel químico, por ejemplo con fitoterapia, nutrición, etc., los resultados que obtendremos serán una mejora parcial y temporal pues al no tratar el origen del problema éste seguirá estando sin resolver y con el tiempo volverán a reaparecer los síntomas.

MA_Print_7983_8.tifAlgunos problemas de salud etiquetados como crónicos no lo son si no que lo que está
«cronificado» es el conflicto emocional que ocasionó el problema y que aún sigue sin resolver. Un ejemplo muy evidente lo encontramos en las cistitis y las candidiasis de repetición. Casi siempre el origen de este problema surge a nivel emocional y casi siempre está relacionado con conflictos de pareja no resueltos. Si la terapia que aplicamos es solo a base de medicamentos, fitoterapia o nutrición el problema reaparecerá una y otra vez.

Tercer paso. Una vez que ya sabemos cuál es el origen del problema ya sabemos que dirección seguir. Si el test confirma que el origen es químico el siguiente paso es saber si está relacionado con carencias nutricionales, con intolerancias alimenticias, etc. En el caso de que el test confirme que el origen del problema es emocional el siguiente paso sería descodificar toda la Carga Emocional Negativa y los acontecimientos y experiencias desencadenantes así como los Canales Energéticos Bloqueados. Es bueno tener siempre presente que muchos de los problemas que vivimos en el presente están conectados con experiencias negativas que vivimos en el pasado y dejaron una huella dolorosa.

Kinesiología y Descodificación Emocional

La utilidad de la Kinesiología en el campo de la Descodificación Emocional es extraordinaria ya que nos permite de una forma sencilla y natural identificar todas las emociones que conforman la Carga Emocional Negativa del Presente del pasado e incluso del futro si la hubiera. También nos permite obtener información acerca del momento de nuestra vida en el que tuvo lugar la experiencia que dio origen al problema. En la gran mayoría de los casos en esas experiencias que dan origen al problema quedan «atrapadas» toda una serie de emociones las cuales podemos descodificar a través de la kinesiología.

Para facilitar la comprensión expondré un par de casos:

Caso (A). En cierta ocasión María llegó a la consulta porque desde hacía un tiempo sufría grandes dolores de cabeza. El test de kinesiología indicó que el origen era emocional. Le pregunté en que momentos se le disparaba más el dolor de cabeza ella manifestó que cuando tenía exámenes. Hice un nuevo test para comprobar si existía la relación exámenes-dolor de cabeza el test fue afirmativo. Ya teníamos una causa-efecto: estrés ante el examen. El siguiente paso fue descodificar todas las emociones y actitudes negativas que conformaban la carga emocional negativa del presente.

Buena parte de los problemas que vivimos en el presente tienen que ver con experiencias vividas en el pasado. A continuación hice un nuevo test para saber si había conexiones con el pasado la respuesta fue afirmativa por lo que comencé ha hacer una nueva serie de test para saber en que momento de su vida había comenzado el problema. En aquellos momentos María tenía 24 años el test de kinesiología mostraba que el origen estaba en los primeros siete años de su vida. Unos minutos más tarde ya estábamos hablando de los mensajes negativos que había recibido en su infancia respecto a los estudios por parte de su madre: «eres una burra» «eres una inútil» «nunca servirás para nada» mensajes que dejaron una huella profunda en su autoestima. Este era el origen del problema. Llegados a este punto tratamos de descodificar toda la carga emocional negativa relacionada con las experiencias de la infancia (carga emocional negativa del pasado).

¿Y después que?

Una vez descodificada toda la carga emocional negativa relacionada con el problema (presente, pasado, etc.) el siguiente paso fue aplicar la terapia emocional que consideramos más adecuada para resolver el conflicto con su madre. Personalmente utilizo la terapia que yo llamo «la reconexion emocional y afectiva» la cual engloba varias técnicas de gestión emocional entre las que destacan: el Tapping la Visualización Terapéutica y la del Amor y la Gratitud. Cuatro semanas más tarde el dolor de cabeza desapareció la relación con su madre dio un cambio extraordinario y ese año sacó unas notas extraordinarias en los estudios. Han pasado varios años y el dolor de cabeza no ha vuelto.

