Quiromasaje y Reiki. La energía del amor a través de las manos

3073

Quiromasaje y Reiki – Se habla mucho del masaje para aliviar el físico o para relajarse. Yo quiero hablar del masaje desde los patrones que nos mueven a ello y del masaje acompañado de otra terapia energética muy conocida en los campos de terapias y desarrollo personal y muy desconocida para otro amplío número de personas: El Reiki.

Patrones de conducta y el masaje

En cuanto al masaje, se puede experimentar desde muchos ángulos según la persona que lo solicite y cómo sea su mundo, conciencia, su educación o manera de pensar. Algunas personas deciden darse un masaje terapéutico sólo cuando les aparece un dolor. Otros, cuando ya llevan un tiempo con el dolor y no lo soportan. Otros, siguen soportando el dolor y no optan por pedir ayuda. Hay que decir, que para algunas personas la opción de darse un masaje ni siquiera está en su vida. Los hay que buscan en el masaje, placer erótico o sexual. También los hay que eligen prevenir antes que curar, éste es un gran patrón de conducta. Y los hay incluso, que reciben masajes para disfrutar de ese estado de placer, relax, paz, encuentro con uno mismo, etc. Este es otro gran patrón de conducta. Y otros, han descubierto en el masaje, una fuente de inspiración, como centros canalizadores, para recibir ideas nuevas, mensajes, inspiraciones. Siendo su propia creatividad, fluyendo por su canal energético.

¿Evitar el dolor? ¿Disfrutar del placer? ¿Soportar el dolor? ¿Prevenir el dolor? ¿Encontrarte con tu propia creatividad? ¿Canalizar? ¿No existe el masaje en tu vida?

Y es que en los tiempos actuales, hay mucha variedad de conciencias según su grado de evolución. Desde los que aún soportan el dolor, hasta los que lo canalizan como algo ya normal en sus vidas. Tiempos de la nueva era. Tiempos en los que tenemos que empezar a dejar patrones de conducta limitantes, destructivos, de sufrimiento. Y reemplazarlos por otros que nos permitan entrar en estados de paz, tranquilidad, armonía, disfrute y creatividad.

¿Cómo eliges un masaje?

Las manos

Desde siempre se han utilizado las manos para curar. El uso de las manos para la curación es un acto natural del ser humano, está implantado genéticamente. Lo primero que hacemos cuando sentimos dolor o estamos afligidos es poner las manos en la zona dolorida. Cuando queremos dar cariño y tenemos sentimientos de amor hacia alguna persona utilizamos las manos para demostrárselo a través de un tierno abrazo o colocando las manos de una manera inconsciente sobre sus hombros como muestra de cariño y apoyo. Y es que son gestos que tienen ya historia, que sabemos descifrar. Que todos sabemos reconocer, nos lo hayan enseñado o no.

Que irradiamos energía de sanación a través de las manos ha sido conocido desde tiempos inmemorables, como si desde el corazón, centro simbólico del amor, y extendiéndose a lo largo de los brazos, fluyera esta energía hasta las manos y pudiéramos transmitírsela a los demás. Bien saben de esto las madres, que conectando con su sabiduría ancestral, utilizan sus manos para aliviar al bebé ante cualquier dolencia.

El uso frecuente del masaje era habitual en las culturas antiguas conocedoras de los grandes beneficios de su utilización. Son técnicas que ya se utilizaban en el antiguo Egipto y en países orientales como China, Tibet y Japón. Se tienen testimonios tanto escritos como en pinturas o grabados de la utilización de técnicas manuales como el masaje e imposición de manos para la relajación y buena salud de la persona.

Quiromasaje y Reiki

Muchas terapias utilizan las manos. Yo voy a hablar del quiromasaje y de reiki. Ambas utilizan las manos para el bienestar y beneficio de la salud.

