El Masaje Corporal

5321

El masaje es una técnica para incrementar la circulación de la sangre y de la energía en nuestros cuerpos físicos, tranquilizando la mente y relajando el cuerpo.

El Quiromasaje es el masaje que se realiza, solo y exclusivamente con las manos, sin necesidad de ningún complemento. El masaje es una técnica para incrementar la circulación de la sangre y de la energía o Ki en nuestros cuerpos físicos, tranquilizando la mente y relajando el cuerpo.

El masaje estimula y activa el sistema autoinmune. Ayuda a desbloquear líneas energéticas y articulaciones, mejorando el drenaje de fluidos y optimizando el funcionamiento de los órganos; ejerciendo un efecto equilibrante, relajante o tonificante, producido por el contacto terapéutico del profesional.

El Masaje es la primera reacción intuitiva y espontanea para aliviar el dolor considerándose una de las terapias más antiguas de la humanidad, ya que existen escritos del antiguo Egipto, Grecia, China y del Imperio Romano, que certifican la práctica del Quiromasaje.

Los efectos del masaje aumentan la calidad física y tonifican los músculos, por otro lado combate el estrés.  Alivia los dolores musculares, tirones, torceduras, dolores de espalda, calambres, lumbagos, artritis, artrosis, estreñimiento, dolor menstrual, insomnio, fatiga, depresión y elimina tensiones, entre otras dolencias.

Manipulaciones

Básicamente son amasamientos, estiramientos de grupos musculares, fricciones que estimulan la circulación arterial, venosa y linfática, rotaciones en las articulaciones, golpeteos, tecleos, vibraciones, peinados en grandes grupos musculares que necesiten estimulación.

La manipulación en el masaje no debe causar dolor, es recomendable estar atentos a las reacciones del sujeto que lo recibe, aplicando el contacto de un modo progresivo y extenso al principio para ir centrándose en las áreas más sensibles y tensas conforme progresa el tratamiento.

El masaje relajante tiene como objetivo liberar el estrés y la tensión acumulada. Se aplica de forma lenta, con movimientos pausados y largos, con una presión firme y progresiva. Se busca trabajar sobre zonas dolorosas o nudos  Tanto la persona que recibe el masaje como la persona que lo realiza debe estar tranquila y relajada, para así influir positivamente en el resultado del masaje y alcanzar el objetivo deseado.

En la actualidad tenemos conocimiento de una gran variedad de técnicas o estilos de masajes que, de modo diferente, buscan la misma finalidad holística. (Holístico, término griego «Holos» significa: todo, entero, completo). El ser humano es una totalidad, cuerpo, mente, y emociones.  Cada persona puede elegir qué tipo de masaje quiere recibir, tenemos un gran abanico:

  • Masajes Relajantes
  • Masajes Energizantes
  • Masajes Terapéuticos
  • Masajes con Piedras calientes
  • Masajes Reflexológicos
  • Masajes Metamórficos
  • Masajes TNDR (Técnica Naturista Desbloqueante y Regeneradora)
  • Masaje Cráneo Sacral Biodinámico
  • Masaje Celular
  • Masaje Corpora, etc.

Podemos hacer el masaje corporal utilizando cualquiera de estas técnicas para eliminar bloqueos que nos impiden tener una mejor calidad de vida.  Nuestro cuerpo nos habla. Necesitamos escucharlo, cuidarlo y mimarlo. La mente estresada siempre está trabajando, resolviendo conflictos y cuando no los tiene se los busca.

Cuando la persona solicita un masaje implícitamente está pidiendo volver a su centro. Unos lo consiguen con Reconexiones, otros con Terapias Regresivas y algunos con Masajes, etc. Aprenden a:  Descubrir Valorar Aceptar Beneficios de los Masajes

A la hora de realizar un masaje es importante conocer el cuerpo humano, ya que trabajaremos directamente con la piel, y la acción repercutirá sobre los tejidos, los huesos, los músculos, los sistemas y aparatos del organismo de la persona que recibe el masaje. Entre sus beneficios podríamos enumerar:

  1. Trabajan sobre las distintas estructuras corporales y tensiones físicas.
  2. Llevan a la persona a un profundo estado de relajación, al tiempo que aumentan la conciencia corporal y de los sentidos.
  3. Relajan, revitalizan y desbloquean tensiones corporales y emocionales.
  4. Aumentan el estado de bienestar a través del descanso físico y psíquico. Nos ayudan a abrirnos a nosotros mismos y a los demás.
  5. Armonizan la circulación energética.
  6. El organismo vuelve a recuperar la tranquilidad, la salud y el buen humor.
  7. Ideal para relajarse y disfrutar.

La sesión de masaje 

El masaje, consta de tres fases diferenciadas, aunque se van uniendo de forma armónica, de tal manera que el receptor del masaje las siente como una sola.

Normalmente se comienza con el receptor boca abajo, cubierto con una toalla o sábana. Una vez efectuado el contacto (sintiendo la respiración y conectando con ella) se efectúa un masaje en todo el cuerpo a base de suaves presiones. Esta primera manipulación, sirve por un lado para ir relajando al receptor, y por otro da una valiosa información al masajista sobre las zonas que están más tensas.

A continuación y una vez elegido el aceite con las esencias correspondientes más adecuadas, se cubren las zonas a tratar con éste y continúa el tratamiento.  Se van a masajear todas las zonas del cuerpo, pero se hará más hincapié en las zonas más tensas. No solo se atienden los síntomas que manifiesta el receptor, sino también aquellas áreas que se encuentren bloqueadas.