Caso (B). Elena vino a consulta por una candidiasis recurrente las reglas eran irregulares y tenía mucho miedo a no poder ser madre.

El test de Kinesiología nos muestra que todo viene de un conflicto emocional que tiene con su pareja actual. El principal canal energético «bloqueado» era el Maestro Corazón (circulación sexual) y el segundo el de Intestino Grueso (autoestima). El siguiente paso consistió en testar las Flores de Bach a través de kinesiología para dejar que sea el cuerpo el que nos muestre cuáles son las que necesita pues de esta forma el test de Flores de Bach nos sirve de descodificación emocional. Acto seguido testé una a una todas las emociones relacionadas con cada una de las Flores de Bach que salieron y también las relacionadas con los Meridianos «bloqueados» con el fin de identificar cuáles eran realmente las emociones y actitudes que conformaban la carga emocional negativa del presente.

A continuación empecé a buscar la carga emocional negativa del pasado. Doce años más atrás había tenido una relación de pareja que terminó siendo un desastre. Pero el origen venía de mucho más atrás: de cuando estaba en el vientre de su madre. María lo pasó mal durante la estancia en el vientre materno la relación entre sus padres era un caos debido a que su padre no aceptaba tener que ser padre «quería libertad» y el hecho de tener un hijo le condicionaba esa ansiada libertad. Las discusiones eran frecuentes el padre gritaba y su madre lloraba desconsoladamente.

Cuando Elena llegó al vientre de su madre recibió el rechazo por parte de su padre rechazo que después de nacer se transformó en falta de apoyo, aprecio y atención ingredientes que dieron paso a los complejos de inferioridad, la inseguridad, los celos, las envidias, la desconfianza, el resentimiento, la incomprensión, la tristeza, el desconsuelo, y todo un largo etcétera. Elena se había pasado toda su vida tratando de ganarse el cariño, el aprecio, la atención y la comprensión de los hombres, primero con su padre y después con sus parejas, pero su baja autoestima, el miedo a sentirse rechazada y el no saber gestionar bien sus emociones, todo lo que había conseguido era siempre el efecto contrario.

El poder descodificar toda la carga emocional negativa (presente, pasado, futuro) resultó de gran utilidad para organizar una terapia emocional adecuada. Un par de meses más tarde Elena experimentó un cambio extraordinario en su percepción de la vida, sus actitudes, sus creencias, etc. Su autoestima salió reforzada la regla se reguló la candidiasis desapareció y poco a poco comenzó a conseguir lo que siempre había añorado: sentirse a gusto y feliz consigo misma y querida, valorada y apreciada por su padre, por su pareja y por otras muchas personas.

Cuando sanamos nuestras emociones creamos el ambiente ideal para que nuestras células recuperen su vitalidad y vuelvan a funcionar correctamente.

Llevo cerca de 25 años trabajando diariamente con kinesiología y aún sigue sorprendiéndome y fascinándome con sus respuestas.

Gracias a la kinesiología he podido comprender muchas claves y detalles acerca de la vida y la inteligencia de nuestras células por ejemplo que nuestro inconsciente es mucho más consciente de lo que imaginamos lo que sucede es que necesitamos aprender a comunicarnos con él; que no solamente tenemos tres cerebros si no que cada célula debe de tener el suyo propio; que por su puesto no es que tengamos   listas y células tontas; que los diferentes tipos de inteligencia recopilados por H G existen porque detrás de todas ellas está funcionando otro tipo de inteligencia (que no es tenida en cuenta en esa recopilación) y que si esta fallara las otras caerían en picado.

Clemente Santos Pérez
Dietética, Naturopatía y Kinesiología Holística
kinesalud@yahoo.es