Reiki es una terapia donde el terapeuta canaliza energía. Se utilizan las manos para pasar energía a la persona. Actúa desbloqueando la energía retenida que causa la enfermedad. Te acerca más a ti mismo, a ti con una mente más clara y ordenada, a ti con emociones más en armonía, a ti con un cuerpo más sano y fuerte. A ti, más equilibrado.

quiromasajereiki2El quiromasaje, o masaje con las manos, es una técnica que permite al cuerpo fortalecer su sistema inmunológico, por tanto, la enfermedad se ve reducida o eliminada. Los masajes proporcionan al cuerpo una liberación natural de sustancias tóxicas que entorpecen a nuestro organismo. Activan el correcto funcionamiento del sistema circulatorio y sistema nervioso. Además, mejora el aparato locomotor, músculos y articulaciones. Y ayuda a corregir desviaciones de huesos y vértebras.

Si aplicamos Reiki en la sesión de masaje, el resultado es un efecto potenciador del sistema de auto sanación de la persona. Las dos técnicas son compatibles y es posible su utilización al mismo tiempo y en la misma sesión. Reiki no requiere concentración ni estar en un estado especial de meditación. El terapeuta de Reiki inicia su sesión y la energía fluye a través de sus manos hacia la persona al mismo tiempo que da el masaje.

Beneficios inmediatos

El masaje tiene unos beneficios inmediatos que se pueden sentir en el preciso momento de recibir el masaje. Experimentando un momento que nos brindamos a nosotros mismos, oyendo esa música que te envuelve en quietud o placer, dejando ir las preocupaciones mentales, olvidando los dolores físicos, etc., ya estamos experimentando y sintiendo parte de los beneficios inmediatos. Y tras ese estado que te permite sentir, vienen otros beneficios que tienen que ver más con el organismo y su perfecto funcionamiento, esos beneficios que no sientes, pero que están en proceso gracias al masaje.

Hay personas a las que se les despierta la creatividad, teniendo nuevas ideas para sus proyectos. O ideas totalmente inesperadas. Su intuición se ve fortalecida.

A nivel físico hay personas que observan por ejemplo una estimulación del apetito. Rompe la apatía y desgana para iniciar cosas y promueve la ilusión.

Las personas en general se sienten más vitales, con energía renovada. También se produce el efecto relajante y antiestrés, recuperando la calma y serenidad. Y se potencia la claridad de pensamiento, con más orden mental.

Tan sólo una advertencia a considerar. A veces, al recibir un masaje con Reiki es posible que la persona tenga lo que se llama una «catarsis». Esto es debido a que se ha puesto en marcha la liberación de energía bloqueada en el cuerpo energético y con ello hay una movilización necesaria y pasajera que nos puede hacer sentir unos días algo apáticos. Al manifestarse esta «catarsis» puede hacer creer a la persona que no le ha venido bien recibir Reiki. Es normal. A veces, estamos tan distanciados de nosotros mismos y de nuestras emociones y lo que nos quiere transmitir el cuerpo a través de sus mensajes, que en esta «catarsis» se manifiesta el «sentir» nuestras emociones y nuestros dolores escondidos que fluyen tras este movimiento energético. Tras pocos días, los síntomas, como por arte de magia, desaparecen sin más, es absolutamente normal, consiguiendo un bienestar muy superior al estado previo al tratamiento. Se ha conseguido soltar la energía retenida y se siente una liberación y ligereza de cargas que no nos correspondía soportar.

Así pues, la opción de utilizar un masaje con reiki es una decisión para tu evolución interior, para conseguir una liberación tanto a nivel físico como emocional. Para sentir nuevas sensaciones. En un masaje con reiki puedes experimentar cómo se relaja el cuerpo, cómo se activa la imaginación, cómo se fortalecen los músculos y cómo se libera la mente.

Quiromasaje y reiki te permite volar mientras navegas por un mar de sensaciones.

Yolanda & César
Medicina Alternativa. Autosanación Cuerpo Mente. Quiromasaje, Masaje on Site, Reiki Usui, Reiki Kundalini
www.terapiasnatura.com