Se estimulan o relajan diferentes puntos que están a lo largo de los llamados Meridianos de acupuntura (China) o Nadis (India). Se trata de canales por los cuales circula la energía. Estos canales recorren todo el cuerpo. También se trabajan puntos reflejos (se llaman así, porque reflejan otra zona del cuerpo). Se utilizan normalmente puntos reflejos de los pies y algunas veces de las manos. Las técnicas usadas en esta parte son la Reflexología, el masaje Tuina (masaje chino), el Ayurveda (masaje de la India). El desbloqueo de estos puntos, no sólo beneficia al Sistema Músculo-Esquelético, sino también a todos los demás Sistemas del  cuerpo: Sistema Nervioso, Digestivo, Respiratorio, Reproductor, Endocrino, Urinario, Circulatorio, Linfático. En este estado, la mente se relaja, disminuyen los pensamientos, y muchas veces el mismo cuerpo físico «suelta» la tensión.

A continuación se trabaja la parte más sutil del el masaje corporal2cuerpo-mente. En zonas del cuerpo donde la energía se concentra en mayor grado. Son los llamados Chakras. Existen siete Chakras principales en el cuerpo. Están situados a lo largo de la columna vertebral y la cabeza. Cada centro energético tiene relación con partes del cuerpo físico, emocional, mental y espiritual.

El receptor del masaje, sale de la sesión muy relajado, en paz consigo mismo y con una sensación de que todo está en armonía.  La verdadera salud integral del Ser humano está en tener un buen nivel de energía y vibración en todo el cuerpo y, ello previene enfermedades que tengan componentes químicos o de cualquier índole.

Dentro de los masajes más solicitados podemos destacar:

Masaje Shiatsu (presión «Shu» dedos «tsubo») 

Aunque se originó en Japón, tiene sus raíces en la Medicina China Tradicional, se fundamenta en las premisas de la acupuntura. El masaje Shiatsu se basa en el hecho de que el cuerpo está recorrido por Meridianos energéticos y usa la presión de los dedos y el masaje sobre lugares específicos del cuerpo para favorecer la circulación de estos flujos energéticos en él, mejorando así la vitalidad y el bienestar. El masajista actuará ejerciendo presión con los dedos «tsubo», logrando así equilibrar la energía de todo el cuerpo.

Masaje Metamórfico

Es una técnica fácil de aprender y de aplicar, muy sutil, sin dolor ni sufrimiento para el paciente. Podemos insertar su práctica en la vida cotidiana, con la pareja, con la familia y también entre amigos. En este masaje, el terapeuta actúa sólo como catalizador, despertando el sanador interior, el poder innato que todos poseemos. A través de los suaves toques en los puntos reflejos de médula espinal el receptor activa su poder de acción desbloqueando los flujos energéticos, así como restableciendo la conexión armoniosa con el Ser. Se utiliza para ayudar en la sanación de enfermedades y problemas de toda índole a cualquier edad y como herramienta de autoconocimiento y crecimiento personal.

Masaje celular 

El Masaje celular es sencillo, muy sencillo… a la vez que profundo e ilimitado. Nuestro organismo es un microuniverso, unido en la energía de la cual estamos formados y que late en nuestras células, con la Energía de todo lo que nos rodea. Cada uno de nosotros formamos parte, cómo una minúscula célula, al Universo al cuál pertenecemos. Así como cada una de nuestras células está en conexión con todas las demás, influyéndolas y a su vez siendo influidas por éstas, cuando estimulamos un punto preciso de nuestro organismo, esta estimulación llega plenamente al resto. Si beneficio un solo punto de éste organismo, el resto se beneficia también. Esta terapia se integra de forma física y mental siguiendo las directrices que yo, el ser, doy desde mi conciencia más armónica, pacífica y amorosa, a mi mente y a mi cuerpo. A mi mente para dirigirla con los pensamientos más positivos y beneficiosos; a mi cuerpo, y en especial mis manos, para llevarlas de forma suave y justa a los puntos y zonas que necesitan de más cuidados en ese momento. El masaje aplica los movimientos sobre la cabeza, manos, pies y columna vertebral. Activando y armonizando esas zonas, a la vez que las relajamos, estamos dirigiéndonos y llegando al origen de nuestra existencia, al igual que al instante en el que fuimos concebidos entrando en el vientre de nuestra madre, el tiempo que permanecimos dentro de ella hasta el nacimiento físico, y las etapas de infancia, adolescencia y vida adulta hasta nuestro instante presente.

Espacio de trabajo  

Estas técnicas de masajes y relajación deben realizarse siempre en lugares tranquilos con una música suave, con aceites, geles, cremas o esencias aromáticas para facilitar la manipulación y así lograr liberar los bloqueos de energía, facilitando el flujo del Chi.

Reacciones  

Es probable que sienta cansancio el día posterior al del primer masaje, pero es una reacción natural debida a la eliminación de las toxinas.

El dolor de todo tipo, el físico ya sea superficial o profundo producido por agentes externos o internos como nuestra propia psique, es una limitación que podríamos solucionar o mejorar grandemente con la aplicación de una o más técnicas de masajes.

Sin olvidarnos que también es una fuente de placer y relajación.

Purificación González
www.lotosalud.wix.com